Joyas del retrogaming de fútbol vol. III

Está por comenzar la 2da fase de la Copa América, los 8 mejores equipos del sur del continente se disputarán un título que, con el pasar de los años, se volvió cada vez más competitivo e interesante. Estas fechas suelen incrementar las ganas de jugar juegos de fútbol y desde #GamersESET nos pareció un buen momento para traerles la 3ra entrega de nuestro post sobre los títulos históricos más destacados de este deporte. Si todavía no los viste ¡no te pierdas el primer y el segundo compilado de joyas inolvidables del retrogaming de fútbol!

Seibu Cup Soccer

Este juego se lanzó en 1992 y hacia finales del 1993 ya estaba en casi todas las salas de arcades. Lo que es más difícil de determinar es en qué momento se ubicó, cómodamente, en el podio de la melancolía de los juegos de fútbol.

En sus inicios tuvo que salir a competir con pesos pesados de los videojuegos de fútbol, como el Super Sidekicks (del que ya hablamos en la primera entrega de este post) que contaba con 12 selecciones para elegir, mientras que el Seibu Cup Soccer tenía solo 8. Pero, además de muy buenos gráficos para la época, este juego tenía un diferencial que lo hacía único: incorporaba la posibilidad de jugar con jugadores reales. Si bien era solo un jugador por equipo, ese jugador era el capitán y figura de la selección. Cabe aclarar que, aunque el juego se estreno más cerca del mundial 90, los capitanes parecen estar inspirados en las selecciones del México 86. Por ejemplo Michel Platini , quién se había retirado en 1987, es el capitán de la selección francesa.

El resto de los capitanes eran:
Gascoigne
por Inglaterra, Schialicci en el equipo Italiano y en Alemania Rummenigge. Rijkaard era el jugador más destacado de Holanda y Butragueño el de España. Por último de Latinoamérica sólo figuraban Brasil y Argentina, y los capitanes eran Zico y Maradona.

 Estos jugadores tenían un tiro especial que permitía anotar un gol de chilena desde mitad de cancha, eso sí, había que cargarlo. Mientras que los otros jugadores eran todos iguales, los capitanes eran claramente identificables, sobre todo Maradona que tenía un afro muy particular.

El Seibu Cup Soccer fue un éxito y todos los que lo disfrutamos de chicos, hoy ya adultos, todavía nos jugamos una ficha si encontramos alguna máquina perdida en las pocas salas de arcades que quedan.

Pro Evolution Soccer 2006

Por una cuestión de antigüedad no estábamos seguros si calificaba como “retro”, si bien pasaron 13 años desde su lanzamiento, que sea del nuevo milenio de alguna forma todavía lo hace sentir cercano. Lo que nos hizo terminar de definirlo como “retro” es que fue el último PES de la era dorada de Konami y su mundialmente reconocido simulador de fútbol. Después de este juego comenzó la debacle que volvió a poner al FIFA en carrera. Sin embargo, durante esos años, el PES tuvo el honor de ser reconocido como el videojuego de fútbol con mejor jugabilidad y mayor realismo.

El 2006 fue un año mundialista y la emoción por todo lo vinculado al fútbol estaba exacerbada. Konami supo aprovechar este contexto y lanzó un juego que pasó a la historia. El punto más importante fue la mejora en la mecánica de disparos al arco, la cual permitía realizar muchísimos tipos de goles, sobre todo si utilizábamos al delantero brasilero Adriano Leite, cuyas estadísticas desubicadas se pueden prever desde la portada del juego.

Pero no fue el único punto en donde el PES 2006 se destaca, las otras mecánicas de juego también son tantas y tan variadas que permiten realizar jugadas y movimientos muy diferentes. Esto abre un abanico de opciones enorme a la hora de desarrollar un estilo de juego propio para vencer al rival. Además, esta variedad lo vuelve muy adictivo, ya que permite ir variando las formas de juego e incorporando poco a poco nuevas técnicas y movimientos. La curva de aprendizaje es extensa y la riqueza de la jugabilidad sigue creciendo a medida que se suman horas de juego.

Dentro de los pocos puntos flojos del juego cabe mencionar los arbitrajes irregulares, y los gráficos que ya estaban al límite de las capacidades de la Play Station 2 y las demás consolas de su generación con muchos años en el mercado. Pero lo que más me molestaba, y probablemente le pasaba a muchos, eran los “momentos Konami”; no importaba la dificultad en que estuvieras jugando, ni los equipos, en algún momento la maquina se disponía a hacer un gol y no había forma de evitarlo, lo peor era que generalmente ocurría sobre el final del partido.

Más allá de estos últimos comentarios es un juego que pasó a la historia y con mucha justicia se hizo un lugar en este post.

Fifa Street

Si hay un duelo que ha dividido las aguas del gaming, en lo que a fútbol se refiere, es la lucha entre el PES y el Fifa, que año a año se reedita ante el lanzamiento de cada una de las nuevas versiones. Pero existe un terreno que Fifa ha explorado y en el que PES no se ha aventurado: el fútbol callejero.

