Dragon Ball: ¿Acierto o error?

Un 26 de febrero hace 34 años, se estrenaba en Fuji TV, Japón, el primer capítulo de la famosa serie Dragon Ball.

Muchos años pasaron ya desde que escuchamos por primera vez hablar sobre las Esferas del Dragón, pero seguramente muchos de nosotros aún las recordemos con mucha añoranza.

Por eso, y sin más preámbulos, nuestro equipo de #GamersESET les trae este listado con los mejores y peores juegos de la saga.

Dragon Ball Z: Budokai 3

Por Martín Vindel

¿Qué tuvo de magnífico Dragon Ball que cautivó a toda una generación por tanto tiempo? Esta pregunta es densa y probablemente si hilamos fino tenga tantas respuestas como espectadores. Pero, si analizamos la serie desde una perspectiva más general, creo que la mayoría de nosotros podemos acordar en que sus mayores fortalezas estaban en la variedad de los personajes y sus personalidades, la calidad de las animaciones y dibujos, en las increíbles peleas que mezclaban poderes sorprendentes con artes marciales, y, obviamente, en las transformaciones de los protagonistas. Dimps y Atari evidentemente identificaron a la perfección estas cuestiones fundamentales y supieron plasmarlas con maestría en un juego para la Play Station 2 en el zenit de su desarrollo.

Arranquemos por el principio: yo no recuerdo un juego anterior de Dragon Ball que nos permitiera jugar con tantos personajes, transformaciones y fusiones. En este sentido el juego era perfecto, podíamos usar a la gran mayoría de los personajes de la serie (de la saga original, Z y GT) y transformarlos durante la pelea logrando así maximizar nuestro Ki. Gokú y Vegeta fusionados en Super Saiyajin 4; Gohan en Super Saiyajin 2; Broly, Freezer, Cell y Majin Buu con todas sus transformaciones; etc. Podías elegir realmente a cualquier personaje que quisieras, este fue sin dudas un acierto tremendo de los desarrolladores.

Además, como dijimos al comienzo, una de las cosas que más atraían de Dragon Ball eran sus dibujos y animaciones. Este juego mejoró el cell shading que se había utilizado en su predecesor, el Budokai 2, y le dio un protagonismo central. Este formato de sombreado sumado a que la Play Station 2 estaba alcanzando sus máximas capacidades de desarrollo nos dio como resultado un juego visualmente hermoso. Tanto que hoy, más de 15 años después, los gráficos siguen pareciendo actuales.

La optimización de los desarrollos para PS2 además permitió incorporar un sistema de lucha increíble. Y acá vale la pena hacer una mención especial: realmente estamos hablando de una modalidad que, a mi criterio, representaba casi a la perfección las peleas que veíamos en la TV. Transformaciones, agotamiento, concentración de Ki, ataques especiales, combos y todo lo que tanto nos encantaba de la serie animada estaba orquestado con maestría en el sistema de combate. Solo por esto vale la pena darle la categoría de acierto.

Por último, y aunque ya lo fuimos filtrando en los párrafos anteriores, cabe mencionar que el juego incorporaba como nunca la posibilidad de transformarnos, de pasar por todas las fases de Super Saiyajin y en la mitad de la pelea agotarnos y tener que volver a empezar para alcanzar nuestro máximo poder, nada más cercano a la serie.

Veredicto: Acierto

Por todos estos aspectos podemos concluir, sin dudas, que este título se encuentra en el grupo de los aciertos dentro de la variada cantidad de juegos de Dragon Ball que hubo a lo largo de la historia.

Dragon Ball Xenoverse

Por Santiago Achiary

La relación entre Dragon Ball y los videojuegos es, como mínimo, tumultuosa. Los motivos pueden ser varios pero creo que uno de los principales motivos es que ningún desarrollador termina de dar con un formato de juego que se adapte al espíritu de la serie, algo que por ejemplo le sucedía a Batman hasta que cayó en las manos de Rocksteady. En general los desarrolladores tienden a inclinarse por el formato de peleas pero ¿acaso Dragon Ball no es algo más? Y ahí es donde viene la cuestión de la historia: ¿vale la pena recrear toda la historia en un videojuego? ¿es posible crear una historia totalmente nueva que satisfaga al fandom de la serie?

En el caso de Dragon Ball Xenoverse, parecía que el desarrollador Dimps había realmente prestado atención a la serie y tenía una interesante propuesta: que podamos generar nuestro propio personaje con muchísimas opciones de customización al momento de crearlo. A esto se le sumaban elementos de RPG que permitían ir desarrollando al personaje en base a nuestra experiencia y con la posibilidad de que cualquier raza pudiera ejecutar cualquier movimiento especial del universo Dragon Ball.

Hasta aquí todas buenas noticias pero lamentablemente esta buena idea no terminaba de consolidarse en la ejecución: Xenoverse terminaba siendo un juego de peleas bastante pobre, sin nada innovador y algo repetitivo: realizar algunos golpes, llenar una barra de poder que nos permitiera ejecutar algún movimiento especial (el cual, con frecuencia, fallaba su objetivo). A esto se le sumaba que podíamos realizar misiones en las que se incluían a otros personajes pero en líneas generales los NPCs terminaban siendo más una carga que una ayuda, y debíamos salvar el día en cada misión.

Veredicto: ERROR

A pesar de que Xenoverse no alcanza los niveles más bajos que hemos visto en algunos títulos de Dragon Ball, sí se siente como una oportunidad desperdiciada. La buena idea de darnos la posibilidad de crear nuestro propio personaje queda empañada por una ejecución que termina volviendo al juego un tanto repetitivo y poco innovador.

Dragon Ball Z: The Legacy of Goku

Por Sabrina Blaha

Lanzado en 2002 para Game Boy Advance (por Infogrames, Atari y Banpresto), este juego es un RPG que repasa la historia de la saga hasta la destrucción de Namekusei.

Al comenzar, nos encontraremos con Goku de vacaciones (que será nuestro personaje principal) visitando al Maestro Roshi con Gohan; que luego es secuestrado por Raditz (el hermano Sayajin olvidado de Goku). Y así sin más, comienza todo.

Nos encantaría decir que este título podría ser de especial diversión para los fanáticos de la saga, pero ni siquiera eso. Si bien en el transcurso de la historia para recuperar a nuestro pequeño, nos iremos cruzando con varios personajes conocidos de la serie (Freezer, Krillin, Piccolo, entre otros), el juego es….simplemente limitado.

Podría ser un alivio pensar que al menos Gokú puede volar e incluso hacer un Kamehameha, pero de poco sirve esto, realmente. Y, ¿Por qué lo digo? A pesar de que a lo largo de la historia visitaremos 16 lugares inspirados en la serie, la posibilidad de hacer cosas allí es prácticamente nula. Las misiones opcionales abarcan temáticas tan acotadas como “buscar” un ítem y que te detallen dónde está (De verdad, ¿Cuál es la gracia de eso?) o buscar a un niño perdido; quitándole realmente cualquier sensación de aventura.

Y en verdad eso no es todo, porque una vez que abandonamos un mapa, debemos abandonar también la idea de volver luego y seguir explorando, porque ese lugar deja de ser accesible (por lo menos esto podría haberle dado al juego un poco más de gracia).

En total, tendremos 2 horas de juego, sin contar las “misiones” opcionales, que quizás alargan la vida útil de este título a 4 o 5; ya que solo unas 26 misiones principales nos alejan de llegar a la batalla final (que, sumado a todo lo anterior es…decepcionante).

Veredicto: Error

Si lo que deseas es “revivir” MUY a la ligera Dragon Ball, sin las eternas horas de capítulos con la misma pelea, adelante, con este juego podrás hacerlo (en cierta forma). Pero si lo que buscas en un videojuego es justamente la posibilidad de sorprenderte con la historia, misiones principales, opcionales y posibilidades de nivelación de personaje (como en todo RPG que se respete), te alentamos a que busques otro título, ya que este estará muy lejos de cumplir tus expectativas. Toda una oportunidad desaprovechada.

Dragon Ball Fighter Z

Por Juan Martín Verrelli

Seamos sinceros un momento, la realidad, es que nosotros como Latinoamérica tenemos algo en común. Dragon Ball ocupará siempre un lugar en nuestro corazón, ya sea por pura nostalgia o porque aún seguimos viendo la serie. Es que este animé estuvo con nosotros desde nuestros días de colegio y fue parte clave de muchas de nuestras experiencias creciendo, y eso incluye obviamente, videojuegos a diestra y siniestra.

Los juegos de Dragon Ball son tan paralelos como su serie, y se encuentran en todas las consolas existentes desde la clásica NES hasta juegos portátiles con píxeles negros y un fondo pre-pintado sin más que 4 botones alrededor.

Desde chicos, crecimos con la idea de tener un juego de pelea de Dragon Ball que se asemejara a la serie, pero lamentablemente, esto no sucedería hasta que nuestra generación no tuviese la suficiente edad para encarar, técnicamente, un proyecto que por fin satisficiera esos recuerdos nostálgicos; haciendo honor a la manera en la que recordamos el juego de Sega de DBZ, pero traído a la realidad sin el engañoso filtro de nostalgia.

Dragon Ball FighterZ es lanzado por Arc System Works en el muy reciente 2018 con una premisa soñada: mantener la velocidad y las cinemáticas de las batallas de la serie de DBZ en un juego dinámico y con capacidades de torneo.

FighterZ se caracteriza por sus muy bellos combos que intercalan mecánicas y cinemáticas en una muy bien aceitada escena. La mecánica del juego es lo suficientemente sencilla para tomar el control y empezar a jugar, ya que no requiere de combinaciones complicadas para iniciar vistosos combos y contragolpes; solo un poco de coordinación y estrategia son necesarios para una pelea lo suficientemente entretenida que nos motive a seguir buscando rivales.

El juego cuenta con un modo historia exclusivo, donde se presenta un nuevo androide y se utiliza la clásica mecánica de versiones malvadas/clones/sombras/versiones alternativas de los héroes para rellenar la historia de batallas. También cuenta con un muy necesario modo online al cual se puede conectar a través de un lobby, desde el cual se puede interactuar y conseguir ítems y avatares para expandir la experiencia multijugador. Pero esto, lamentablemente, no es perfecto. Como en todos los juegos de este calibre, la conexión con tu oponente es muy importante, y en un juego donde mantener el ritmo de la batalla es crucial, el festival de lag no es un invitado muy alegre a nuestra fiesta. Sin embargo, esto no siempre es así y el couch multiplayer funciona de maravillas para revivir esas peleas con un hermano o amigo de años, en estas vistosas batallas de 3vs3.

Veredicto: Acierto

Si bien no es un juego perfecto, definitivamente es un juego genial en lo que respecta al universo de Dragon Ball, y un sueño hecho realidad para el niño interior que no puede creer cómo pueden dividir 5 minutos de historia en 8 episodios.


Y tú, ¿Conoces estos títulos? ¿Qué te han parecido? ¡Cuéntanos tu opinión en los comentarios!

4 series animadas basadas en videojuegos que tal vez no conozcas

Desde #GamersESET queremos compartirles nuestra selección de las mejores series animadas basadas en videojuegos en este #MesDelOrgulloNerd

Día de Goku: personajes de Dragon Ball como funcionalidades de ESET

Comparamos las funcionalidades de las soluciones de ESET con los personajes de esta mítica serie Dragon Ball.

ESET recibe el mejor puntaje por su protección para endpoints en la prueba de SE Labs

ESET recibió por tercera vez el reconocimiento de SE Labs por su protección para endpoints. Entérate más sobre este premio aquí.

Posts recomendados