Videojuegos ambientados en el Lejano Oeste

Con las primeras críticas apareciendo sobre Red Dead Redemption 2 (las cuales afirman que está a la altura de GTA V, con todo lo que eso implica) el equipo de #GamersESET decidió hacer una previa del lanzamiento antes de internarse durante el fin de semana a ponerse en la piel de Arthur Morgan. Por eso, nos pusimos en la tarea de elegir algunos títulos ambientados en el mundo del western que disfrutamos mucho jugar, a pesar de ser un género no tan aprovechado como por ejemplo el espacio o la ciencia ficción. Desenfundamos nuestra selección, vaquero:

Red Dead Redemption (2010)
Por Santiago Achiary

 

Porque si vamos a hablar de Red Dead Redemption 2, primero debemos hablar de su antecesor, a pesar de tratarse de estar ambientado años después al primer juego (todo bastante confuso, ¿verdad?). Este juego lanzado por Rockstar en 2010 supuso un importante antecedente para el desarrollo de GTA V y se convirtió en uno de los mejores juegos de la generación anterior de consolas, estableciéndose hasta hoy (veremos que pasa luego de la segunda entrega) en el mejor juego de westerns de la historia. Red Dead Redemption cuenta las aventuras de John Marston quien en 1911 es enviado en la misión de capturar a sus ex-secuaces para que su familia sea liberada por el gobierno. En el camino, además de elegir el camino del bien o del mal, podremos hacer una enorme cantidad de actividades ligadas al Lejano Oeste: jugar a las cartas, domar caballos, cazar animales de todo tamaño y tipo, tomar algo en una taberna, escoltar un carruaje, rescatar a víctimas de bandoleros y muchísimas cosas más que hacen que el enorme mapa del juego sea aprovechado al máximo.

Pero más allá de un mapa enorme y de una historia atrapante, Red Dead Redemption supo capitalizar las mejores características de los lanzamientos que Rockstar había realizado hasta ese momento: no solo era más que un Gran Theft Auto del Lejano Oeste, sino que también contaba con la característica “Dead Eye” tomada del “bullet time” de Max Payne, que permite hacer el tiempo más lento al momento del combate como para poder matar a varios enemigos a la vez. A esto se le suma el sistema moral mediante el cual nuestro personaje va ganando o perdiendo más honor y en base eso se vuelve más amigable o peligroso para los ciudadanos “decentes” (o para los bandidos en caso de elegir el camino del mal o el de la ley). Y también era necesario que existiera el sistema de “Buscado”, algo típico de las películas de western, y que ya estaba en la saga de Gran Theft Auto. En definitiva, estamos ante un juego enorme y memorable, con el que Rockstar ha tomado el enorme de riesgo de superarlo con su nueva entrega.

Desperados: Wanted Dead or Alive (2001)
Por Sabrina Blaha

 

Cowboys y doncellas, historias del lejano Oeste y lejanas en el tiempo… “Desperados: Wanted Dead or Alive” nos presenta un poco de todo esto. Lanzado en Julio de 2001 (Microsoft Windows, Mac OS, GNU/Linux), fue desarrollado por Spellbound Entertainment Software y publicado por Infogrames. La historia es simple: nos encontramos en el 1800, en el pueblo de El Paso (al suroeste de los Estados Unidos), y los trenes están siendo víctimas continuas de emboscadas y robos. La empresa ferroviaria Twinnings & Co, cansada de esta seguidilla de incidentes decide ofrecer una importantísima (para la época) suma de dinero a quien capture al líder responsable de los ataques, ni más ni menos que: USD$15.000. Pero si bien la suma es jugosa, nadie en el pueblo se atreve a enfrentarse a los ladrones. Es allí donde aparece nuestro personaje principal, John Cooper, un cazador de recompensas que despreocupado decide embarcarse en la búsqueda del villano. Sin embargo, el némesis de la historia no es otro que “El Diablo”, y por lo tanto no es una tarea tan sencilla como esperaba

En pos de poder cumplir su objetivo, John acude a viejos amigos solicitando ayuda, amigos cuyas habilidades lo ayudarán a superar los obstáculos:

  • El fanático de los explosivos: Samuel Williams
  • El experto en gases venenosos: Doc McCoy
  • La seductora y experta en cartas: Kat O’Hara
  • La experta en dardos alucinógenos: Mia Yung y su mascota, el mono Mr.Leone
  • El pistolero (y nuevo en el grupo): Sánchez

Controlando a los 6 personajes, podremos ir recorriendo los 25 niveles, rescatando a nuestros compañeros de equipo y atravesando pueblos y haciendas altamente custodiadas.

Dado que es un juego altamente estratégico, deberemos evitar el campo de visión de nuestros enemigos para poder avanzar, siendo sigilosos, escondiéndonos en hierbas altas e intentando no levantar sospechas (¡nada de atacar civiles a plena luz del día!), caso contrario deberemos prepararnos para una muerte inminente. Es importante pensar que cada acción tendrá una consecuencia y actuar en base a ello; cuánto más cuidadosos seamos, más rápido cumpliremos nuestras misiones. ¿Y por qué insisto tanto con el sigilo? Bueno, si bien tendremos acceso a Cooper y sus 5 amigos, el mismo se da con todos al mismo tiempo, por lo que deberemos ir indicándole minuto a minuto a cada uno qué acciones deben realizar (no cuentan con su propia inteligencia artificial, por lo que no reaccionan automáticamente a un ataque, por ejemplo). Y es de ésta manera que, con el uso múltiple de éstos personajes al mismo tiempo y en el mismo mapa tenemos que coordinar las estrategias para salir vencedores.

Si bien al ser un juego de casi 2 décadas sus controles no son del todo prácticos, cabe destacar que el diseño de los paisajes es sencillamente hermoso; logran situarnos de muy buena manera en el ambiente Western, con sus entornos terrosos, áridos y con construcciones dignas de un verdadero pueblo del Lejano Oeste. Asimismo, la historia tiene un guión muy interesante y se nota que está realmente pensada, y nos iremos encontrando con varias sorpresas y giros inesperados que harán que nos mantengamos atentos a su desarrollo a lo largo de todo el juego. Así que si te interesan los juegos de estrategia y te gusta el ambiente western, esta sea posiblemente una sugerencia interesante para tí.

Sunset Riders (1991)
Por Juan Martín Verrelli

 

Sunset Riders, practicamente no necesita presentación. Como precursor del género de Western, el juego fue lanzado en arcades en 1991 con un estilo de “Shoot em Up”. El concepto del juego es bastante sencillo: el jugador puede seleccionar entre 4 forajidos (cada uno con su personalidad muy definida) y una leve variación en su estilo de juego. Los personajes que tenemos para seleccionar son Steve, Billy (que ambos utilizan pistolas), Bob (que utiliza un rifle) y el favorito de la gente y mi amigo personal: Cormano (dueño de una gran escopeta de dos barriles). El objetivo es sencillo, como gran clásico de los Western todo revuelve alrededor de atrapar a los criminales de los carteles de “Buscados”.

El juego cuenta con 8 (o 4) jefes que deben ser derrotados al final de cada nivel, para lo cual contamos con variedad de power-ups y mecánicas para lograrlo; desde deslizarse por el piso hasta conseguir una segunda arma y disparar el doble en un mayor abanico de direcciones.

Esa pequeña variación que mencioné en la cantidad de jefes, nace una vez que el juego es llevado a consolas hogareñas para Sega Genesis (o Megadrive) y Super Nintendo. Estas versiones, más portables y cortas, cuentan con cambios, algunos drásticos y otros necesarios para que el juego sea reproducible en el hardware de cada caso. En general, ambos juegos cuentan con un recorte de personal, tanto en jefes finales como en héroes, donde ahora nuestras opciones son solo Billy y Cormano, haciendo el juego para 2 jugadores. En el caso de Sega, incluso les inventaron apellidos que antes no tenían, dándoles la identidad de “Billy Cool” y “Cormano Wild” (con datos algo irrelevantes a la trama pero entretenidos, como la comida favorita de cada uno).