En 2005 EA Sports comenzó una saga de 4 entregas que se focalizaba en las fintas y los lujos que se amasaban al calor del éxito que Ronaldinho lograba en Barcelona por aquellos años. Ese estilo desfachatado y divertido con jugadas imposibles que dejaban en rídiculo a los defensores rivales no tenía demasiado lugar para la versión virtual del campo de juego de 11. Por eso, cuando apareció Fifa Street, fue el sueño de varios jugadores de poder hacer regates y voleas irreales… al mismo tiempo que representó el alivio de varios otros gamers que ya estaban cansados de que sus amigos “fantasistas” se pasaran partidos enteros intentando hacer el gol imposible con el arquero saliendo desde su propia portería.

Lo cierto es que las entregas fueron algo dispares y que el juego nunca logró una consistencia: desde cambios de perspectiva del campo del primer juego al segundo, hasta un reboot en 2012 con las dinámicas y gráficos del juego base que lo asemejaban más al fútbol sala que a la estética del primer juego que lo emulaba más a las famosísimas publicidades de Nike de mediados de la década del 90. Pero más allá de esto, Fifa Street siempre representaba la posibilidad de poder volver a ese espíritu lúdico del fútbol y ponernos en las botas de los mejores jugadores del planeta para aprovechar todo su talento. No debe estar nada mal ya que recientemente EA anunció que la edición 2020 de Fifa se incluirá el modo Volta que es ni más ni menos que el retorno de Fifa Street.

Red Card 2003

Lejos quedaron los días del FIFA 1998, donde con un ya obsoleto teclado blanco, utilizábamos la letra Q para, tácticamente, perder un jugador en la cancha con una barrida agresiva. Aquellos días del fútbol virtual rústico junto con la simulación de faltas en los videojuegos se perdieron entre las reglas del Fair Play, pero no sin antes decir adiós. En la época del FIFA 2003 y Pro Evolution Soccer 2, surgió un juego que desafiaba la moral en la cancha de todo el deporte: Red Card 20-03.

Lanzado en Abril de 2002 para Xbox, Playstation 2 y Gamecube, Midway entrega un juego de fútbol de la mano de una empresa llamada Point Of View. A diferencia de los juegos tradicionales de Fútbol, el casi irónicamente llamado Red Card cuenta con un estilo de juego bordeando la lucha, donde el increíblemente permisivo árbitro es un silencioso testigo de patadas, barridas, golpes y puñetazos dentro de la cancha, aportando muy, pero muy de vez en cuando, alguna llamada de atención a los protagonistas.

Cada acción del juego tiene una consecuencia brutal, con jugadores que pueden quedar por tiempos prolongados tendidos en la cancha lamentando las heridas hechas por los rivales. El juego, incluso, cuenta con un botón para levantar el pie en busca de una patada en la espalda o pecho para frenar a los jugadores que nos vencen en carrera o aquellos que queramos alcanzar.

Como si esto fuera poco, las mecánicas del juego están pensadas específicamente para poder ser abrumadoramente envueltos por estas barridas brutales y siempre ser más lento en ataque que en defensa. Sin embargo, al ser un juego de fútbol, no se queda atrás al momento de atacar el arco rival. Si bien es cierto que el objetivo de cualquier encuentro de fútbol es lograr anotar más goles que el rival, en un juego de esta índole es más diversión jugar de manera defensiva que apostar al ataque; por esto, la gente de Point of View generó una interesante mecánica a la hora de anotar goles. Si por habilidad o juego inteligente, logras esquivar los guadañazos y manotazos de las otras 10 personas que buscan quitarte el balón, Red Card tiene una mecánica de superpoderes y cinemáticas vistosas donde los jugadores pueden definir al arco con maniobras de películas de acción, bajo el vistoso efecto de la cámara lenta y con un dramático (y no siempre infalible) balón envuelto en llamas lanzado a potencias de ciencia ficción.

El juego es realmente entretenido y es especialmente recomendable para un, ya chapado a la antigua, “couch coop”. Y cuando uno cree que el juego tuvo todo para dar, bueno, es el momento de jugar contra los delfines.

Red Card, si bien fue poco conocido, siempre quedará en la historia como uno de los juegos de fútbol más rústico de nuestra época y, por supuesto, siempre será una fuerte referencia en los juegos venideros ante las faltas, ya más sensibilizadas, de los nuevos títulos.


Sin dudas la pasión que despierta el fútbol alrededor del mundo ha tenido su resonancia en el mundo gamer dejando muchísimos títulos que han ido evolucionando constantemente. Está fue nuestra selección, pero entre tanta variedad dejamos a fuera muchos títulos, por eso queremos conocer tú opinión ¿Llegaste a jugar alguno de estos títulos? ¿Sumarías alguno más a la lista?

Por último, no olvides que la encuesta gamer de este mes se encuentra activa; solo debes completarla y participarás por u$s50 para tú Steamwallet.

4 series animadas basadas en videojuegos que tal vez no conozcas

Desde #GamersESET queremos compartirles nuestra selección de las mejores series animadas basadas en videojuegos en este #MesDelOrgulloNerd

Día de Goku: personajes de Dragon Ball como funcionalidades de ESET

Comparamos las funcionalidades de las soluciones de ESET con los personajes de esta mítica serie Dragon Ball.

ESET recibe el mejor puntaje por su protección para endpoints en la prueba de SE Labs

ESET recibió por tercera vez el reconocimiento de SE Labs por su protección para endpoints. Entérate más sobre este premio aquí.

Posts recomendados