Los peores videojuegos de 2016, según Somos ESET

Ya te contamos cuáles fueron los mejores videojuegos de 2016 y los más esperados de 2017, pero todavía nos queda un top más. Hoy, te invitamos a recorrer el sinuoso camino que nos llevará a ver cuáles fueron los peores títulos, los más aburridos y que no estuvieron a la altura de todo 2016, en nuestra opinión, por supuesto.

Así que, sin más preámbulo, te presentamos nuestra lista (negra) de los peores videojuegos de 2016 🙂

 

No Man’s Sky
Por Santiago Achiary

 

 

Una de las decepciones del año fue, sin lugar a dudas, No Man’s Sky y decididamente fue el juego que más controversia despertó durante 2016. Desarrollado por el estudio Hello Games había despertado un gran interés en la comunidad gamer ya que se había mostrado por primera vez en diciembre de 2013, y prometía ser un sandbox exploratorio con temática espacial y gráficos de última generación. Asimismo, en la previa se hablaba de un juego enorme, que hasta enamoró a los medios especializados.

Lamentablemente, al momento del lanzamiento todo se  desmoronó: en primer lugar, el juego presentaba graves problemas de funcionamiento, algo a lo que la comunidad gamer se ha acostumbrado últimamente, dado que ya hemos asistido a varios lanzamientos “incompletos” en los últimos años (la versión de Batman Arkham Knight para PC es un ejemplo perfecto). Pero en la medida que fueron pasando los días, nuevos inconvenientes fueron surgiendo: en principio, la calidad de los gráficos que se habían presentado en la previa no se correspondían con lo que efectivamente se veía en el juego.

Tal era la desazón que algunos usuarios denunciaron al estudio por publicidad engañosa, algo que por suerte para ellos no prosperó, pero golpeó su credibilidad. Esto, además, tuvo otra consecuencia muy importante: Steam decidió dejar de publicar imágenes de carácter ilustrativo de los videojuegos y ahora los estudios deben publicitar sus juegos con imágenes del gameplay real.

A esto se le sumaron una serie de tuits desafortunados del creador del juego, Sean Murray; una actualización lanzada un mes después que se suponía que era para arreglar errores y que hizo que todas las partidas previas no pudieran ser continuadas; y hasta un porcentaje de devolución muy alto por parte de los compradores (de hecho Sony emitió un comunicado que decía que cualquier jugador que hubiera jugado menos de 50 horas podía recibir su dinero de vuelta).

Desafortunadamente para los gamers, No Man’s Sky no estuvo ni cerca de todo lo que se había prometido y desnudó un fenómeno muy frecuente en los últimos años: el “hype” (o expectativas en español) desmedido previo a un lanzamiento.

Pokémon GO
Por Santiago Sassone

 

 

Sí, Pokémon Go. Y no, no me confundí. Este juego llegó a nuestras vidas como una revolución, especialmente para los que crecimos en la década del 90. Recuerdo que cuando vi los trailers no lo podría creer, estábamos antes el sueño hecho realidad de toda una generación que siempre quiso convertirse en un maestro y entrenador Pokémon.

Al principio, allá por agosto de 2016 (al menos en Argentina), todo era de color rosa. El hype y las expectativas se consolidaron en un juego que nos ocupó la vida entera. Todo era Pokémon: jugar cuando íbamos a comprar comida en la oficina; al ir a la parada del colectivo; volver caminando a casa (por más de que quedara a 40 cuadras); salir por la noche de cacería a plazas y lugares de mi ciudad a los cuales no fui en años, pero que empecé a (re)conocer porque había una gran concentración de especies; entre muchas otras diferentes alternativas. Todo el mundo decía que iba a ser peligroso, que nos iban a robar, pero no contaban que en aquellos lugares podían llegar a haber 200 o 300 personas jugando todas juntas. Pero la emoción siempre baja…

Hay que hacer una aclaración para poder seguir: lo bueno de los videojuegos ahora es que son como un servicio, se actualizan constantemente para que nunca se acaben. Los desarrolladores suman nuevos personajes, modos de juego, skins, eventos temáticos, etc. Pokémon Go no iba a ser la excepción, ¿cierto? Mmm… ¿cierto?

