Mes del Orgullo nerd: Videojuegos de Star Wars, ¿acierto o error?

Como viene sucediendo durante los últimos tres o cuatro años, se estrenó una nueva película del universo Star Wars. Esta vez le tocó el turno al anhelado spin-off de Han Solo, un filme en donde vamos a ver los comienzos del personaje, del inicio de su amistad con Chewbacca y Lando, y de cómo pasó de ser un piloto del Imperio Galáctico a ser uno de los íconos de la victoria de la Alianza Rebelde.

El Equipo Gamer de ESET se considera muy fanático de Star Wars y qué mejor que hacer un post evaluando los vidoejuegos de Star Wars para continuar celebrando el Mes del Orgullo Nerd. Sin más preámbulo, aquí una nueva entrega de “Acierto o Error”, en este caso sobre la creación de George Lucas.

Star Wars The Clone Wars: Republic Heroes
Por Ornella Rusciano

 

Cuando en 2008 llegó a la pantalla chica la serie animada Star Wars The Clone Wars, que continuaba con la historia de la película que se había estrenado el año anterior en la pantalla grande, muchos de los fans se reencontraron con su niño interior para sintonizar regularmente Cartoon Network y disfrutar de los nuevos episodios que llegaban a Latinoamérica. Por supuesto, gracias al éxito de la serie (que llegó a tener 6 temporadas), y el seguimiento de sus fans, era de esperarse que Lucas Arts no se tardara en lanzar un juego para casi todas las plataformas disponibles en ese momento. Tal es así que en 2009 Republic Heroes vio la luz; un juego de acción y aventura en el que podíamos usar a nuestros personajes favoritos de la serie para recorrer los escenarios y pelear con sables láser como si estuviéramos dentro del universo de Star Wars.

¿El problema? Gráficamente el juego parecía estar hecho para Windows 98, los diálogos eran incluso peores que la película menos favorita de toda la saga (dejo que elijas la que menos te haya gustado, y bueno… el juego tiene aún peores diálogos), y en lugar de tener un tutorial al inicio del juego y luego dejarnos libres para explorar, equivocarnos y aprender de nuestros errores, Yoda está casi completamente comprometido en interrumpir cada momento de juego para dejarnos consejos poco útiles que probablemente venimos utilizando desde el minuto uno.

Cualquier persona que alguna vez jugó al menos un rato a cualquier juego de plataformas, sabe que la base está en saltar de una superficie a otra, teniendo en cierta forma el control de dónde va a aterrizar nuestro personaje para, de esta forma, desafiarnos a aprender a calcular distancias e intensidad de saltos. Y el sistema de plataformas de este juego es directamente repudiable, al punto de que, dependiendo del lugar desde dónde saltemos, nuestro personaje podrá aterrizar correctamente en algún punto automático de la plataforma de destino, o bien, en el vacío absoluto por no considerar correctamente la física y el movimiento.

El veredicto: podría seguir hablando horas de misiones repetitivas e interminables, personajes a los que podrían haberles rendido un homenaje interesante o afectuoso con mejor calidad, y hasta de la cantidad de features desaprovechadas que tiene el juego, pero bastará con decir que Star Wars The Clone Wars: Republic Heroes ha sido una verdadera pérdida de recursos que ha restado a la franquicia, y que realmente no vale la pena jugar más de algunos momentos para probarlo. Sin dudas un craso error.

Knights of the Old Republic
Por Santiago Sassone

 

Para hablar de Knights of the Old Republic (KOTOR) primero tenemos que ser serios y decir que sus creadores son unos chicos que tienen un estudio que se llama Bioware, que seguramente conozcas por algunos “jueguitos” como la trilogía de Mass Effect, la saga de Dragon Age y los míticos Baldur’s Gate; pavadas de títulos, ¿no?

Dejando el sarcasmo de lado, cuando uno entra a la página web de Bioware se encuentra con una suerte de mantra que tienen: Rich Stories, Unforgettable Characters, And Vast Worlds (historias ricas, personajes inolvidables y mundos vastos, en español); y si bien hoy en día los conocemos más por los títulos que te mencioné antes, podría decir sin ningún problema que uno de sus primeros pasos para llegar hasta ahí fue el éxito que lograron con KOTOR, donde por primera vez nos dieron a los fans de Star Wars una experiencia interactiva increíble, profunda, inteligente e innovadora.

Naturalmente, no voy a hablar sobre los gráficos de un juego que tiene más de 15 años, no tiene sentido; lo importante aquí es hablar de la historia, de cómo por primera vez nos enfrentamos como jugadores a un título que nos dejó tomar las riendas de nuestra historia con un guión al mejor estilo “elije tu propia aventura”, y en donde cada decisión tenía un impacto significativo en la orientación que nuestro personaje iba a tener respecto del uso de la fuerza. Lógicamente, hay momentos “críticos” que no pueden evitarse, pero creo que es un juego imposible de spoilear dado que cada creación va a tener su propio camino y color. Si jugaste Mass Effect, entonces conoces al hermano menor de este sistema, ya que KOTOR basaba sus interacciones entre personajes con el mismo sistema de elección de diálogos y el manejo de las consecuencias de las decisiones que tomaras.

Además de todo esto, que ya era no solo innovador, sino que era interesante para los gamers porque nos dejaba jugar a este RPG con total libertad de lo que quisiéramos ser en la Vieja República (unos 4000 años antes de la primera trilogía de Star Wars), tenemos que sumar al cóctel una novedosa forma de lucha que le dio una lavada de cara al típico mecanismo del combate por turnos. A la hora de encontrarte con un enemigo podías pausar el juego, listar comandos y acciones y, luego, retomar el control de la situación y ver cómo todo se desarrollaba. También podías obviar de esta “pausa” y hacerlo en tiempo real, pero esta era una idea interesante que hacía que el combate fuera muchísimo más estratégico. Una vez más, si jugaste Dragon Age: Inquisition, entonces te topaste con el hermano menor de este sistema.

El veredicto: acierto; uno de esos en los que el mundo entero del gaming está de acuerdo como pocas veces se vio. KOTOR fue uno de los baños de fuego más interesantes que vimos en un estudio que supo demostrar su facilidad para contar historias, para poner al jugador en el rol de protagonista y que siempre se esfuerza por innovar y llevar la tecnología al extremo para ofrecer experiencias que se quedan en la memoria de los fans.

Battlefront II
Por Juan Martin Verrelli

 

Hace ya unos lejanos seis meses, luego de mucho marketing y movimientos publicitarios, llegó a nuestras vidas lo que conoceremos como Star Wars Battlefront 2. Este juego, más allá de su jugabilidad o sus características específicas, ha marcado un fuerte evento en la industria dado a el impacto que generó a los pocos días que fue lanzado. Para quien no está familiarizado con la historia en cuestión, Battlefront ofrece una experiencia multiplayer (más que nada) cuyo objetivo era generar épicos campos de batalla en el cual en cualquier momento podría aparecer héroes o villanos de la saga de Star Wars, haciendo referencias a la cinematografía en los objetivos dependiendo de donde se desarrollará la batalla. Pero no importa que tan bien suene la teoría, la tormenta llegó una vez que esto fue llevado a la práctica.

Lo que los jugadores esperaban como un modo competitivo, tristemente se convirtió en un pay-to-win, en el cual uno tenía que decidir si pasaba unas ridículas 40 horas de juego para destrabar una habilidad (te estoy mirando, radio de granada aumentado) o un personaje nuevo a través de la lotería de los loot boxes, o si, por el contrario, decidía gastar cierto dinero para asegurarse las mejores armas y habilidades en el juego. Como es de saber, al depender principalmente del poder adquisitivo del jugador, se generó un desbalance vertiginoso en las habilidades y los poderes de ciertos jugadores contra otros. Este acto de codicia por parte de EA no pasó sin ser notado, y por muchos meses el juego fue objetivo de memes, críticas, discusiones y, al final, de un boicot comercial. Por supuesto, la empresa tomó medidas e intentó arreglar el tema; hoy, seis meses más tarde, las medidas no fueron suficientes y los arreglos llegaron tristemente tarde.

El veredicto: el juego se encuentra en el peor estado que un juego multiplayer puede ofrecer; los matchmakings son eternos (entre 10 y 30 minutos) para los modos estelares en el juego, y una vez dentro solo vas a encontrar muerte constante a mano de gente que ya posee el desbalance inicial y jugó por todas las mejoras. Aparentemente, la mayoría de las personas han decidido gravitar por los modos de juego más tradicionales, como deathmatch, pero si recién estás iniciando en el juego no va a ser lo que buscas en la experiencia que puede ofrecer el Battlefront 2. En cuanto al modo single player, es realmente un filler sin muchas sorpresas y bastante plano que no hace mucho a la experiencia final del juego. ¿Es un acierto? Más allá de la jugabilidad, los gráficos, la banda sonora y el factor nostalgia, la comunidad gaming ha decidido que este juego se convierta en un terrible error, revelándose contra el imperio las empresas y haciendo que estas empiecen a poner el ojo en la categorización de loot boxes como apuestas y en la importancia de un multiplayer bien balanceado.

Dark Forces
Por Santiago Achiary

 

Este juego fue desarrollado por Lucas Arts, el estudio que el bueno de George fundó para complementar las actividades de Lucas Films, y tuvo tal nivel de dedicación que se construyó un motor gráfico (Jedi) especial para su realización. Se trató de la primera experiencia en primera persona del universo de Star Wars y en una etapa de explosión del género first person shooter.

Lo interesante del juego es que al haber sido realizado por los creadores de la franquicia, el juego contaba con música y efectos de sonido realizados en el mísmisimo Skywalker Ranch, y representaba una innovación para el género ya que integraba movimientos como el salto y la posibilidad de apuntar hacia arriba o abajo. En el debe queda una historia que no es muy atrapante y quizás lo más frustrante de toda la experiencia del juego: no poder empuñar un sable laser para acabar con los Stormtroopers.

El veredicto: creo que es un acierto; Dark Forces fue una buena primera experiencia del universo de Star Wars para el género first person shooter y se convirtió en uno de los ancestros de Battlefront.

Star Wars: Force Arena
Por Santiago Sasssone

 

Hoy es un gran día para hablar de videojuegos de Star Wars, y particularmente Star Wars: Force Arena (SWFA) está de fiesta lanzando su versión 3.0 que, básicamente, cambió todo el juego y que como usuario fiel desde diciembre de 2016 cuando se estrenó, espero que sirva para hacerlo más popular y atraer a más y más jugadores.

SWFA es un MOBA hecho y derecho, que se nutrió de League of Legends y de Clash Royale. Básicamente, debemos seleccionar un héroe (que va a ser nuestro personaje a utilizar) que tiene características específicas y únicas; y luego hay que completar un equipo con siete “cartas” más, que van desde escuadrones orgánicos, tecnología, ataques aéreos, apoyo, etc. Además, cada héroe (que puede ser del lado oscuro o de la luz) tiene una carta singular con la que puede jugar y habilidades pasivas que, de combinarse bien con el resto de las cartas, serán vitales para la victoria.

El veredicto: en nuestro afán de siempre traer diversidad a la mesa, me pareció una buena idea hablar de un juego actual, gratuito, para móviles, que combina lo mejor de los MOBA con la estrategia en tiempo real contra otro oponente de carne y hueso. Sin ningún tipo de duda, es un acierto, uno de esos que suman al prestigio de este universo y que pueden limpiar un poco la deuda que Star Wars tiene con los gamers desde hace tiempos inmemorables.

Star Wars Episode I: The Phantom Menace
Por Santiago Achiary

 

Ya he mencionado las dificultades que encierra hacer la adaptación de un videojuego a una película, y la verdad es que al analizar este juego podría plantear lo mismo pero viceversa: llevar una experiencia de dos horas a un mayor tiempo que es el esperado de un videojuego; estar contenido por una historia base de la que es muy difícil poder correrse y mucho más. Y quizá por estos motivos, y particularmente lo relativo a la historia, es que este juego de Star Wars es bastante olvidable.

Sucede que más allá de que este título en tercera persona nos permite ponernos en los zapatos de varios de los personajes principales (Qui-Gon Jinn, Obi-Wan y Amidala) de la película que retomó a la franquicia (aunque para varios fanáticos la destruyó), la verdad es que dado que la película no es una maravilla, el juego tampoco lo es. Ok, es valorable el hecho de que se buscó otro punto de vista para algunas de las acciones que se desarrollan en la historia original, pero dado que ya de por sí la película no tuvo una buena recepción, estas ideas volcadas en el juego no suponen algo interesante de experimentar.

El veredictoerror; más allá de que técnicamente no es un juego decididamente malo, lo cierto es que cuenta con una jugabilidad limitada, y sufre por no despegarse demasiado de la película del mismo nombre que, como dije, no fue bien recibida.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas nuestros veredictos? ¿Coincides? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios! Por último, no olvides de que puedes continuar votando para instaurar el primer Hall of Fame Nerd en nuestra fanpage y participar por un giftcard de Amazon.

Créditos imagen: ©Pat Loika/wikimedia.org

Lo mejor de la E3 2021

En #GamersESET estuvimos muy atentos a todos los anuncios y por eso hoy les presentamos lo mejor de la E3 2021.

Conexión Segura: el nuevo podcast de ESET Latinoamérica

Estamos muy content@s de anunciar el lanzamiento de nuestro nuevo podcast, Conexión Segura, tu enlace directo con el mundo de la ciberseguridad. En este...

Versiones actuales de videojuegos retro

En #GamersESET viajamos al pasado mediante los exponentes actuales de videojuegos retro: Tetris, Pac-Man, Wonder Boy y más.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados