4 joyas del retrogaming de fútbol que vale la pena recordar

Hace menos de una semana que comenzó uno de los eventos deportivos más importantes del planeta, quizá el único que está a la altura de los Juegos Olímpicos: un nuevo Mundial de Fútbol. Y si bien en nuestra región somos grandes fanáticos de este hermoso juego, por extensión también lo somos de todos los videojuegos de fútbol que existen (y existieron). Por eso, hoy el Equipo Gamer de ESET rinde un tributo a aquellas joyas del fútbol, pero las de antes, las retro, las que eran bien innovadoras y diferentes a lo que estamos acostumbrados con los últimos años de FIFA y PES.

Tehkan World Cup (1985)
Por Javier Power

 

Allá por 1985, quienes por entonces éramos adolescentes, nos encontrábamos en los salones de videojuegos con uno de los, para mí, más divertidos juegos arcade de fútbol. El Tehkan World Cup, o simplemente “el World Cup”, o “el juego de fútbol que se ve desde arriba” tenía varias ventajas en una época en la que era necesario ser habilidoso para poder estar un rato largo disfrutando de un juego arcade:

  • En primer lugar, se podía jugar de a dos personas, cada uno en una punta de la mesa (era presentado en una mesa, con sus palancas enfrentadas, aprovechando que la vista del juego era “desde arriba”), y cuantas más fichas se insertaban, más tiempo duraba el partido.
  • Tenía infinidad de “trucos” para enfrentar a cada rival, que hacían que uno pudiera ganar partidos y avanzar.
  • Jugando solo, siendo ya conocedor, con una sola ficha se podía llegar hasta la final, sin insertar monedas extra.

Si no sabes a qué me refiero, el World Cup era un juego en el que participábamos con un equipo de camiseta roja y la acción consistía en jugar partidos e ir avanzando fases hasta llegar a la final del campeonato. A medida que avanzábamos, los partidos eran más difíciles y los equipos contrarios se ponían mas duros. Así era como, si bien no se ponían los nombres de las selecciones que se enfrentaban, algunos eran fácil de identificar por los colores de sus camisetas, y los otros eran bautizados según el grupo de amigos. En mi caso, se había establecido que la lista de selecciones que enfrentábamos (por orden de más fácil a más difícil) eran: Escocia, Polonia, Brasil, Italia, Francia, Uruguay y en la final, como no podía ser de otra manera, Alemania.

La forma de hacer goles era de lo más variada: desde afuera del área, en diagonal, casi desde el mediocampo, tirando centros y cabeceando, barriendo el balón en un córner, eludiendo al arquero, entrando al área y definiendo cruzado, de tijera, o amagando y definiendo al primer palo.

Si no tuviste la posibilidad de jugar a esta maravilla del mundo arcade, te invito fuertemente a que lo intentes. En mi caso, ocupó mucho tiempo de mi adolescencia (y no tanto) y cada vez que puedo vuelvo a disfrutarlo, más allá de que hoy los juegos de fútbol hayan evolucionado y se hayan convertido en verdaderos simuladores con una realidad asombrosa.

Football Champ (1990)
Por Santiago Sassone

 

No hay dudas de que Taito es uno de los grandes en la industria de los videojuegos, sobre todo si hablamos de lo que ahora es el retrogaming. Taito tuvo más de 40 años en la industria y siempre fue de las empresas que se esforzaba por innovar en el medio, cosa que logró con “jueguitos” como Space Invaders y Arkanoid. Y si bien desde hace 15 años que forma parte de Square Enix, sigue dando que hablar con sus aportes a esta enorme distribuidora.

Siempre dedicada a la publicación de juegos para arcade, en 1990 sorprendió con el Football Champ, un título de deportes, algo no muy común en su repertorio, pero que además era sobre fútbol, un deporte no muy practicado en Japón y que claramente tenía como objetivo seguir compitiendo en el mercado occidental.

Football Champ propuso, desde el vamos, mecánicas e idas nuevas, no solo desde lo visual que era algo hermoso para el momento, sino también desde la posibilidad de elegir jugadores estrella (o destacados) de cada una de las ocho selecciones disponibles: Alemania, Argentina, Brasil, España, Inglaterra, Francia, Italia y Holanda. El modo de juego era bastante simple para un arcade: ganar cada partido para avanzar. Y más allá de lo obvio, es decir, de que cada instancia aumentaba la dificultad, el juego también detectaba cuando el jugador hacía un hat-trick, lo que significaba un aumento significativo de la habilidad de la IA.

Independientemente de todo esto, las mecánicas que no vamos a olvidar todos los que pudimos disfrutar de este título retro, era la posibilidad de usar algunas “tretas”, algunas bastante violentas, para complicar a los rivales. Footbal Champ dejaba que el juego se volviera bastante agresivo por momentos, de modo que uno podía golpear a los rivales y salirse con la suya mientras que el arbitro estuviera lejos o directamente no viera la infracción. Pero, además de esto que de por sí lo hacía un juego mucho más gracioso, también teníamos los Super Shots, un tiro imposible para el arquero que lo hacía terminar adentro del arco y que sucedía solo en momentos específicos; sin dudas, la mecánica a dominar si querías volverte el campeón de la galería de arcade de tu barrio.

Super Sidekicks (1993)
Por Santiago Achiary

 

Lamento volverme tan reiterativo, pero si me leíste con anterioridad sabrád que uno de mis anhelos de pequeño era poder tener una consola Neo Geo. Y uno de los principales motivos por los cuales me gustaba esa consola tiene que ver con la saga de Super Sidekicks, un infaltable del fútbol para arcade (y consolas) de la primera mitad de los años 90.

Esta saga tuvo 4 entregas entre 1993 y 1996 (si no contamos la adaptación de la 3era entrega para el mundial de 1998 que se disputó en Francia) e incluía varias de las características que habían hecho de los juegos de SNK un faro: inteligentes dinámicas de jugabilidad con una vuelta de tuerca, gráficos ilustrados que buscaban ser bastante realistas y detallados, y personajes con sus propias características que los hacían absolutamente recordables. De esta manera, al interesante juego arcade que supuso la primera entrega de la saga, luego se le sumaron detalles que complementaban mucho mejor la gran jugabilidad que tenía: desde la perspectiva de la cámara en el momento de patear los penales, sumado a la posibilidad de elegir un capitán con poderes especiales y algo que no volví a ver en otros juegos: el momento de “Chance” en el que para patear había que mover el joystick con un blanco para intentar convertir el gol.

A todos estos detalles (que también resaltaban en juegos como Fatal Fury o los posteriores King of Fighters) se le sumaban cinemáticas a pantalla partida en el medio del encuentro que mostraban a los jugadores en diferentes situaciones: siendo sacados en camilla luego de ser lesionados, enojándose por recibir muchas faltas o siendo expulsados. Afortunadamente, la primera entrega de la saga va a estar disponible en el próximo lanzamiento de la Neo Geo Mini, así que ya sabes: mi cumpleaños es el 11 de agosto, ya sabes qué regalarme 😉

International Superstar Soccer (1994)
Por Juan Martín Verrelli

 

Junto con una muy robótica voz de hinchada y un muy artificial relator, empiezan a sonar las palabras que jamás creeríamos que nos acompañarían durante tanto tiempo en nuestras vidas. International Superstar Soccer… Deluxe! es una hermosura se hizo presente en nuestras vidas en 1994, con un carácter multi-plataforma, haciendo su aparición para SNES y, luego, rápidamente para Sega y Playstation.

Intentational Superstar Soccer es recordado con anhelo por quienes lo jugamos en su época por ciertas mecánicas y detalles que en ese momento no nos parecían posibles para los sistemas que manejábamos. Para empezar, contamos con un plantel internacional extremadamente variado para un juego de esas características, pero cuyas formaciones son totalmente ficticias por problemas de derechos. Contando con alineaciones y estrategias de equipos, este juego lograba una complejidad no esperada de un juego de plataforma de 16 bits, aunque fueron esos pequeños detalles los que nos hicieron jugarlo durante horas.

Personalmente, si bien ahora es un detalle menor, la capacidad de hacer “jueguitos” fue algo extremadamente novedoso y completamente ambicioso del lado de los desarrolladores, ya que en una época donde los recursos de programación eran limitados, decidieron generar una mecánica completamente inútil dentro del juego, pero que todos quienes lo jugamos lo agradecemos sobremanera. El juego cuenta con fintas básicas como bicicletas y enganches, y un botón dedicado de disparo que hacía sonar un retumbante “he shoots!” lleno de adrenalina que, en Sega, se convirtió en uno de los pocos juegos que sacan provecho del mítico “botón Z”. Continuando con las sorpresas, el juego nos deja elegir entre 14 estadios de distinta decoración en el césped y diferentes distancias, para que no sea tan fácil ni tan repetitivo el uso de las mismas tácticas y estrategias. Si bien es cierto que manteniendo el botón C, en el medio campo de Nigeria lograbas un gol de media cancha, la implementación de los distintos anchos y largos de los estadios te forzaban a buscar otras técnicas para ganar. Aún no hablamos, por supuesto, del entorno dinámico y los pequeños cambios que generaban los distintos climas sobre las canchas, que si bien no hacían demasiado impacto en el juego final sí le daba a la experiencia una sensación de frescura y poca repetición.

Por último, el juego contaba con una muy divertida mecánica que, en los partidos del ahora llamado couch multiplayer, se coronaría como el factor clave entre la victoria y la derrota: el control del arquero. Si bien esta capacidad era extremadamente confusa y muy difícil de dominar, la capacidad de hacerlo nos daba un completo control sobre la cancha, dándole un giro a la jugabilidad y cambiando por completo una dinámica del partido. International Superstar Soccer Deluxe tal vez no sea el mejor juego de fútbol de la historia, pero más a menudo que no el factor nostalgia nos hace recordarlo como tal, y durante mis encuentros con gente conocedora del título, algo se hace seguro: todos lo añoramos y nos entregó nada más que buenos momentos.

Y así llegamos al final del post de hoy, pero como siempre te decimos, estas fueron nuestras opiniones. ¿Tú qué opinas? ¿Llegaste a jugar alguno de estas obras de arte? ¿Sumarías algún título más a la lista? ¡Cuéntanos todo en la caja de comentarios!  Por último, no olvides que la encuesta gamer de este mes se encuentra activa; solo debes completar con tus datos y opiniones sobre la temática y participarás por un juego a elección en Steam.

Créditos imagen: ©stuff.tv

5 juegos similares a Diablo 2

Por el lanzamiento de su remaster, elegimos un listado de 5 juegos que deberías jugar si te gustó Diablo 2

My Doom: el malware más rápido la historia

Hoy en nuestra sección de virus retro les traemos a MyDoom: el malware más rápido de la historia.

Conectados, entrá en acción: Día de la Niñez

Te contamos sobre nuestro programa de voluntariados en ESET: Conectados-Entra en acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados