Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

septiembre 27, 2019

Outbreak Day: las mejores secuelas de juegos de zombis

ESET

Categoría de la Nota

Para todos los gamers fanáticos de los survival horror el 26 de septiembre es una fecha muy significativa, ya que es el día en el que comienza el brote en uno de los juegos de zombis más importante de los últimos tiempos, The Last of Us. Este título, lanzado para Play Station 3 en 2013 y remasterizado para la última consola de Sony, se ha vuelto un juego de culto que ha encantado tanto a los jugadores como a la crítica especializada. Este Outbreak Day no fue como los anteriores, ya que, como muchos sabrán, se acaba de anunciar el esperado lanzamiento de su secuela. Esto ya desató muchísimas especulaciones y uno de los debates que más tiempo ocupa es si las segundas partes valen realmente la pena. Aunque hay muchos títulos que hirieron de muerte a sus franquicias, hoy queremos pensar en positivo y por eso presentamos las mejores secuelas de juegos sobre zombis.

Dead Rising 2

Por Martín Vindel

El primer título de esta franquicia salió a la luz en 2006 para Xbox 360 y al poco tiempo se volvió un juego de culto. Una cifra que ayuda a comprender el éxito de esta entrega es que se vendió un juego por cada 6 consolas. Esto no es tan extraño si tenemos en cuenta que el juego fue desarrollado por una empresa que es una eminencia en zombis, hablo nada más y nada menos que de Capcom.

Pasaron 4 años y algunas polémicas, por la similitud de la trama del juego con la película El Amanecer de los Muertos, hasta que salió a la luz Dead Rising 2. Hay muchos casos en los que las secuelas destruyen a sus predecesores, otros en los que les hacen justicia y mantienen el nivel, pero son realmente pocos los casos en los que las segundas entregas superan a la original, y este es uno de ellos.

Para el desarrollo del juego, Capcom contrató a Blue Castle Games, un estudio canadiense que, aunque a mi parecer le faltaba mérito para el desafío, estuvo a la altura de las circunstancias y supo capturar la esencia de Dead Rising y mejorarlo increíblemente.

Durante el juego nos pondremos en la piel de Chuck Greene, un hombre que queda atrapado en una ciudad ficticia similar a Las Vegas. Allí su esposa se convierte en zombi e infecta a su propia hija, por lo que Chuck deberá ir de acá para allá buscando una medicina que evita que se transforme. Mientras tanto, buscará la forma de escapar de esta ciudad infestada de muertos vivientes.

Durante el desarrollo de la historia iremos interactuando con otros personajes que nos acompañarán en la aventura y, aunque muchas veces lucharán con nosotros, otras tantas resultarán ser psicópatas que tarde o temprano deberemos enfrentar. Para no caer en más detalles que pueden llegar a arruinar la trama, voy a decirles cuales son las dos mejores cosas del título: por un lado, podemos construir y mejorar nuestras armas con todo lo que se les pueda ocurrir para destruir a los zombis: machetes, palos de béisbol, clavos, alambres, guantes, etc. Pero, además de eso, salvo en las zonas seguras, la ciudad está completamente infestada de zombis. Este combo es realmente un éxito para los fanáticos del género y hace que el juego sea sumamente entretenido.

Otro punto que cabe destacar es que es posible armar partidas cooperativas con una persona e ir avanzando en el juego en simultaneo. En esta modalidad la dificultad se acomoda y los zombis son más difíciles de vencer.

Dead Rising 2 supo capturar lo mejor de la aventura original y mejorarlo increíblemente, llenando el juego de posibilidades para masacrar toneladas de zombis con armas espectaculares. A esto se le suma personajes muy interesantes y una jugabilidad abierta y sumamente divertida.

Left for Dead 2

Por Santiago Achiary

En general se suele decir que las segundas partes nunca fueron buenas, y la verdad es que en el ámbito del cine, se trata de una máxima que tiene bastante razón (a excepción, quizás de El Padrino 2). En el caso del gaming, al menos en los juegos que involucran a zombis, esta máxima quizás no aplique tanto tal como podrán ver en este post. Y Left 4 Dead 2 no es la excepción.

