Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

octubre 18, 2019

Retrogaming: Los 4 mejores juegos para Nintendo NES

ESET

Categoría de la Nota

En un día como hoy, pero hace 34 años, Nintendo lanzaba a la venta en Nueva York una consola que marcaría un antes y un después en el mundo de los videojuegos. No es nada exagerado afirmar que la Nintendo NES (Nintendo Entertainment System) fue una de las mayores responsables de la popularización de las consolas hogareñas y de los videojuegos. Por esos años surgieron títulos gigantes que se mantienen vigentes hasta nuestros días y que vale la pena seguir jugando. En esta oportunidad, así como hace unas semanas  hicimos nuestra selección de mejores juegos de PlayStation, nos propusimos presentar los mejores juegos de la Nintendo NES según #GamersESET.

Super Mario Bros – 1985

Por Sabrina Blaha

Mucho antes de que Mario, Luigi, Peach y la pandilla de Bowser jugaran carreras en kartings, surgió el primer título de la franquicia Super Mario para consolas (NES en éste caso).

A pesar de haber nacido como un juego arcade, eventualmente el concepto evolucionó, con su creador, Shigeru Miyamoto, buscando la manera de que los jugadores pudieran navegar a través de diferentes escenarios evadiendo enemigos y adquiriendo nuevos y diversos poderes que los ayuden en su aventura.

Es así como en 1985 nace en forma de videojuego de consola el primer título de esta exitosa franquicia. Pero… ¿Qué es lo que lo hizo tan especial? Estrellas de poder, flores de fuego, hongos mágicos, tortugas voladoras, nubes que nos perseguían y lanzaban enemigos, enredaderas mágicas que nos transportaban a lugares secretos y montones de lugares especiales escondidos nos transportaron automáticamente a emociones desconocidas para muchos de nosotros (aún) en el mundo de los videojuegos.

Coordinación y montones de hongos de vida (y altura?) eran mucho más que necesarios para poder completar cada fase y descubrir, castillo tras castillo, que Peach no estaba donde nosotros la estábamos buscando (¿Por qué, Peach, por qué?)

En fin, es imposible decir que a más de 30 años de su lanzamiento (más allá del evidente éxito que siguen teniendo sus títulos) Mario ya no tenga lugar en nuestros corazones. Estoy segura que con solo tipear “Tan tan tan, tan-tan-taran, ta-ta-ta-ta ta ta tarara” pueden escuchar la música sonando 😛 .

Metroid – 1986

Por Santiago Achiary

Hablar de los mejores juegos de NES nos pone en el ejercicio de posicionarnos en la época en que fueron lanzados y contextualizar algunas dinámicas que hoy nos resultan totalmente familiares y que fueron moldeadas por esos juegos con innovaciones totalmente revolucionarias para ese momento. El lanzamiento de Metroid en 1986 fue bastante rupturista con el modelo de videojuegos que había para ese entonces, ya que se rompió con el esquema lineal de izquierda a derecha que primaba en la década del 80.

Tal fue la innovación que los jugadores la percibían en la primera escena del juego: si el jugador direccionaba a Samus Aran hacia la derecha, tal como lo hubiera hecho si estuviera jugando al Super Mario Bros, se encontraba con una pared que no era posible saltar, sino que se debía pasar por debajo. ¿Cómo se conseguía eso? Yendo hacia la izquierda (bastante inusual para lo que nos tenían acostumbrados los juegos de esa época) de la pantalla de inicio, en dónde se conseguía la Morph Ball que permitía pasar por espacios pequeños. Esa primera escena sentaba las bases de la experiencia que proponía Metroid: exploración en un escenario abierto que rompía el esquema lineal y que nos obligaba a volver sobre nuestros pasos para abrir nuevos escenarios una vez que hubiéramos conseguido un power-up. Allí residía otra de las fortalezas del juego: ir consiguiendo mejoras permanentes (característica que ya estaba en The legend of Zelda) que eran necesarias para poder avanzar y terminar el juego.

Metroid es un juego que visto a la distancia, es una proeza técnica dado la gran atención al detalle que tiene el mapa y los secretos que allí se escondían. Además, a pesar de que el término fue acuñado a mediados de la década del 90, suscitó la creación de la etiqueta “Metroidvania” a partir del éxito del formato presente en esta saga y en la de Castlevania. Otra cuestión interesante y que era bastante novedosa fue la posibilidad de obtener diferentes finales del juego de acuerdo al tiempo en el que lo terminásemos. Otro detalle que me parece genial es (spoiler alert) tener que huir antes de hacer explotar toda la guarida de los enemigos.

Por último, otro factor destacable en la innovación que supuso Metroid fue la introducción de un personaje principal femenino, rompiendo con el modelo de mujer que preponderaba hasta esa época (en general se trataba de personajes secundarios que necesitaban ser rescatados). A pesar de que no lo sabíamos hasta obtener un determinado final del juego (y que en el manual en inglés del juego se referían a Samus como “él”), este detalle fue muy disruptivo y sentó las bases para que años después pudiera surgir la figura del Lara Croft.

Si son nostálgicos o les gustan los videojuegos retro seguramente quieran y disfruten tanto de Metroid como yo. Y si no lo han jugado todavía, los invito a que lo hagan para entender cómo este juego ha influenciado a tantos títulos que le siguieron.

The Legend Of Zelda – 1986

Por Juan Martín Verrelli

Si bien todos tenemos nuestros juegos favoritos de la infancia, y cada uno de nosotros eligió un camino a la hora de experimentar en el mundo de los videojuegos -ya sea a través de distintas consolas, PC o títulos-  es innegable la influencia de la NES a la hora de hablar de la evolución de los videojuegos.

Dentro de las bases que fundaron el éxito de esta consola,  en estas épocas tan infantes del entretenimiento electrónico, se encuentra, sin lugar a dudas, el inicio de la franquicia The Legend Of Zelda. En 1986, luego del éxito de Mario, Miyamoto lanza una idea revolucionaria para la época.

Con una jugabilidad muy especial, TLOZ es recibido por el público como uno de los mejores (sino el mejor) juegos hasta ese momento. TLOZ se destaca por completo entre sus pares por un conjunto de ideas y ejecuciones que lo separan de todo lo visto hasta la fecha. Para empezar, la ambientación de la aventura de Link en Hyrule y la visión “elevada” de la cámara fueron ideas que dieron pie a la exploración y, por qué no, al concepto de mundo abierto, algo jamás visto a esas escalas hasta la fecha. El juego tenía un mapa tan extenso y tan intrincado, que los desarrolladores se vieron forzados a implementar un sistema de guardado de progreso para que los jugadores pudieran finalizar la historia eventualmente.

La abundancia dentro del título es otro paso fuerte, con una cantidad generosa de secretos, items y enemigos que mantienen al juego fresco y entretenido mientras uno intenta descubrir dónde está y a dónde supuestamente tiene que ir.

Si bien el juego por su muy buena recepción continúa con una secuela directa para la misma consola, es al día de la fecha que los fans no se despegan del primer título. Desde dificultades autoimpuestas, como intentar superar el juego con la menor cantidad de usos de espada o superarlo con el power glove, hasta la extirpación del más mínimo código para optimizar tiempos en speedruns y romper récords en su recorrido, The Legend of Zelda es un título que aún se juega diariamente y en su consola original con esos (bastante incómodos) joysticks cuadrados.

En mi opinión personal, creo que Zelda fue uno de los títulos que dio pie al concepto de “dar vuelta” un juego, ya que su muy intrincada jugabilidad y la falta de guías en nuestro lado del charco daban a la comunidad un muy intenso debate y especulaciones sobre qué era lo que había que hacer para proseguir en ese tan extenso mundo de Hyrule.

Sin dudas, TLOZ es un gigante en cuyos hombros se apoyan no sólo su propio legado, sino el de tantos otros que utilizan sus mecánicas como inspiración para contar sus propias historias. Estas influencias, tanto internas como externas, son lo que lo hacen un verdadero tesoro clásico.