Lamentablemente, lo fue. Las actualizaciones tardaban semanas en llegar y, cuando lo hacían, eran insatisfactorias. Semanas de trabajo para desarrolladores y de espera para gamers que se traducían en menos usuarios activos y más bajas. Los elementos clásicos de la serie nunca llegaron (hablamos de los intercambios y las luchas entre entrenadores), y ni siquiera pudieron lanzar la primera generación completa (faltan las aves legendarias de Kanto, Mew y Mewtwo).

Y así, en escasos cuatro meses, Pokémon Go se fue estancando. Se convirtió en un videojuego que se congeló, que no ofrecía nada nuevo y terminó por aburrir a sus usuarios. Honestamente, una gran decepción, porque tenían todo (hasta a los medios de comunicación masivos y especializados) a su favor para triunfar.

Hoy, haciendo esta retrospectiva, debo decir que fue un juego chato, que solo jugué porque tenía el nombre de Pokémon en el título.

Mighty No. 9
Por Ornella Rusciano

 

 

Luego de un kickstarter muy exitoso fundado al 100 por ciento por los sueños de quienes deseaban revivir a Mega Man, Mighty No. 9 llegó… pero lo hizo con muchísima demora, solo para rompernos el corazón y dejarnos infelices con su escasa duración de tres horas.

Este plataformero tuvo de las peores críticas del año, no solo por contar con niveles cortos y rápidos de superar, sectores completos de relleno, sin ninguna utilidad para el jugador, y los peores controles que vi en años. La última creación de Keiji Inafune no logró llegar ni a los talones de la gran franquicia a la que pretendía homenajear. Esto último, creo, podría deberse a que su desarrollo tuvo muchísimas trabas y demoras, principalmente por la falta de derechos sobre Mega Man, a pesar de haber contado con el padre del juego a la cabeza del proyecto.

Otro gran problema de este juego es que, siendo de plataformas 2D, uno esperaría que sus jefes tuvieran un nivel de dificultad superior a medida que se van pasando las pantallas. Pero en este caso, los bosses tienen dificultades tan desproporcionales que son los primeros dos los que más problemas nos causan, y los siguientes, cada vez más cercanos al final, los más fáciles de vencer. Esto logra un efecto muy malo: acelera el juego (que de por sí es corto) y nos restringe la posibilidad de superarnos durante la experiencia (básicamente, el ABC del diseño de los videojuegos).

Quizá el problema no fue el juego en sí, sino que vendió como el sucesor de un un clásico de clásicos. Quizá los desarrolladores no quisieron hacer un juego AAA, sino uno mobile (como muchos dicen que debería haber sido), pero por motivos ajenos a los fans, tuvieron que hacer una adaptación de ambos… nunca lo sabremos.

 

Cabe destacar que si bien el equipo gamer de ESET eligió a estos tres exponentes, hubo algunos otros que también llegaron a la lista y que merecen un espacio. Así que, a continuación, incluimos una mención especial:

The Division

 

 

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas? ¿Te aburriste con alguno de estos videojuegos? ¿Incluirías otro en la lista? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios!

4 series animadas basadas en videojuegos que tal vez no conozcas

Desde #GamersESET queremos compartirles nuestra selección de las mejores series animadas basadas en videojuegos en este #MesDelOrgulloNerd

Día de Goku: personajes de Dragon Ball como funcionalidades de ESET

Comparamos las funcionalidades de las soluciones de ESET con los personajes de esta mítica serie Dragon Ball.

ESET recibe el mejor puntaje por su protección para endpoints en la prueba de SE Labs

ESET recibió por tercera vez el reconocimiento de SE Labs por su protección para endpoints. Entérate más sobre este premio aquí.

Posts recomendados