Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

diciembre 15, 2017

Las grandes decepciones en videojuegos de 2017

ESET

Categoría de la Nota

A mitad de este año, los miembros del Equipo Gamer de ESET eligieron sus videojuegos predilectos luego de la E3, la feria gamer más grande e importante del mundo; si no leíste ese post, te recomendamos que lo hagas haciendo clic aquí. Y te lo pedimos, dado que hoy vamos a contarte cuáles fueron las decepciones más grandes que tuvimos este año en materia de videojuegos, y varios de ellos fueron, ni más ni menos, los que habíamos elegido como esos que nos emocionaban y levantaban las pulsaciones.

BattleFront II
Por Santiago Sassone

 

En junio de este año, precisamente en nuestro post de videojuegos predilectos de lo que se presentó en la E3, yo elegí BattleFront II. Y hoy, al hacer las peores decepciones del año, tengo que, lamentablemente, repetir mi elección. Repasemos, punto por punto, lo que EA hizo mal a un nivel tan alto que hasta logró algo increíble: que la comunidad gamer (algunos ni siquiera fanáticos de BattleFront y/o el universo de Star Wars) se uniera y boicoteara este lanzamiento al punto de que el día mismo del estreno del juego, EA tuvo que cambiar su más polémica práctica: las loot boxes (también conocidas como las microtransacciones, un nombre más real, pero con menos marketing).

  • Historia single player: esto fue muy bien recibido cuando EA anunció la secuela de BattleFront, ya que el de 2015 era solo multiplayer. Sin embargo, lo que se entregó no era bueno ni cumplió con las expectativas de la comunidad. Para empezar, solo duraba unas ocho horas, algo muy por debajo de la media de un título AAA, pero lo peor es que se lo vendió como parte del canon de la historia, con un personaje nuevo y desde el punto de vista del imperio. De más está decir que esto enloqueció a los fans, dado que no es común ver la historia desde el lado oscuro de la fuerza, pero al final fue un bluff: al ratito del comienzo, el personaje de Iden Versio se une a la resistencia…
  • Sistema de progresión: basado en loot boxes que podías conseguir luego de unas cuatro o cinco horas de juego, una cantidad considerable de tiempo, sobre todo para encontrarte con que algunas de las recompensas de esta trabajo podían ser “poses de victoria” o “emotes” inservibles. Los recursos que sí importaban para que pudieras mejorar armas, star cards o una categoría de personaje que te interesara son increíblemente escasas, lo que alentó a la comunidad a pensar que esto era adrede para invertir más dinero en el juego y comprar las cajas vía microtransacciones.
  • Créditos: divisa que en el juego permitía comprar las cajas para progresar, y se gana un lugar aquí por cuestiones bien simples: no estaban vinculados a la performance del jugador, sino del equipo. Por ende, uno podía simplemente moverse por ahí sin hacer nada y ganaría los mismos créditos que el MVP de la partida.
  • Bloqueo de personajes clásicos: para desbloquear a Darth Vader y Luke eran necesarios 60 mil créditos, lo que eran aproximadamente 40 horas de juego, sin contar pantallas de carga y sin usar créditos para cualquier otra cosa. Leia, Chewacca y otros personajes también tenían un bloqueo, aunque más pequeño. Luego del escándalo que esto representó para los fans, EA bajó los costos, pero el daño ya estaba hecho.
  • Divisa Premium: lo que se traduce a dólares y que por una módica suma podías evitarte horas y horas de farming de créditos para “comprar” las loot boxes. Esto es aceptable por la comunidad en un juego gratuito, pero en uno en donde ya habíamos pagado entre 60 y 70 dólares, fue la gota que colmó el vaso.
  • Pay2Win: lisa y llanamente, es pagar para ganar. Más allá de las habilidades (que en un juego así son muy importantes), aquel jugador que había pagado más tendría mayores ventajas para ganar en un duelo mano a mano con un rival. Y no es que el dinero fuera el tema, sino que el sistema de progresión era tan lento (algo a propósito como dije antes) que la diferencia en cantidad de horas era enorme entre los pacientes y los que abrieron la billetera.

La verdad que podría seguir horas y horas hablando de esto. EA, simplemente, hizo las cosas demasiado mal y quiso tratar de salirse con la suya, diciendo cosas como que “a los jugadores no les gusta tanto jugar juegos single player”, o que “los bloqueos de los personajes eran para dar un sentimiento de recompensa y logro de los jugadores”. Y esto, insisto, es solo un resumen del tema que, increíblemente, llegó hasta el Congreso de los Estados Unidos, ya que algunos congresistas se dieron cuanta de que el sistema de microtransacciones es similar a las apuestas, por ende, los juegos que tengan este sistema deberían ser para mayores de 18 o 21 años, según la legislación doméstica de cada país.

Todo esto es una gran lástima, ya que cuando juegas y ves el juego es realmente bueno, entretenido y con todo el potencial de haber sido quizá el mejor de Star Wars de la historia. Lamentablemente, la codicia jugó un papel aquí, esperemos que los desarrolladores aprendan del caso.

Mass Effect: Andromeda
Por Santiago Achiary

 

2017 nos trajo juegos memorables que continuaremos jugando durante 2018 y que muy seguramente tengan continuaciones. Pero 2017 nos hizo tomar algunos tragos amargos y probablemente uno de los peores fue lo que sucedió con Mass Effect: Andromeda. Es que más allá de las cuestiones técnicas, que luego repasaremos y que puedes ver en el video de más arriba, la peor decepción del juego fue “romper” una franquicia legendaria.

Hagamos un poco de historia: la trilogía Mass Effect fue desarrollada por Bioware durante la generación de consolas anteriores y posiblemente se trate de la mejor trilogía de videojuegos de la historia ya que sus tres entregas son de un nivel superlativo y parejo. Las aventuras del Capitán Shepard tenían acción, exploración, condimentos RPG como posibilidades de desarrollo de personajes, un gran abanico de diálogos y de relacionamiento con otros personajes, y mucho más. Pero en 2012, esta historia llegaba a su fin.

Para la E3 de 2016 ya teníamos un trailer con jugabilidad y lucía increíble. Sabíamos que la historia no iba a ser una continuación, pero las expectativas eran enormes. Hasta que se lanzó el juego. Allí nos encontramos con problemas de animaciones gravísimos, que rompían totalmente con el encanto del juego y que por más que fueron solucionados con parches, ya habían hecho todo el daño posible: ya nadie recuerda la historia, ni la jugabilidad de “Andromeda” y de momento la franquicia Mass Effect se encuentra pausada.

Horizon Zero Dawn
Por Juan Mártin Verrelli

 

Déjame empezar esta opinión con un hondo y fluido suspiro desde el fondo de mi corazón. Si bien algunas experiencias cinematográficas en el pasado nos han demostrado que, a pesar de tener dinosaurios involucrados, las cosas pueden salir mal, es muy difícil no esperanzarse cuando estas magníficas bestias están involucradas en el desarrollo de un juego tan esperado como lo fue el Horizon Zero Dawn. Si estás leyendo esta nota sin haberlo jugado, probablemente te preguntes porque un nominado al GOTY se encuentra en esta lista. Si estás leyendo esta nota habiéndolo jugado, probablemente sepas qué fue lo que le arrebató el título.

Horizon Zero Dawn nos cuenta la historia de Aloy, una chica que vive como exiliada en un mundo post-apocalíptico infestado de robots-dinosaurios bastante violentos y su camino a descubrir quién es, y porqué el mundo terminó de esta manera. El desarrollo de la historia es bastante simple, y para mi gusto personal, peca de breve, aunque hay muchas horas por jugar si tu espíritu de coleccionista es de alto calibre. El juego cuenta con mecánicas bastante clásicas y nada sale de lo común (roll, hit, repeat). Los detalles en las personalidades de los personajes son un agasajo, y el hecho de que Aloy hable sola cuando se disparan ciertos eventos le da una profundidad muy satisfactoria al personaje.

Ahora, que alguien me explique por qué agregaron un sistema de monturas en el juego y por qué no está en los robots-dinosaurios gigantescos. Para desplazarse por el mundo, el juego usa un sistema de monturas donde se puede sobreescribir o hackear el comportamiento hostil de una máquina para que esté a tu favor. Y se pueden destrabar en (casi) todas las máquinas disponibles del juego completando ciertas misiones.

Ahora bien, por qué nos ilusionan con un sistema de monturas, y que luego de sangre y sudor derramados para sobreescribir a ese Thunderjaw sin lastimarlo demasiado, por qué, por qué no nos dejan coronarnos como los cazadores estrellas en la historia y llegar a las ciudades en estas majestuosas bestias. Si me preguntas por qué Horizon Zero Dawn falló en conseguir el GOTY, esta es la razón que encuentro.

Si algo aprendimos de los juegos del pasado (gracias, por tanto, Shadow of the Colossus), es que a los gamers nos encanta completar misiones y peleas de proporciones ridículamente disparejas en nuestra contra, y una vez victoriosos, recompensarnos con subirnos a estas bestias. En un mundo donde podemos hacer dóciles a estas máquinas una vez vencidas y el sistema de monturas existe, me parece un desperdicio de potencial increíble no poder subir a los robot-dinosaurios más desafiantes de todos.

Por supuesto, siempre va a tener puntos a favor por ser una idea original y refrescante en una época donde Mario y Zelda siguen siendo contendientes en el premio del juego del año. No obstante, es un juego chato, con mecánicas ya vistas en cientos de otros títulos donde su única oportunidad de brillar era generar una sola lógica original que lo diferenciara de los demás (y lo haga memorable), y no supo explotar el potencial de su propio y muy hermoso folklore.

¡Y así concluimos el post de hoy! ¿Qué opinas? ¿Coincides con la lista? ¿Tuviste la mala suerte de haberte cruzado y decepcionado con los juegos de la lista? ¡Cuéntanos tus opiniones en la caja de comentarios! Y recuerda que completando la encuesta gamer de diciembre puedes participar del sorteo de un juego de Steam.

Créditos imagen: ©BagoGames/flickr.com


ESET

Coordinación del área de Comunicación Corporativa que incluye la gestión de mensajes de la empresa a los diferentes públicos de interés mediante newsletters, materiales educativos (artículos, whitepapers, infografías, etc.) y multimedia (podcasts, videos), además de gestionar y definir en...

>   Ver más

Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

¡Gracias por visitar nuestro blog! Deja tu comentario

  Subscribe  
Notify of