Este juego lanzado por Valve en 2009 es un first person shooter diseñado para ser jugado de manera cooperativa entre 4 jugadores y tiene una premisa básica: sobrevivir a toda costa a las hordas de zombis. En realidad, esa ya era la premisa del primer juego lanzado un año antes (llamativo que Valve se tomara tan poco tiempo para sacar una secuela) pero la 2da parte mejoraba varias cuestiones y por lo tanto lo hacía un juego muy interesante, a pesar de no presentar muchísimas cosas nuevas.

Para quienes no hayan tenido el gusto de jugar a ningún Left 4 Dead, el primer consejo es: prepárense… prepárense y trabajen en equipo. Sucede que este juego se pone realmente intenso con los ataques zombis, e inclusive cuenta con una Inteligencia Artificial que va ajustando la cantidad de atacantes de acuerdo a la performance que va teniendo cada jugador dentro del mapa. Es un juego que no está tan centrado en la historia y realmente no da respiro, por lo que obliga a trabajar en equipo y comunicarse con los otros 3 jugadores para llegar a los objetivos propuestos. Hoy en día quizás sea de lo más común jugar co-op online, pero hace 10 años el panorama era diferente, no era algo totalmente lejano, pero este tipo de apuestas realmente ayudaron mucho a que la modalidad se expandiera aún más.

Por último, el juego cuenta con una gran atención al detalle, con una amplia diversidad de armas que nos permiten ajustar nuestro estilo y con armas de corto alcance que van desde un machete, pasando por una sartén de cocina, una guitarra eléctrica, hasta un gnomo de jardín (llamado Gnome Chompski en una clara alusión al activista Noam Chomsky). Otro detalle que siempre me gustó es que, al recibir daño, nuestro personaje va perdiendo velocidad y en caso de estar por morir, puede defenderse desde el suelo con un arma para tratar de evitar ser atacado por las hordas.

En resumen, Left 4 Dead 2 demuestra que para lanzar una secuela no es necesario hacer grandes cambios, sino tan solo potenciar los aspectos que hicieron que la primera parte funcionara bien. Es cierto que, al ser un juego no tan centrado en la historia, la tarea de armar una secuela exitosa se vuelve un poco más sencilla, pero el mismo consejo también podría aplicar a los aspectos narrativos.

State of Decay 2

Por Sabrina Blaha

Imagina que el mundo llega a su fin, una plaga se esparce y los muertos, bueno, ya no son muertos. Lo sé, suena a historia conocida, sobrevivir, matar zombis, llegar al final, pero State of Decay 2 nos ofrece un poco más que esto.

Centrado en un mundo prácticamente abierto, comenzamos la historia eligiendo a nuestro par de héroes (si, porque por suerte no viajamos solos), con cada personaje teniendo sus propias habilidades especiales (estamina, puntería, química, entre otras), las cuales nos irán sirviendo en el transcurso del juego. La cuestión es que (obviamente) llegamos escapando de los zombis y arranca la historia.

A partir de este momento, debemos ir recolectando elementos (comida, medicamentos, armas varias) y también iremos conociendo gente. Lo divertido de los nuevos amigos que haremos es que podremos elegir cómo interactuamos con ellos, qué les respondemos, si les hablamos o no, si los ayudamos o no, si los sumamos a nuestro grupo de supervivencia o no, y esto obviamente va a ir teniendo sus consecuencias.

Sin embargo, sobrevivir no es tan simple como suena, ya que, si bien la compañía debería facilitar el combate contra los zombis, a veces los grupos pueden tener diferencias. En este punto es donde entra la magia de éste juego. Cada personaje que se sume tendrá su propia forma de pensar, sentir y actuar, sus propias cualidades y habilidades que lo diferenciarán del resto y que harán que sume o reste en nuestro equipo. Tendremos que tratar de mantener a nuestro grupo estable e ir cumpliendo las diferentes misiones a medida que avanzamos en el mapa.

Eso sí, ten mucho cuidado con la noche, porque a diferencia de otros juegos, este momento es verdaderamente oscuro, y deberás mirar sobre tu hombro todo el tiempo, para evitar ser atacado.

State of Decay 2 puede llegar a ser un poco complejo para agarrarle la mano a su jugabilidad, pero es un juego altamente entretenido, llevadero y que logra atrapar al jugador.

The House of the Dead 2

Por Martín Vindel

Para los que fuimos jóvenes en los 90 el juego realmente no necesita presentación, pero a los más jóvenes (o viejos) voy a tratar de explicarles lo que significó la llegada de The House of the Dead. El título se estrenó en 1996, pero por esos años todo lo que se lanzaba sobre videojuegos tardaba en llegar a América Latina, muchas veces demasiado tiempo. Para saber algo sobre los lanzamientos de juegos o consolas había que recurrir a revistas que no hacían más que llenarnos de expectativas.

Imagínense entonces lo que significaba entrar a los arcades y ver que habían estrenado una nueva máquina, y no una máquina cualquiera. Este juego no tenía palanquitas ni estaba lleno de botones, este juego tenía dos pistolas y una pantalla. Si bien los periféricos para “disparar” no eran una novedad, poder dispararles a zombis que se te tiraban encima jugando en simultáneo con un amigo sí que lo era.

No hace falta aclarar que el juego fue un éxito rotundo y en las horas más concurridas había que esperar mucho tiempo para poder jugar. Imaginen entonces lo alta que tuvo la vara The House of the Dead 2 cuando comenzó a llegar a los salones de juego a partir del año 2000. Pero, no solo tuvo que medirse con su predecesor, sino también con las consolas domésticas que para ese entonces ya eran bastante populares.

Apoyándose en la fórmula que llevó a la primera entrega al éxito: mucha acción, jefes imponentes y la posibilidad de jugar de a 2, este shooter sobre raíles se posicionó cómodamente entre los favoritos de muchos de los que seguíamos yendo a los salones de juego.

La historia es una continuación del primer juego, en el que un grupo de científicos, que odia a la raza humana, construye un ejército de zombis para destruirla. En esta ocasión, quien está detrás de este plan es un tal Goldman, un discípulo del líder del proyecto que derrotamos en la primera entrega, que impulsa un nuevo ataque en Venecia. Nosotros usaremos a James Taylor (sí, como el cantante) y Gary Stewart para hacerle frente a esta amenaza. A través de distintos niveles, ambientados en ciudades italianas, tenemos que enfrentar hordas de zombis cada vez más fuertes y jefes que se mueven cada vez más rápido, hasta llegar al jefe final que combina a todos los anteriores.

Sin dudas esta secuela fue un éxito rotundo. Logró estar a la altura de un juego épico en una época complicada para los arcades. Tanto es así, que hace algunos días acaban de confirmar que SEGA está trabajando en un remake tanto del primer juego como del segundo, aunque todavía no se sabe para qué plataformas.


Como habrán visto no todas las segundas partes son malas, por lo que hay motivos de sobra para esperar buenos resultados de esta secuela. Desde Gamers ESET hicimos un listado de las cosas que nos gustaría ver en TLOU 2 , pero si aún no has jugado este título te recomendamos que lo veas más adelante. Por último, nos gustaría saber tu opinión sobre las secuelas de los videojuegos: ¿tienes alguna favorita? ¿hay alguna que no te haya gustado? ¡Déjanos tu comentario!

Además, los invitamos a responder la encuesta gamer de septiembre y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de BagoGames en Flickr


Notas Relacionadas

Comentarios

2
Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
Vagrant
Guest
Vagrant

Seirei Densetsu Lickle tmb llamado Little Samson… mi juego de la infancia en la NES ♡♡

Rafael Flores (@rafaflores100)
Guest

Los juegos en on line, son lo máximo, me hace volar mi imaginacíon, y socializo con mucha gente, es el mejor juego futurista, felicidades.

A %d blogueros les gusta esto: