3 (malas) películas basadas en videojuegos

Las últimas dos semanas te hablamos de videojuegos que se hicieron en base a una película, y títulos míticos que sin dudas meren una. Sin embargo, a esta trilogía le faltaba su tercer acto, el más polémico de todos: videojuegos que se adaptaron a la pantalla grande. La lista probablemente sea larga, pero aquí te mostramos tres (malos) ejemplos que seguramente van a generarte alguna rabieta.

Silent Hill
Por Santiago Sassone

 

Desde mitad de los ’90 hay dos franquicias que están en plena puja por llevarse el lugar de reinado sobre el género de survival horror. Hablo de Silent Hill (SH) y Resident Evil (RE), pero no tomes esto como algo actual, por favor; de hecho, la actualidad no es ni por asomo lo mejor que estos dos pesos pesados supieron mostrar a los gamers. Hoy en día este género tiene muchísimos exponentes (incluso mejores que SH y RE), pero que llevan en su ADN varios homenajes a las creaciones de Capcom y Konami.

Como generalmente sucede con algo que es muy exitoso, los productores intentaron llevar estas historias a otros formatos, siendo el cine uno de los más atractivos para una historia de terror. RE llegó primero, en 2002, con dos nombres conocidos en el cast. No obstante, la película, en mi opinión, fue regular, pero lo peor es que disparó una “saga” que duró seis filmes, uno más horrible que el otro.

SH, por su parte, tuvo un desarrollo más lento, quizá porque esta franquicia es un poquitito más de nicho que RE y nadie estaba pidiendo a gritos su adaptación cinematográfica. Independientemente de que nadie lo hizo, en 2006 llegó la película y, lamentablemente, también fue pésima. Y más allá de los detalles técnicos, las actuaciones y la dirección, el problema a mí criterio radica en dos cuestiones.

Expectativas: el público objetivo de esta película es el gamer que jugó al juego o al menos escuchó hablar de él. Esa audiencia amó la experiencia, tiene grabado en sus retinas los momentos más perturbadores, oscuros y tétricos de la historia, y va a esperar encontrar eso mismo en una película, sobre todo cuando el marketing de la misma siempre giró en torno a que era una experiencia escalofriante. Obviamente, no tenían a Hitchcock, Argento, Carpenter o Romero, y no entregaron eso (por lejos). El juego ponía al terror en el centro de su narrativa, y esta película no llegó a poner nervioso ni al más asustadizo.

Roles: la esencia del videojuego es que uno, como gamer, es parte del mismo. Tenemos que ponernos en la piel de un personaje, tomar decisiones, celebrar cuando acertamos y sufrir cuando erramos, pero lo más importante de todo es que compartimos el punto de vista del héroe, estamos ahí con él y todo lo que a él le pasa, nosotros lo experimentamos también. El cine tiene una lógica muy diferente, donde somos espectadores, y si bien podemos empatizar con los personajes, no podemos hacer nada por ellos ni con ellos. Esto aplica a todos los géneros, sobre todo en el terror, dado que es un género donde la ambientación, el clima, la tensión y la inmersión son vitales para conseguir el efecto. El juego nos pone en ese mundo de horror, nos hace explorarlo sin saber nada, nos hace enfrentar a monstruos sin posibilidad de defendernos y donde sabemos que podemos morir. En el cine, no podemos hacer nada de todo esto, vemos la aventura en tercera persona lejos de todo peligro y sabemos, más o menos, cómo va a terminar la historia, así que la tensión de la muerte o de tener que escapar es inexistente.

Max Payne
Por Santiago Achiary

 

Antes de comenzar a hablar de la película en sí, hay tres cuestiones asociadas a las adaptaciones cinematográficas de los videojuegos que me parecen interesantes destacar y que quizá explican el poco éxito con el que se han realizado hasta el momento. La primera es que es todo un desafío poder adaptar una experiencia de unas 20 horas promedio de juego en dos horas de cine. Lo cual nos lleva al siguiente punto y es que en general, muchas premisas de las historias de los videojuegos tienen mucho sentido para su ámbito original y no tanto para desarrollar una película (convengamos que para que un juego pueda durar unas 20 horas, son necesarios muchos giros en la historia, algo que para dos horas de película puede ser un poco abrumador). Y el último punto tiene que ver con que existen algunos casos en los que la “esencia” del juego se hace difícil de poder llevar a la pantalla grande.

Un claro ejemplo de este último punto lo constituye Max Payne, un hit a nivel consolas con una historia violenta y oscura de un detective al borde de la ley que busca vengar la muerte de su familia. Hasta aquí, no difiere demasiado de algunas historias que Hollywood ha elegido contar, pero la realidad es que la película de 2008 está muy lejos de hacerle los honores a un juego que tiene varios fanáticos alrededor del mundo.

Sucede que la película protagonizada por Mark Wahlberg (que tuvo la gran idea de negarse a jugar a los juegos antes de rodar la película, quién sabe porqué…) queda a mitad de camino completamente: no termina de ser una película interesante por tratar de ceñirse a la historia original ni respeta la esencia original del juego. Y es que para no obtener una calificación de audiencias R (una de las más altas y que podría haber representado una restricción fuerte al público que pudiera ir a verla) el director John Moore debió dejar de lado varios aspectos característicos de la historia de Max: oscuridad, violencia y sangre. Esto hizo que rápidamente los fanáticos del juego le dieran la espalda y la posibilidad de una secuela (esbozada en la escena post-títulos) haya quedado sepultada.

Y si te lo estás preguntando: sí, hay una escena de bullet time pero no justifica tener que ver la película.

Street Fighter: The Legend of Chun-Li
Por Ornella Rusciano

 

Street Fighter es una de las sagas de videojuegos de pelea que más fanáticos tiene alrededor del mundo. Desde su lanzamiento a principio de los ’90, no ha dejado de sumar jugadores fieles que no dudan en elegir la marca y apoyar cada nueva edición, por sobre todas las otras opciones geniales que también ofrece el mercado de los juegos de pelea (Mortal Kombat, King of Fighters, Tekken, etc.). Pero lamentablemente, este fanatismo no se ha podido traspasar a la pantalla grande, debido a que la primera adaptación hecha de la historia, a pesar de haber sido un éxito comercial, y contar con un elenco de celebridades muy populares como Jean-Claude Van Damme, Raul Julia y hasta la cantante Kylie Minogue, tuvo que alterar muchísimo la historia original.

Pero cuando en 2009 se anunció que junto al lanzamiento de Street Fighter IV, también vería la luz una película, los fanáticos suspiraron con esperanza, creyendo que se haría justicia. Imagina la decepción de todos cuando finalmente pudimos verla… Desde el detalle, no cuenta con un cast tan impresionante como “La última batalla”, y sumado a eso, la historia está centrada en la venganza de Chun-Li y en sus ambiciones de ser pianista, pero tuvo que terminar luchando contra M. Bison para vengar el secuestro de su padre.

Si esta review te dio ganas de darle una chance a la película, piensa en Chun-Li pianista y se te va a pasar. No solo no la recomiendo, sino que espero que algún día, un fan con mucho dinero, logre organizar una superproducción que haga justicia a todas las malas reversiones por las que ha pasado Street Fighter hasta ahora.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas? ¿Recuerdas alguna otra adaptación en el cine de un videojuego? Y si quieres leer sobre algunas otras de estas adaptaciones, puedes leer nuestro otro post al respecto, donde reseñamos Doom, Super Mario Bros., Resident Evil, Mortal Kombat y Street Fighter.

Por último, no olvides que la encuesta gamer de este mes se encuentra activa; solo debes completar con tus datos y opiniones sobre la temática y participarás por un juego a elección en Steam.

Créditos imagen: ©BagoGames/flickr.com

Conectados, entrá en acción: Día de la Niñez

Te contamos sobre nuestro programa de voluntariados en ESET: Conectados-Entra en acción.

4 documentales gamer que no te puedes perder

Te recomendamos 4 documentales imperdibles sobre el mundo de los videojuegos.

¿Utilizas cracks en tus juegos? Cuidado, pueden ocultar malware

Qué son los cracks y por qué debes tener cuidado con ellos a la hora de jugar. En #GamersESET te lo contamos.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados