Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

septiembre 13, 2019

Día de los programadores: las 4 fases que todo programador debe atravesar para llegar a Senior

ESET

Categoría de la Nota

El 13 de septiembre es el día número 256 del año. Este dato, que parece irrelevante, es bastante significativo para las personas que dedican su vida a la programación, ya que en el sistema binario la cantidad de combinaciones posibles que pueden representarse con 8 bits es, justamente, 256. Por este motivo se definió esa fecha (que en los años bisiestos pasa al 12 de septiembre) como el Día de los Programadores. Estas personas tienen una tarea muy difícil: lograr que la computadora haga lo que el usuario quiere, como y cuando el usuario lo necesite (al menos visto de manera muy resumida). Más allá de esta simplificación, la programación es una actividad sumamente compleja que muchas veces se subestima, así que si no quieres herir la susceptibilidad de un programador te recomendamos leer este post con consejos útiles para tratar con programadores.

Como ya aprendimos que son seres que necesitan ser escuchados, charlamos con algunos de nuestros programadores para que nos cuenten cómo es el camino que transitan a lo largo de su trayectoria. Para rendirles un pequeño homenaje, decidimos representar la evolución que sufre un programador desde que da sus primeros pasos como Trainee, hasta que se convierte en un experimentado Senior. El camino que debe transitar una persona desde que toma la decisión de comenzar a programar es largo y complejo, lleno de idas y vueltas, de frustraciones y de logros. Cualquier semejanza con la realidad no es una coincidencia.

 TraineeEl camino feliz

El trainee es un joven lleno de ilusiones, tiene la esperanza de ayudar a construir un mundo mejor a través del desarrollo de alguna aplicación que haga más fácil y divertida la vida de la gente. Vive sin preocupaciones, por lo que duerme casi 8 horas por día. Para un Trainee no hay nada mejor que tomar una buena leche con chocolate mientras fantasea con usuarios que comprenderán cabalmente el sistema y no tendrán ningún inconveniente. En su tiempo libre juega con un cubo Rubik y cuando termina su labor, apaga la computadora. Al estar dotado de cierta inocencia puede ser representado con el emoji que se sonríe con un poco de vergüenza mientras se tapa la boca.  Este mundo ideal se comienza sacudir cuando le dan acceso a la base de test y ya puede “romper” algo.

Junior – Calentando motores

Poco a poco las ilusiones que el programador tenía cuando era Trainee son dejadas de lado, aunque todavía conserva el optimismo y la buena predisposición hacia las distintas tareas que le asignan, las cuales comienzan a llegar con mayor frecuencia y complejidad. Impulsado por el ánimo de progreso tiene ganas de seguir aprendiendo y por eso lleva siempre listos un anotador y una lapicera para apuntar ideas, sugerencias o consejos.  Está comenzando a adentrarse en el verdadero mundo la programación, pero lo hace con una sonrisa que no llega a dibujarse del todo, al igual que el emoji con los dientes apretados. El programador Junior revisa la consola constantemente en busca de errores mientras escribe código. Lo hace porque sabe que es lo correcto, pero en el fondo todavía confía en sí mismo y sigue creyendo que los usuarios podrán utilizar sin problemas el sistema. Su bebida favorita pasa a ser la cerveza que toma para relajarse, luego de trabajar un par de horas extras. Por la noche duerme bien, casi 7 horas por día, pero algunos problemas del código comienzan a darle vuelta en la cabeza antes de cerrar los ojos. Cuando surge el primer desamor y hay que abandonar un código en el que estuvo trabajando mucho tiempo, comienza la fase de transformación en semi-Senior.

Semisenior – La desconfianza

Comienza a revalorar lo que hizo cuando era Junior al mismo tiempo que desconfía cada vez más de todo y de todos. El acceso a la base de producción implica más poder, y como dijo el tío Ben, un mayor poder… Un semi-Senior tiene la capacidad de generar una catástrofe en un proyecto y esto aumenta aún más la desconfianza: no importa cuántas veces relea una línea de código que acaba de escribir, siempre prefiere mover el cursor carácter por carácter para asegurarse de que todo está bien. La bebida del día a día pasa a ser el café lo más negro posible y la cerveza solo sirve para ahogar las penas luego de trabajar varias horas extras no optativas. Duerme 5 horas por día, pero su cara de cansancio y desencanto todavía no muestran enojo, si fuera un emoji sería el que tiene una boca con forma de “D” invertida y los ojos caídos. Su mejor amigo pasa a ser Rubber Duck Debbuging, un simpático patito de goma en el que puede grabar todos los cambios que realiza en el código. Pero aún queda una etapa más, a la que se accede cuando un deploy, que debía realizarse en un par de horas, demora dos días enteros…

Senior – Bienvenido al lado oscuro

Luego de pasar la mayoría del tiempo de reunión en reunión sus ánimos empiezan a estar por el suelo. Ahora sí, la frustración y el cansancio se transforman en enojo y la única forma de hacerle frente es con una bola de goma anti-estrés que lo acompaña a todos lados. Suma 4 horas de sueño en un buen día y la cafetera suele estar directamente en su escritorio, justo al lado de su computadora, ya deteriorada, que lleva varias semanas sin apagarse. Aunque la mejor forma de representarlo es con el emoji del zombi, un programador Senior atraviesa muchos momentos durante el proceso de desarrollo de un proyecto. La frustración y enojo predominan la mayoría del tiempo, pero cuando finalmente logran encontrarle la vuelta al desarrollo y se acercan al momento del lanzamiento, hasta el Senior más avezado siente la adrenalina y la felicidad que experimentaba cuando era Trainee y, por lo general, esto los empuja a seguir programando y afrontando nuevos retos.


Ser programador es un camino desafiante que requiere pasión y mucha paciencia. Aunque estas categorías son una forma de representar, a grandes rasgos y con mucho humor, los momentos que atraviesa un programador en su carrera, la mayoría de las veces cada instancia tiene sus matices. Más allá de las exageraciones, queríamos aprovechar este espacio para agradecerles y reconocer a todos los programadores que nos permiten día a día poder hacer nuestro trabajo de la mejor manera.

Por último, si les gustó el post, los invitamos a compartirlo para desearles un feliz día a sus amigos que ya están programando o que quieren comenzar a hacerlo.


Notas Relacionadas

Comentarios

1
Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
Samuel
Guest
Samuel

Excelente antivirus

A %d blogueros les gusta esto: