Museos del videojuego: preservando la cultura gamer

Por Josep Albors

La celebración durante estos días del E3 es un buen momento para detenerse y ver el largo camino que han recorrido los videojuegos hasta llegar al lugar que ocupan hoy en día. Estamos hablando de una industria cultural que ya supera los beneficios del cine y la música combinados y que no ha dejado de crecer en los últimos años. Sin embargo, no se ha llegado a este punto de la noche a la mañana y desde los primeros prototipos de videojuegos a finales de los años 50 hasta ahora se ha recorrido un largo camino que es necesario recordar y preservar.

Museos donde aprender jugando

Por ese motivo, desde hace algún tiempo se están creando numerosos museos alrededor del mundo con la intención de preservar y dar a conocer al gran público la historia de máquinas arcades, videoconsolas y ordenadores de todo tipo. Hay que destacar que no solo se están creando museos temáticos del videojuego, sino que también museos tradicionales los están incluyendo como parte de su colección.

El ejemplo más visible lo tenemos con el Museo de Arte Moderno de Nueva York que, desde 2012, ha ido incorporando cada año numerosos videojuegos a su colección de piezas de arte. Esta inclusión reconoce a los videojuegos con la importancia cultural que han tenido en las últimas décadas y los equiparan con otras manifestaciones artísticas.

Sin embargo, si algo caracteriza a los videojuegos es su interactividad por lo que un buen museo de videojuegos no puede limitarse a exponer piezas y debe permitir que sus visitantes interactúen con ellas. Esto ocurre en museos ya míticos como el Computer Spiele Museum de Berlin y otros como el National Videogame Museum en Frisco, Texas, el Tietokonemuseo de Helsinki o el National Videogame Museum en Sheffield, Reino Unido, por poner solo algunos ejemplos.

A estos y otros museos de alrededor del mundo se les acaba de unir el Museo Arcade Vintage en Ibi, ubicado en una antigua fábrica de juguetes precisamente en la capital del juguete en España. Como vemos, este tipo de museos está aumentando considerablemente, fruto del interés que despiertan los videojuegos clásicos en un número cada vez mayor de personas.

Asociaciones y congresos

Toda esto no sería posible sin el esfuerzo y dedicación de miles de personas repartidas por todo el mundo que se encargan de preservar y compartir conocimiento en múltiples asociaciones y congresos. Una de las asociaciones más importantes a nivel mundial es la que forma MAME Development Team, desarrolladores del famoso emulador e inspirador de muchos de los que hoy trabajan para dar a conocer la cultura del videojuego.

Recientemente, y dentro de la celebración de la ArcadeCon en España, tuvimos la oportunidad de conocer en persona al argentino Roberto Fresca, uno de los desarrolladores más veteranos del proyecto MAME con 20 años a sus espaldas preservando las máquinas recreativas, además de contar con amplia experiencia en ingeniería inversa de software y forense.


Tomás García-Merás y Roberto Fresca durante su charla en la pasada ArcadeCon

Tampoco podemos olvidarnos de aquellos que realizan un trabajo encomiable rescatando y preservando placas arcade y otros juegos antiguos, evitando así que se pierdan para siempre. Un claro ejemplo de esto lo tenemos en la Game Preservation Society, asociación japonesa sin ánimo de lucro que realiza una labor titánica para conservar en el mejor estado posible miles de juegos que, de otra forma se hubieran perdido y caído en el olvido.

Otro punto de encuentro es el portal recreativas.org, un proyecto que se encarga de mantener una base de datos de máquinas recreativas españolas con contenido, información e imágenes de estas arcades. Proyectos similares pueden encontrarse alrededor de todo el mundo y es probable que nuestros lectores estén cerca de alguna iniciativa similar, por lo que si les interesa el tema solo tienen que buscar un poco de información y participar en las actividades que se realicen.

Mirando hacia el futuro

La finalidad de todos los amantes de los videojuegos clásicos no consiste solo en conservar estos juegos para que las futuras generaciones los disfruten. Sabemos que, irremediablemente, tarde o temprano el hardware dejará de funcionar por lo que la labor que se realiza con la emulación y el volcado de roms es vital. La moda de las consolas mini que empezó hace unos años y con las que ya hemos podido disfrutar de versiones modernas de consolas de Nintendo, Sony, SNK o Sega demuestra que el interés en los videojuegos clásicos está más vivo que nunca.

No obstante, hemos de aprovechar esta moda para concienciar a todos los interesados en hacer un buen uso de los videojuegos, evitando así las posibles adicciones o comportamientos nocivos. Actualmente, la oferta se ha disparado, especialmente en dispositivos móviles y es necesario aprender a jugar de forma responsable. Es por eso que muchas asociaciones cuentan con psicólogos y realizan talleres con este fin.

Además, este tipo de asociaciones y museos pueden servir como inspiración a futuros desarrolladores para sus obras. En la actualidad, los videojuegos son una industria que emplea a millones de personas en todo el mundo y es posible que más de uno se esté planteando hacer su carrera profesional en ella. Existen muchas posibilidades como entrar a formar parte de un gran estudio que desarrolle juegos AAA, centrarse en obras más humildes pero de gran importancia como hacen los indies, e incluso realizar juegos con estética Retro, tal y como hacen algunos desarrolladores como Locomalito y Gryzor, los cuales acaban de publicar su nuevo juego Darkula, un juego de plataformas/puzle de pantalla fija con estética de 1983.

Conclusión

Corren buenos tiempos para la cultura del videojuego clásico y no solo porque lo retro esté de moda. La cantidad de proyectos de conservación, la apertura de nuevos museos y la celebración de convenciones demuestran que hay interés porque las generaciones posteriores a los que vivimos el auge y declive de los arcade puedan conocer el origen de esos juegos que tanto les apasionan hoy en día.

Así las cosas, el futuro promete ser muy interesante en el mundo de los videojuegos, tanto para disfrutar de los juegos venideros como para recordar joyas pasadas que tantos buenos ratos nos hicieron pasar.


Sabemos que en el post nombramos solo algunas de las iniciativas que existen para preservar la cultura gamer al rededor del mundo, por eso nos gustaría invitarlos a que, si conocen, compartan con nosotros otros proyectos que estén ocupándose de esta labor ¡Esperamos sus comentarios!

4 series animadas basadas en videojuegos que tal vez no conozcas

Desde #GamersESET queremos compartirles nuestra selección de las mejores series animadas basadas en videojuegos en este #MesDelOrgulloNerd

Día de Goku: personajes de Dragon Ball como funcionalidades de ESET

Comparamos las funcionalidades de las soluciones de ESET con los personajes de esta mítica serie Dragon Ball.

ESET recibe el mejor puntaje por su protección para endpoints en la prueba de SE Labs

ESET recibió por tercera vez el reconocimiento de SE Labs por su protección para endpoints. Entérate más sobre este premio aquí.

Posts recomendados