Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

diciembre 6, 2019

Los mejores juegos del 2019 – Vol. II

ESET

Categoría de la Nota

Hoy les traemos la segunda parte de nuestro análisis sobre los títulos ternados a Juego del Año en The Game Awards. La semana pasada hablamos sobre Death Stranding, Control y Sekiro: Shadow Die Twice, y ahora le toca a los otros 3 que completan la lista de mejores juegos del 2019. A continuación, podrán leer lo que más y menos nos gustó de cada uno.

Super Smash Bros: Ultimate

Por Juan Martín Verrelli

Para The Game Awards de este año, hay muchos prospectos interesantes entre los cuales elegir, sin embargo, casi escapando de las características normativas en las que un juego puede ser considerado GOTY, destaca por su peculiaridad una de las entregas más fuertes de Nintendo de este (casi) último año. Super Smash Bros: Ultimate es una novedad entre los nominados, no solo por su fecha de lanzamiento (diciembre del 2018) que lo pone muy atrás en la memoria a la hora de elegir el juego para un galardón a esta altura del año, sino también por la categoría de los juegos con los que se encuentra compitiendo.

SMBU es la quinta entrega de la saga de Super Smash, y es clásicamente conocido por su competitividad a nivel multijugador y recordado por muchos como la causa de la separación de más de una amistad en el sillón de casa. Si no estás familiarizado con el juego, es básicamente un juego de lucha tipo Arena con una selección de personajes crossover entre los all star de Nintendo. Desde Pikachu hasta Donkey Kong, pasando por Bayonetta y Solid Snake el reparto de luchadores para elegir es capaz de satisfacer todos los gustos en cuanto a género.

Las luchas suceden en mapas icónicos de los juegos representados y utilizan una variedad de ítems, tanto activos como pasivos, que aparecen de manera aleatoria (o no) en el mapa. Si bien el juego se especializa en el modo multijugador competitivo, no significa que no tenga un poco de historia para sazonar. Detrás de todos los personajes se encuentra una historia, que Nintendo ha sabido manejar de manera magistral.

Desde principio de año, las atenciones fueron puestas en el muy críptico trailer de Nintendo llamado “Mundo de Luz” donde todos los héroes del juego son vencidos de golpe, a excepción de Kirby que será quien tome la batuta para iniciar el modo historia. Y si bien esta aventura puede iniciar y terminar dentro del juego, Nintendo supo manejar el tren del hype sacando paulatinamente nuevos héroes para agregarle un toque de diversidad a un ya pulido terreno competitivo.

Como olvidar ese sentimiento de emoción cuando se anunciaron con un trailer espectacular a Simon Belmont y a Richter, o la sorpresa de Sans que iba a ser parte de un crossover con Undertale para aumentar así el abanico de selecciones y, a su vez, los interesados en el juego. Si a esta altura del año no lo tienes presente, te invito a que vuelvas a ver las introducciones al juego de estos personajes y no se te ponga la piel de gallina una vez más.

Ahora, si llegaste hasta esta parte de la nota, todavía te estarás preguntando sobre la peculiaridad de este juego con respecto a los demás nominados. Bueno, para empezar, es el único juego aparte de Overwatch (hace algunos años) nominado que tiene carácter de Esport. Si bien esto de por sí ya es raro (ya que un juego Esport se traduce en un relativamente corto contenido en cuanto a jugabilidad), es aún más peculiar que un juego exclusivamente de pelea se encuentre nominado, ya que el género no es tal vez el más dramático a la hora de contar una historia o de desarrollar un arco argumental. De cualquier manera, y cualquiera haya sido el motivo, el tren de Hype del Super Smash Bros Ultimate fue tan extenso y tan bien llevado que no me parece falto de mérito el ser nominado a un premio tan categórico. Si bien tal vez no sea el más profundo o el más intrincado a la hora de contar una historia, si es cierto que le debemos al Smash Bros este tipo de nominaciones por ser protagonista de algunos de los momentos más memorables en torneos Esport y por mantener el paradigma de los juegos de lucha como competitivo de manera tan estable.

The Outer World

Por Martín Vindel

Una de las grandes sorpresas entre los nominados de este año fue The Outer World, un juego que combina aciertos y errores de dos grandes títulos de los últimos años: Fallout y Mass Effect. Con estas referencias es más que evidente que se trata de un juego de rol futurista, y es justamente en sus características de RPG en donde encuentra sus mayores fortalezas, cosa que era de esperarse si tenemos en cuenta que fue desarrollado por Obsidian Entertainment, la empresa encargada de crear Pillars of Eternity y Fallout New Vegas.

The Outer World nos ubica en un mundo abierto que consiste en un sistema planetario muy vasto y variado, cada planeta enfrenta diferentes problemas, en general vinculados con disputas entre distintas facciones en las cuales deberemos intervenir. Cada escenario ofrece aventuras muy diversas generando así una experiencia de mundo abierto y libertad absoluta. Tan fuerte es esta faceta en el juego que el argumento que guía la historia parece estar en un segundo plano, dejando en el centro de la escena a nuestras decisiones. Es realmente increíble cómo han logrado articular este modo de juego libre con un sistema de progresión que funciona y atrapa de principio a fin, y no es poco decir teniendo en cuenta que se trata de una aventura que dura mínimo 25 horas. Esto se debe en parte al excelente trabajo de los guionistas que crearon muchos personajes e historias secundarias atractivas, aunque cabe aclarar que no todas tienen esta característica.

En cuanto a los aspectos negativos hay varias cuestiones que no se pueden pasar por alto. En primer lugar, el juego tiene muchos problemas técnicos. Pese a estar desarrollado en Unreal Engine 4 hay varias texturas, y diseños de personajes y escenarios que dejan mucho que desear, pero ese no es el mayor problema. Cuando pasamos de un escenario a otro muchas veces los tiempos de carga son excesivos, e incluso dentro de un mismo escenario no es raro que demore la carga de las ambientaciones y se frene el juego, esto le quita mucho dinamismo y por momentos logra arruinar la experiencia.

Otro punto flojo es la modalidad de combate. Sin llegar a ser mala, es muy tradicional y bastante limitada. Esto mezclado con una inteligencia artificial poco optimizada de algunos monstruos hace que el momento de enfrentar enemigos sea un poco aburrido.

En resumen, estamos ante un título que seguramente generará opiniones divididas dependiendo de los gustos y la importancia que se le dé a cada aspecto del juego. Si estás buscando un mundo abierto con una historia rica, versátil y que genere experiencias particulares, estarás más que encantado. Por el contrario, si quieres calidad, y detalles técnicos y gráficos seguramente termines bastante decepcionado. Personalmente no me parece que pueda competir mano a mano con los demás juegos de la ternados, pero eso lo sabremos recién en algunas semanas.

Resident Evil 2

Por Sabrina Blaha

Todavía recuerdo el primer encuentro con Tyrant en el Resident Evil 2 original, cuando por fin pude acceder a él, allá por el 2000, me dio muchísimo miedo. Y es que, para una niña de 12 años, Resident Evil era realmente aterrorizante.

Era inevitable, dado los estremecedores pero gratos recuerdos que este juego me dio, que comprara el remake, y, la verdad, no me desilusionó. Recorrer las ruinas de Racoon City con los gráficos mejorados es realmente increíble. No solo porque ya no se trata de polígonos unidos entre si, sino porque la manera en que las expresiones de los personajes, las texturas y movimientos son realmente destacables. Además, el sonido le da ese “no sé qué” estremecedor, creando una atmósfera en la que nos sentiremos, momento a momento, al borde de un ataque.

A diferencia del juego original, contaremos con algunas locaciones y puzzles nuevos, pero el alma original del título fue mantenida, así como la necesidad de ser cuidadosos al momento de utilizar nuestras municiones y vida. Pero, esto no es todo. También se agregó un feature en el mapa que nos indica cuándo hemos recogido todos los ítems de una habitación, una opción bastante útil la verdad, para quienes no queremos perdernos de nada. Además, hubo un cambio en Tyrant. Si bien era sabido que Tyrant nos iba a perseguir (como en el título original), en el remake cuenta con un rango mucho más amplio para perseguirnos, lo que por momentos lo termina convirtiendo en una gran molestia.

Los pasos de Tyrant al acercarse a donde nos encontramos “escondidos”, las hordas de zombies, la cámara, las texturas y muchas cosas más, logran el cometido de hacernos sentir que, más allá de ser un título de Resident Evil, es toda una nueva experiencia.

Es mucho más que evidente por qué este título se encuentra nominado al posible Juego del Año, no me cabe ninguna duda. Una gran obra del survival horror. Ahora tan solo apaga las luces, hazte con tus mejores defensas, afina tus oídos y adéntrate en las ruinas de esta aterradora historia.


Si bien hay algunos títulos que parecerían estar mejor parados de cara al 12 de diciembre (fecha del evento) a esta altura realmente es un misterio quién será el ganador de este año. Internamente cada uno tiene su favorito y en Gamers ESET hay opiniones divididas, por eso nos gustaría conocer tu opinión al respecto, ¿qué juego fue el que más te gustó de los nominados? ¿cuál crees que debería ganar el premio.

Por último, te invitamos a responder la encuesta gamer de diciembre y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de Instacodez en Flickr


Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

¡Gracias por visitar nuestro blog! Deja tu comentario

  Subscribe  
Notify of