Ghost in the Shell: rastreando los orígenes del hacking en la cultura popular

La semana pasada se estrenó la adaptación en “live action” de Ghost in the Shell, y como fieles fanáticos del cine y la tecnología no nos pudimos aguantar para verla. ¿No sabes de qué trata? No te preocupes, este post entonces es para ti 🙂

Hoy nos complace volver a contar con la opinión más que autorizada de Josep Albors, Head of Awareness & Researchde ESET España, que ya vio la película y nos cuenta su análisis, complementándolo con una reflexión de esta saga, luego de seguirla de cerca durante más de 20 años.

Los orígenes

Ghost in the Shell (GITS) es obra del mangaka Masamune Shirow, inicialmente publicada a partir de mayo de 1989 en la revista Young Magazine de la editorial Kōdansha. Shirow no era ningún desconocido para los lectores de manga puesto que ya a principios de los años 80 empezó a publicar sus primeras creaciones, primero en fanzines y luego en grandes editoriales japonesas.

Justo cuando en Japón se empezaban a notar los primeros efectos de la burbuja inmobiliaria y los excesos de la década de 1980, que llevó a convertir a ese país en la vanguardia tecnológica del planeta, apareció la que sería su obra más conocida. GITS supuso para el género ciberpunk algo parecido a lo que pocos años atrás había representado la novela Neuromante de William Gibson.

Cuando los que éramos adolescentes a principios de los ’90 conseguimos echarle mano a uno de los primeros números publicados en occidente comprendimos que estábamos ante algo diferente, puesto que este cómic te hacía pensar (y mucho) sobre cuestiones filosóficas que, incluso a día de hoy aún están por debatir.

ghost-in-the-shell_anime-623x432

 

A grandes rasgos, se podría resumir que su argumento gira alrededor de los casos que la Sección 9 (un organismo especial que responde directamente ante el gobierno japonés) tiene que resolver; pero estos casos son especiales, puesto que se trata de ciberdelitos, como el hackeo de sistemas y personas. Pero esta sección no se limita a investigarlos desde detrás de una pantalla, por el contrario, tienen capacidad operativa para resolver de forma expeditiva y contando con recursos especiales como los siempre adorables Tachikomas.

Sin embargo, el argumento es mucho más que las andanzas de un grupo de operaciones liderados por la Mayor Motoko Kusangi, y Shirow aprovecha para exponer cuestiones filosóficas de lo más profundas sobre qué se puede considerar humano y los límites entre el hombre y la máquina, además de acompañar las viñetas con todo tipo de anotaciones técnicas a pie de página que, a un adolescente como yo le causaban importantes dolores de cabeza en aquel entonces.

Adaptaciones a la pequeña y gran pantalla

El mundo creado por Shirow permaneció en las páginas de sus mangas hasta 1995, año en el que otro genio como Mamoru Oshii decidió adaptar esta obra a la gran pantalla en forma de película de animación. Esta no solo adaptó parte de lo que ya habíamos visto en el manga, sino que además la dotó de una carga filosófica aun mayor, si cabe.

No son pocos los directores que se han declarado influenciados por esta adaptación a la gran pantalla. Sin ir más lejos, las hermanas Wachowski, creadoras del universo Matrix, confesaron que una de sus musas inspiradoras sin dudas fue la obra de Shirow y, en especial, la película de Oshii. Eso es algo que se puede comprobar en varias escenas de la trilogía y, en parte, en el enfoque filosófico de la toda la historia de Neo.

ghost-in-the-shell-pelicula

 

Asimismo, GITS cuenta con tres series de animación conocidas como Ghost in the Shell: Stand alone complex, Ghost in the Shell: Stand alone complex 2nd GIG y Ghost in the Shell: Arise. Es en estas series donde vemos con más detalles la labor de la Sección 9, cómo hacen frente a ciberdelincuentes de la talla de “El hombre sonriente”, cómo destapan conspiraciones de gobiernos extranjeros (o del suyo propio) y donde los Tachikomas cobran un merecido protagonismo por su manera de pensar y actuar.

¿Y en qué lugar queda la recién estrenada adaptación protagonizada por Scarlett Johansson? Tras haberla podido ver un par durante de veces el pasado fin de semana, podríamos decir que es una reimaginación de la primera película con algunas tramas y conceptos sacados de Innocence (segunda película de Oshii basada en el universo de GITS) y Stand Alone Complex. Para quienes se inicien en el universo de GITS sirve perfectamente, a pesar de que la carga filosófica ha sido rebajada notablemente aunque manteniendo las ideas clave e incluso lanzando algunos guiños a los fans del manga y el animé.

Así pues, y sin querer soltar ningún spoiler, es un filme recomendable, incluso para los que no conocen este universo. No hace falta conocer nada de la obra de Shirow para captar el mensaje de la película y el ritmo está bien llevado para impedir que los espectadores se aburran o pierdan puntos importantes del argumento. Como fan de esta obra le daría un merecido notable, con algunas cosas mejorables de cara a una posible secuela, pero mucho mejor de lo que algunos nos esperábamos.

Su influencia en el mundo hacker

En los años 90 no era algo extraño, aunque sí muy innovador, hablar del ciberespacio, las conexiones entre equipos (previas a Internet), la inteligencia artificial y demás cuestiones vinculadas con la tecnología. Sin embargo, hoy en día estos temas siguen vigentes y cada vez se ven más, no solo en el arte y el entretenimiento (como en el cine y los videojuegos), sino también en el mundo físico.

¿A qué nos referimos? A los implantes tecnológicos en seres humanos, la Internet de las Cosas, las ciudades inteligentes y hasta la creación de una inteligencia artificial que pueda mantener una conversación con un ser humano como si fuera un par. Shirow, casi como haciendo una apuesta a ciegas, se puso a escribir sobre estos temas y los presento en GITS con una precisión casi suiza. Además, no debemos olvidar que toda la historia transcurre en Japón entre 2029 y 2032.

Si quieres leer un análisis más detallado de cómo impactan hoy en día estas ideas sobre el transhumanismo, el biohacking y la inteligencia artificial en general, además de abordajes sobre ataques reales que tienen su correlato en GITS, no olvides leer la continuación de este post en WeLiveSecurity.

¿Y tú que piensas de este manga? ¿Lo leíste o viste alguna de sus películas? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios!

La autoría del post es de Josep Albors, Head of Awareness & Research de ESET España.

Imagen gentileza de The Master Shake Signal en Flickr. Licencia Creative Commons CC BY-SA 4.0.

4 series animadas basadas en videojuegos que tal vez no conozcas

Desde #GamersESET queremos compartirles nuestra selección de las mejores series animadas basadas en videojuegos en este #MesDelOrgulloNerd

Día de Goku: personajes de Dragon Ball como funcionalidades de ESET

Comparamos las funcionalidades de las soluciones de ESET con los personajes de esta mítica serie Dragon Ball.

ESET recibe el mejor puntaje por su protección para endpoints en la prueba de SE Labs

ESET recibió por tercera vez el reconocimiento de SE Labs por su protección para endpoints. Entérate más sobre este premio aquí.

Posts recomendados