Si por algún motivo nunca tuviste la oportunidad de tomar el Zelda original y darle una jugada, no puedo dejar de recomendarte que lo hagas y vuelvas brevemente a las raíces de nuestra cultura gamer. Sin embargo, no es necesario que tengas la “experiencia original” con consola en mano y el cartucho para soplar (o la muy hablada Mini Nes), ya que la adaptación de este título en cualquier lado lo hace accesible en casi cualquier momento desde casi cualquier lugar. Te prometo que poder asociar la muy icónica canción del Zelda con tu propia experiencia no puede fallar.

Duck Hunt – 1984

Por Martín Vindel

No es ninguna novedad que a Nintendo le gusta innovar. Sin desatender las mejoras gráficas, en general la compañía nipona ha apostado más a buscar nuevas alternativas a la jugabilidad que al realismo gráfico. Al parecer este formato ha estado en el ADN de Nintendo desde sus inicios, ya que el Duck Hunt ha sido uno de los títulos que han acompañado el lanzamiento de la NES desde 1984.

 El juego, desarrollado y distribuido por Nintendo, se vale de la Nintendo Zapper para acercar una modalidad que fue muy bien recibida por los usuarios hogareños. Este periférico en forma de pistola utilizaba la tecnología Laser Clay Shooting System para permitirnos ir a cazar patos sin dañar el ecosistema ni lastimar a ningún ser vivo, salvo quizás a algún hermano o hermana al cual no queríamos  prestarle la consola.

El título resume muy bien la dinámica del juego y realmente no hay mucho que agregar. Con un mismo escenario de fondo debemos dispararle a una determinada cantidad de patos, sin malgastar un limitado número de balas. Hay patos de distintos colores que nos dan mayor o menor puntaje y recibimos un bonus si logramos no errar ni un solo tiro. A medida que avanzamos de nivel los patos se mueven cada vez más rápido.

Lo interesante es que, aunque pasaron muchos años desde el lanzamiento de este sistema de disparos láser, recién hace poco entendí, mirando un video de YouTube, cómo funciona la pistola. Voy a tratar de explicarlo lo mejor posible. Al momento de disparar, la pantalla se ponía por un instante completamente negra, salvo por un cuadrado blanco que se ubicaba exactamente donde estaba el pato. La pistola tenía un sensor que identificaba ese cuadrado blanco y si llegaba a detectarlo, es decir si apuntábamos correctamente al pato, daba como acertado el disparo. Muchas personas descubrieron el funcionamiento por esos años y pudo buscar alternativas para superar el juego engañando al sensor, aunque no era fácil. 

El juego en sí pareciera estar un escalón debajo del resto de los títulos de esta terna, no cuenta con una historia, el desarrollo del juego es repetitivo y los escenarios no varían en absoluto. Sin embargo, fue un juego que me gustó muchísimo y que, de alguna forma, marcó un estilo de innovación que desafía, hasta el día de hoy, a los grandes desarrolladores de consolas y juegos a apostar a mejoras que vayan más allá de los gráficos.


Estos son nuestros videojuegos favoritos de una consola emblemática que dio lugar a títulos increíbles. Seguramente dejamos a fuera un juego que te encanta, por eso nos gustaría que nos cuentes cuál fue tu favorito y por qué. Además, los invitamos a votar por el mejor de esta lista en nuestra trivia de Facebook ¡Ingresa haciendo clic aquí!

Por último, los invitamos a responder la encuesta gamer de octubre y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de RobinLe en Pixabay 


Notas Relacionadas

Comentarios

1
Leave a Reply

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of
Ana Elisa
Guest
Ana Elisa

Che qué interesante el Alto’s Adventure porque me hace pensar en el Journey, en el ori&tbf y en el inside. Es de esos tipos de juego que tienen alto trabajo en el arte y que crean experiencias hermosas. Gracias por la reseña.

A %d blogueros les gusta esto: