Los mejores juegos de Los Simpsons

Una de las series más populares e influyentes a nivel mundial es (o fue) Los Simpsons. Tal ha sido el éxito del programa de televisión durante tantos años que las aventuras de esta familia han llegado a muchos formatos, y los videojuegos no son la excepción. Si bien hay varios simplemente olvidables, se lanzaron muchos juegos que valieron la pena y algunos han llegado a ser muy bien recibidos tanto por los fans como por los críticos. El 19 de abril se cumplen 33 años de la primera aparición en televisión de Los Simpsons, el hecho -que ya a esta altura podemos catalogar de histórico- ocurrió en el Show de Tracey Ullman, un programa de la cadena FOX conducido por el comediante cuyo nombre aparece en el título. Para homenajear a esta serie que tantas sonrisas nos dio, en #GamersESET armamos un compilado con los mejores juegos de Los Simpsons.

The Simpsons Arcade – 1991

Por Juan Martín Verrelli

En esas curiosas épocas de antaño donde el mayor rendimiento y variedad de videojuegos se encontraba en el caótico terreno neutral de los arcades, existían ciertos títulos que se imponían sobresaliendo del resto, un turno frente a su palanca y botones era causa de filas y monedas apiladas junto la pantalla. Entre los Mortal Kombat, Street Fighter y el infame arcade de Jurassic Park, siempre había uno más que, para mí, iba codo a codo con estos gigantes.

The Simpsons Arcade, desarrollado por el buen Konami allá por el año de 1991, es un muy sólido estandarte de los beat em ups. La mística que rodeaba a este juego era siempre tema de conversación entre quienes lo recuerdan. Al no tener ningún tipo de contraparte para consolas, ni la posibilidad de jugarlo en casa (al menos por aquellas épocas), los minutos que podíamos aferrarnos a un personaje dentro de este arcade eran fugaces y llenos de emoción, y los exprimíamos como tal.

Como juego de los Simpsons, era simplemente el mejor (lejos), y como beat em up era un claro contendiente a cualquiera que se le presentara. La muy fuerte y breve marca que dejó este arcade en todos los que lo probaron, hace que lo recuerden como ese juego que “estaba genial” y nunca volvieron a cruzarse.

Para aquellos que ahora están rememorando el haberse encontrado con esta máquina, les recuerdo un poco como se planteaba la situación; la familia protagonista iba por Springfield cuando Smithers roba un diamante y se tropieza con ellos. Como buen enredo caricaturesco, el diamante cae en la boca de Maggie reemplazando su inmortal chupete y en el apuro Smithers la toma para llevarla con diamante y todo. Así comienza nuestro camino para recuperar a Maggie con la selección completa de hasta 4 personajes en simultáneo sobre el arcade. Cada uno posee una habilidad propia para defenderse, Homero con sus puños, Marge con una aspiradora, Lisa con una soga de saltar y Bart con su skate. También cuentan con animaciones específicas y dos de los personajes pueden “acoplarse” para un movimiento especial, como Homero llevando a Lisa en los hombros o Bart y Lisa corriendo por todos lados tomados de la mano.

El juego está 100% generado para el arcade. En cuanto a historia, los únicos enemigos preexistentes de la serie al que nos enfrentamos son Smithers y Burns como jefe final. Durante los 8 niveles en los cuales se desarrolla la aventura todos nuestros enemigos son autóctonos al título con alguna que otra similitud, desde gente de la mafia hasta donas con ojos, brazos y piernas en el nivel 6.

Los personajes clásicos de la serie aparecen como fondo o como detalles durante todos los niveles. Entre éstos, contamos con minijuegos para sacudir un poco la tensión, como la carrera para inflar globos donde se otorgan puntos bonus en orden de velocidad de botones.

La dificultad del juego es claramente arcade, está seteada para que entregues tus fichas y no perdonar los errores de ejecución. Además, los hitboxes de los jefes pueden ser confusos y muchas veces hay que arriesgarse a ser completamente aplastados por un poco de daño.

Si bien es un juego dentro de todo lineal sin demasiada complejidad mecánica o psicológica, es innegable que aún con el tiempo en contra se mantiene como un gran juego de los Simpsons. Para mí, quedará como leyenda no solo por la capacidad de juego y gameplay entretenido, sino por fusionarse con un recuerdo con las salas de arcade que quedarán para siempre resguardadas en nuestras memorias del pasado como un lugar de felicidad inamovible.

Bart’s nightmare – 1992

Por Santiago Achiary

Cuando nos propusimos escribir sobre videojuegos de los Simpsons una sonrisa se dibujó en mi cara: tenía la posibilidad de tocar dos temas que me han apasionado desde mi infancia. Mi primer recuerdo sobre esta unión era el arcade beat ’em up que apareció en los 90s, pero al realizar una búsqueda de Google no solo vi que existían bastantes más títulos de los que pensaba, sino que pude recordar un juego que tenía en mi época de SNES: Bart’s nightmare. Y automáticamente mi sonrisa desapareció.

En realidad no es que me haya puesto triste, sino que recordé lo frustrante y difícil que me resultaba ese juego cuando lo jugaba de pequeño. Busqué algo de información y por lo menos sentí un poco de alivio: mi experiencia no distaba tanto de la que otros usuarios tuvieron o tienen al día de hoy gracias a los ROMs. Y también pude recordar algo que en la era actual de partidas de 200 horas y level up sería algo inconcebible: este juego no permitía guardar los avances en la partida, y de hecho no contaba con passwords, algo bastante más frecuente para la época. Esto significaba que cada partida era one shot, podías venir muy bien y si tenías una mala racha, todo se iba al tacho. Y créanme, era un juego bastante desafiante.

La premisa era bastante simple: Bart se quedaba dormido mientras hacía su tarea del colegio y comenzaba a soñar. Aquí nos dirigíamos al escenario principal, una calle en la que debíamos evitar diversos peligros que nos acechaban: Jimbo y su pandilla, Lisa en formato hada que nos podía convertir en rana, el profesor Skinner que nos vestía con el traje de domingo para ir a la iglesia y nos volvía más lentos, cabezas de Jeremías Springfield, Otto y su autobús y mucho más. El objetivo era evitar los peligros, lograr obtener Z (que permitían estirar el sueño) y cuando aparecían hojas de la tarea de Bart, entrar en ellas para jugar los minijuegos y así poder completar el juego. Si lográbamos pasar los minijuegos, obteníamos una hoja de apuntes que nos permitía lograr una mejor nota en la tarea que Bart estaba preparando al momento de quedarse dormido.

Y aquí venía la verdadera diversión, porque cada minijuego tenía su propia lógica y se valía del universo Simpson construido hasta ese momento. Si ingresábamos a la puerta amarilla nos dirigíamos a un capítulo de Tom y Daly en donde debíamos esquivar todos los violentos ataques que se propinaban los dementes gato y ratón. La puerta rosa por su parte nos llevaba a una suerte de mundo acuático y con algunas referencias al mundo de la central nuclear de Homero.

La puerta verde nos llevaba a uno de mis escenarios favoritos: ponernos en la piel de Bartzilla e ir destruyendo una ciudad mientras tanques y aviones nos atacan. El nivel finalizaba con la aparición de Homero en formato King Kong y Marge haciéndole un homenaje a Mothra, una polilla gigante. Mientras que la puerta naranja nos llevaba a un mundo lleno de referencias a Indiana Jones, en el que cada salto en una piedra podía ser una trampa mortal (recuerdo que este escenario era de mis menos favoritos por su dificultad). Por último, teníamos la puerta azul que escondía mi escenario favorito, y no por eso el más sencillo: Bartman (un personaje más presente en los comienzos de la serie) surcando los cielos de Springfield con la aparición de muchos personajes de la serie: Nelson, Barney montado a un elefante rosa, Smither y el señor Burns.

Bart’s nightmare no era un juego muy extenso ni profundo pero dada la dificultad de algunos de sus niveles, podía extenderse y tener una vida útil… siempre y cuando pudiéramos superar la frustración. Más allá de este aspecto de jugabilidad, era un juego con buenos gráficos para su época y lo cierto es que presentaba a muchos personajes del universo de la serie, con muchas referencias y bastante alocado, lo cual me parece genial.

Los Simpsons Hit & Run – 2003

Por Martín Vindel

Hace casi 17 años, cuando se estrenó este juego, los fanáticos de toda la vida de Los Simpsons comenzábamos a mirar cada vez más de costado los nuevos episodios. Si bien hay varias teorías sobre el momento de quiebre de la serie, mi opinión es que comenzó a bajar la calidad de los capítulos por el 2002 y sufrió la debacle final cuando cambiaron las voces de doblaje en Latinoamérica. Pero volviendo a lo que nos compete, en ese momento de desazón en el que comenzábamos a darnos cuenta de que Los Simpsons no siempre sería la serie perfecta, apareció Hit & Run, un título que nos dio a los fans la posibilidad de adentrarnos en Springfield y movernos por allí con muchísima libertad.

El juego fue desarrollado por Radical Entertainment y escrito por guionistas de la serie, aunque la historia quizás no es su fuerte. El argumento se centra en una serie de sucesos extraños que están ocurriendo en Springfield: la ciudad se llenó de abejas gigantes que sostienen una especie de cámara y las personas comenzaron a actuar de forma muy extraña tras beber el nuevo sabor de Buzz Cola. Tu misión será descubrir qué es lo que está ocurriendo y para ello utilizarás a distintos personajes de la familia Simpson, y a Apu, a lo largo de 7 niveles.

En este último punto es en donde el juego muestra su mejor faceta, ya que podremos utilizar a Homero, Bart, Lisa, Marge y Apu para movernos por una Springfield cuidadosamente diseñada con toda la libertad que nos permitía la tecnología de aquellos años. La jugabilidad se asemeja mucho a la del GTA 3, un juego que fue revolucionario por esos años debido a sus gráficos 3D y a la enorme cantidad de posibilidades de mundo abierto que ofrecía. Los desarrolladores siguieron este ejemplo y nos entregaron un juego en el que podemos conducir hacia la mayoría de los lugares más icónicos de la ciudad, recorrer la casa de los Simpsons, interactuar con otros personajes de la serie y recorrer (o mejor dicho correr) la ciudad con distintos autos.

En cuanto a la jugabilidad, el título ofrece una buena experiencia de manejo para la época y los personajes cuentan con un conjunto de movimientos interesantes que permite pelear contra los enemigos que nos crucemos o simplemente destruir cosas al mejor estilo GTA. Eso sí, después debíamos escapar de la policía (no por nada se titula Hit & Run) pero todos sabemos que en esta ciudad la policía prefiere no esforzarse demasiado.

Este título fue muy bien recibido por la comunidad gamer y sobre todo por los fanáticos de la serie, e incluso recibió varias críticas positivas de medios especializados, es que Hit & Run fue una gran experiencia para vivir muy de cerca lo que se siente ser un Simpson. Tanto es así que hace varios meses se rumorea que podría aparecer un remake, aunque realmente no sé si vale la pena hacerse grandes ilusiones.

The Simpsons Game- 2007

Por Sabrina Blaha

Una de las características más graciosas de Los Simpsons es su capacidad de poder “reírse” de la vida misma, y esto es lo que hace “especial” a este juego. 😛

Disponible para PS2 y lejos de tener una historia contundente, o una cámara del todo cómoda, este juego SABE (SI, sabe) que es un juego a medias. Podría decirse que es más una representación de la serie hecha videojuego y se burla de eso, en varias ocasiones podremos ver cameos de personajes de otros conocidos títulos, como Sonic.

Cada personaje tendrá sus propios poderes (bastante graciosos para ser sinceros): Bart se convertirá en Bartman pudiendo usar varias herramientas cual McGyver, Homero puede inflar su cuerpo para convertirse en una suerte de proyectil, Lisa podrá usar sus poderes “Zen” para manipular objetos, y Marge podrá “controlar” grupos de personas con un megáfono. Definitivamente todo esto es algo MUY de un capítulo de la Casita del Horror/Especial Noche de Brujas.

Cada personaje tendrá, además, coleccionables específicos para ellos, por lo que, si encontramos un coleccionable de Bart usando a Lisa, no podremos agarrarlo. Por otro lado, algunas peleas están más orientadas a un juego cooperativo, lo cual dificulta la jugabilidad cuando jugamos de a uno.

Si bien el título en sí puede ser un poco “chato”, su gran recurso yace en la gracia de que es casi como una seguidilla de capítulos de Los Simpsons llevados a una consola. De hecho, nos encontraremos con “El país de Chocolate”, Lisa intentando detener la poda de árboles y un sinfín de momentos histriónicos que nos harán olvidar (casi por completo), que el juego es en verdad… poca cosa.

Aun así, definitivamente brinda algunas horas de diversión Simpsonística, llenas de humor y elementos altamente ridículos.


Si eres un fanático de la serie seguramente estos juegos te encantarán, pero no son los únicos, se lanzaron muchos títulos sobre la familia amarilla para distintas consolas. Por eso queremos conocer tu opinión al respecto ¿cuál es tu juego de Los Simpsons favorito? Déjanos un comentario más abajo.

Por último, los invitamos a responder la encuesta gamer de abril y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de mliu92 en Flickr

4 series animadas basadas en videojuegos que tal vez no conozcas

Desde #GamersESET queremos compartirles nuestra selección de las mejores series animadas basadas en videojuegos en este #MesDelOrgulloNerd

Día de Goku: personajes de Dragon Ball como funcionalidades de ESET

Comparamos las funcionalidades de las soluciones de ESET con los personajes de esta mítica serie Dragon Ball.

ESET recibe el mejor puntaje por su protección para endpoints en la prueba de SE Labs

ESET recibió por tercera vez el reconocimiento de SE Labs por su protección para endpoints. Entérate más sobre este premio aquí.

Posts recomendados