Algunos otros cambios en la jugabilidad también se vieron en consolas, donde había un botón específico para caminar y disparar a la vez que antes no había, y una cantidad bastante importante de censuras. Para empezar, en ambos juegos fueron quitados los enemigos femeninos y enemigos animales en su totalidad, y fueron modificados algunos diálogos en el proceso. En el caso de la SNES, recibió incluso más censuras, quitando por completo la figura femenina que aparece cuando uno entra a un bar (antes motel) a recibir la “bonificación extra” (ehem), y quitando por completo la figura del Indio Nativo y reemplazandola por enemigos estándares, salvo por el jefe del mapa, donde corresponda.

Si nunca tuviste la oportunidad de jugar este corto pero excelente Shoot Em Up, con la llegada de Red Redemption 2, es una buena oportunidad de contrastar y absorber lo mucho que avanzó la era de los videojuegos desde los arcades y las consolas de 16 bit. Además, ¿como perder la oportunidad de compartir una aventura con el gran Cormano, el vaquero rosa original?

Outlaws (1997)
Por Santiago Achiary

 

Anteriormente he hablado de Dark Forces, el FPS realizado por Lucas Arts utilizando el universo de Star Wars y como el mismo había utilizado el motor Jedi, el cual fue realizado especialmente para dicho juego. Pero los muchachos de Lucas Arts decidieron amortizar el desarrollo y en 1997 lanzaron Outlaws, otro FPS pero que se situaba en el mundo del Lejano Oeste. Y a pesar de no haberse convertido en un éxito de ventas, quizás opacado por grandes juegos en primera persona de la época como el Quake, es un juego que ha sabido tener sus virtudes.

La historia, como no podía se de otra manera, es de venganza y búsqueda solitaria de justicia: nos ponemos en las botas de James Anderson, un marshall retirado que un día vuelve a su hogar para encontrar a su esposa moribunda y su pequeña hija secuestrada por dos maleantes: Matt “Dr. Death” Jackson y “Slim” Sam Fulton. A pesar de no ser una historia súper original, podríamos decir que la gente de Lucas Arts optó por aprovechar los elementos que hicieron del western un género tan popular en el cine: los forajidos, el avance del ferrocarril, el desierto y mucho más.

Algunos aspectos interesantes de este juego tienen que ver con las escenas de animación que separaban los niveles y que se valían de un estilo ligado al comic y con detalles muy cuidados a nivel gráfico. Y más allá de algunas referencias a otras creaciones del estudio (como Sam & Max o Indiana Jones), algo que fue innovador fue la inclusión del zoom para las miras de algunos rifles, algo que se veía prácticamente por primera vez en un shooter. La gente de Lucas Arts no optó por hacer que el zoom ocupara la pantalla completa sino que solo abarcaba la mira del rifle, pero definitivamente fue una movida interesante y que estableció una dinámica diferencial con respecto a los juegos de la época.

Más allá de que posiblemente Outlaws no haya envejecido de la mejor manera, más si consideramos todas las mutanciones que el género FPS ha sufrido en las últimas dos décadas, sí podemos decir que es uno de los mejores casos de FPS que aprovecha el universo del western, y eso le ha valido una buena cantidad de fanáticos que al día de hoy construyen sus propios escenarios.

Recuerda que siempre estamos abiertos a recibir sugerencias de juegos que podríamos no haber tenido en cuenta o que quedaron afuera de este listado. Y tambión los invitamos a que completen la encuesta Gamer de este mes, para poder participar del sorteo por un juego de Steam.

Crédito imagen: ®Rockstar Games

Los juegos más esperados del segundo semestre 2022

Repasamos los lanzamientos más importantes del segundo semestre de 2022

Encuesta gamer Agosto 2022: ¿el conocimiento es sinónimo de seguridad?

Desde #GamersESET nos gustaría conocer tu opinión sobre los conocimientos tecnológicos y su vinculación respecto de la ciberseguridad y los videojuegos.

Las 10 amenazas más propagadas del mundo en julio 2022

Conoce el ranking de las diez amenazas que más se propagaron alrededor del mundo en julio de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados