Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

mayo 28, 2020

Mes del Orgullo Nerd: Macross Plus, una obra adelantada a su tiempo

ESET

Categoría de la Nota

En mayo celebramos a lo grande ya que el 25 se festeja el Día del Orgullo Nerd a nivel mundial. En estos días aprovechamos para hablar de temas que nos encantan y el animé sin dudas está en el podio de esta lista. En esta oportunidad les traemos un análisis de Josep Albors, Líder del Equipo de Investigación de ESET España, sobre uno de sus OVA de mechas favoritos y los desarrollos tecnológicos que presentó hace 25 años y hoy en día son una realidad.


Por Josep Albors

En el mundo de la animación japonesa se tratan todo tipo de temas. Desde las aventuras más desenfadadas de un grupo de adolescentes a temas mucho más serios y adultos. A todos los que nos gusta este tipo de animación tenemos algunas series, OVAs (Original Video Animation) o películas que nos han marcado, bien porque las recordamos por ser parte de nuestra infancia o porque las descubrimos en algún momento especial de nuestras vidas. En mi caso, uno de esos animes fue, sin duda alguna, Macross Plus. [ATENCIÓN SPOILERS A CONTINUACIÓN]

Poniéndonos en situación

Cuando hablamos de Macross estamos hablando de una saga de culto (aunque siempre a la sombra de la omnipresente Gundam en Japón) que en occidente conocimos por su “adaptación” en los años 80 bautizada como Robotech. Se trata de una saga donde los robots o mechas, aquí llamados Variable Fighters o Valkirias, cuentan con un importante protagonismo, pero también lo tiene la música y aquellos que la interpretan.

Desde principios de los años ochenta y hasta la actualidad han sido varias las series que han compuesto esta saga, todas con una base argumental compartida donde la humanidad se ha enfrentado a una raza alienígena conocida como los Zentraedi, lo que da pie a todo tipo de arcos argumentales a lo largo de casi cuatro décadas de existencia de la serie.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

En agosto de 1994 se lanzó el primero de los cuatro OVAs de los que se compondría Macross Plus, publicándose hasta junio de 1995 y siendo después adaptados a una versión en formato película en agosto de ese mismo año. Macross Plus fue innovadora también por el uso combinado tan inteligente que hizo de la animación clásica con el 3D. Recordemos que su producción se realizó durante 1994-95 y la animación 3D seguía siendo costosa en esa época.

Hay que destacar que para la época fue toda una superproducción, y que además de contar como directores con Shōji Kawamori (diseñador de mechas de toda la saga Macross) y Shinichirō Watanabe (director también de otras series míticas como Cowboy Bebop), contó también con la gran compositora Yoko Kanno para la espectacular banda sonora.

Ahora que se cumplen 25 años tanto de la publicación de todos sus OVAs como del lanzamiento de su versión en formato película, es un buen momento para homenajear esta gran obra repasando qué predicciones en el sector tecnológico hizo y con las que acertó. Además, Macross Plus puede disfrutarse sin conocer nada del universo Macross, ya que funciona perfectamente de forma independiente.

Los drones como armamento de guerra

Si bien a mediados de los años 90 los drones militares tal y como los conocemos actualmente ya estaban siendo utilizados en varias operaciones y que su historia se remonta hasta mediados del siglo XIX, la popularización del dron de ataque moderno no se ha hecho hasta hace relativamente poco. La idea de contar con una nave no tripulada capaz de identificar y atacar objetivos de forma precisa y con menos margen de error que el que tiene un piloto humano es una de las bases en las que se asienta el argumento de Macross Plus.

El otro pilar fundamental es el triángulo compuesto por los protagonistas (Isamu, Guld y Myun), pero como tampoco queremos desvelar esta parte de la historia nos vamos a centrar principalmente en su parte tecnológica, para así dejar que sean los lectores quienes descubran la historia completa por sí mismos.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

En Macross Plus, tres décadas después de la guerra contra los Zentraedi y situándonos en el planeta Eden, la agencia U.N. Spacy se encuentra realizando pruebas para ver cuál será el sustituto del clásico VF-11 Thunderbolt, habiendo inicialmente dos candidatos: el YF-19 (pilotado por Isamu) y el YF-21 (pilotado por Guld). Sin embargo, conforme avanza la trama se descubre que hay otro proyecto funcionando en paralelo, que no es otro que el del dron X-9 Ghost, un nuevo prototipo que, en teoría, sería superior a cualquier aeronave tripulada.

Este prototipo permite su control remoto, como es normal, pero también dispone de una inteligencia artificial para la rápida toma de decisiones. Este uso remoto y las aplicaciones de la IA son temas de debate muy presentes en la actualidad, y precisamente la inteligencia artificial es otro de los pilares de Macross Plus, tal y como veremos más adelante.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

El debate sobre el uso de este tipo de drones en las fuerzas armadas actuales está muy presente, y si bien la gran mayoría de ellos están controlados remotamente por un operario humano, no son pocos los intentos de conseguir hacer un dron plenamente autónomo, con la problemática de si es éticamente correcto dejar la ejecución de objetivos potenciales en manos de una IA.

Los peligros de la inteligencia artificial

Actualmente no nos extrañamos al ver cantantes o grupos de música virtuales, donde un holograma o una representación gráfica de los artistas aparece en el escenario actuando en lugar de personas de carne y hueso. Hatsune Miku o Gorillaz serían los ejemplos más llamativos en la actualidad, pero en 1995 este concepto aún sonaba a ciencia ficción.

En la saga Macross la música juega un papel fundamental, también a nivel de argumento, y Macross Plus no podía ser la excepción. Aquí, la “artista” está representada por Sharon Apple, una representación holográfica de los pensamientos de Myun Fan, amiga de la infancia tanto de Isamu como de Guld. O al menos es así hasta que Sharon Apple toma conciencia de sí misma y se “independiza” de Myun, tomando de paso prestados sus sentimientos hacia Isamu y Guld.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

A partir de ese momento, Sharon Apple urde un plan para tomar el control de la población mediante una capacidad similar a la “hipnosis” que consigue a través de la música, aprovechando un concierto especial que se realiza en el planeta Tierra. De paso, muestra sus sentimientos de forma peculiar, especialmente hacia Isamu, intentando deshacerse de su competencia, representada por Myun.

Al tratarse de una inteligencia artificial, es capaz de infiltrarse por todas las redes militares de U.N. Spacy, llegando incluso a tomar el control del dron X-9 Ghost y de la propia fortaleza Macross en la Tierra para conseguir su objetivo, además de ser capaz de controlar otros sistemas como veremos en los siguientes puntos.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Sharon Apple no es sino una manifestación adelantada a su tiempo de los peligros que supone una inteligencia artificial descontrolada. Algo parecido a lo que representaba Skynet en la saga Terminator, pero con un aspecto más agradable y una mente más retorcida. En una época en que las palabras «inteligencia artificial» las escuchamos a diario en todo tipo de ámbitos, Macross Plus ya mostraba hace 25 años este avance tecnológico camuflado como sistema de ocio y entretenimiento como un peligro potencial.

IoT y sistemas biométricos

Si actualmente nos miramos las muñecas, varios de nosotros descubriremos que los tradicionales relojes han cedido su espacio a pulseras cuantificadoras de todo tipo (muchas con forma de reloj) y otras posibilidades biométricas. Esta idea ya estaba presente en Macross Plus, aunque acotada a un escenario (nunca mejor dicho) en concreto.

Los asistentes a los conciertos de Sharon Apple se equipan a la entrada con una pulsera que mide sus constantes vitales y grado de concentración. De esta forma, el concierto va evolucionando de la mejor manera posible, intercalando proyecciones holográficas que prácticamente se pueden sentir y acompañadas de una música hipnótica y que toca varios estilos.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Estas mediciones se realizan desde una sala de control y, por lo que vemos en las interfaces que se muestran en los OVAs/película, son capaces de medir y alterar las funciones cerebrales de los espectadores, especialmente si estos sintonizan con la música y proyecciones holográficas de Sharon Apple. Desde esta sala también se ajustan los niveles adecuados para que la experiencia no exceda de ciertos límites, ya que, como vemos al final, Sharon Apple es capaz de hipnotizar a sus oyentes si se lo propone y no se limitan sus acciones.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

El hacking y el malware también están presentes

Es precisamente en uno de estos conciertos cuando vemos que el hacking también tiene su papel protagonista en Macross Plus a través del personaje de Yang, todo un niño prodigio que utiliza sus habilidades no solo como ingeniero jefe del prototipo YF-19, sino que, como fan de Sharon Apple que es, intenta interferir en el sistema de proyección holográfica para conseguir que lo mire o se dirija hacia él.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Para eso utiliza un dispositivo en la muñeca similar al clásico Pip Boy de la saga de juegos Fallout, aunque más avanzado y con mayores capacidades. No es que en la actualidad dispongamos de un dispositivo idéntico, pero cualquiera con las herramientas adecuadas podría montarse algo similar con algún microordenador tipo Raspberry Pi, una pantalla táctil, batería y un sistema operativo como Kali Linux.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Lo que sí se retrata en otra escena es la imagen que se tenía tanto entonces como ahora de los hackers, sentados frente al teclado en una habitación oscura tecleando comandos y líneas de código. Solo falta la botella de Monster y la sudadera con capucha para tener el pack completo.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Como nota curiosa, en uno de los informes de vuelo que se muestran durante las pruebas del prototipo YF-21 aparece una referencia a los virus informáticos, indicando que se han vuelto más peligrosos cada año que pasa y que los accesos ilegales por parte de hackers se han multiplicado. Toda una predicción de lo que sucedería a partir de 1995 y que ahora mismo estamos viviendo.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Tampoco se libran del hacking y el uso malintencionado los sistemas scada, ya que la inteligencia artificial Sharon Apple modifica el comportamiento de varios de ellos para, por ejemplo, provocar un incendio al aumentar el voltaje de entrada en la circuitería de varios dispositivos de un edificio.

Esto que en 1995 parecía ciencia ficción se ha convertido en realidad desde hace tiempo, con ejemplos destacados de malware que modifican este tipo de sistemas como Stuxnet, Black Energy y otras amenazas dirigidas a edificios inteligentes, muy parecidos a los que aparecen en Macross Plus.

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Conclusión

Por ser una producción adelantada a su tiempo, tratar varios temas de forma adulta sin dejarse llevar únicamente por la espectacularidad de los combates de mechas, su magistral banda sonora y varios aspectos más, Macross Plus es considerada por muchos una obra maestra de la animación. Personalmente, descubrí Macross Plus a finales de los 90, cuando la animación japonesa ya no me atraía tanto como antaño y me hizo volver a creer en ella.

25 años y 10 viajes a Japón después, sigue siendo una obra referente según mi punto de vista, con alguna de las experiencias más memorables de mi vida vinculadas a ella. La posibilidad de ir a ver Macross Plus en un cine en Shinjuku en 2019, con un equipo de altavoces preparado para potenciar la extraordinaria banda sonora, quedó grabado a fuego en mi mente.

Solo puedo recomendar a todo aquel que no haya visto esta obra que le dé una oportunidad y, tal vez, se una a los numerosos adeptos con los que cuenta Macross Plus en todo el mundo.

Dedicado a ustedes, nuestros futuros pioneros…

©1994/1995 Big West/Macross Plus Project

Foto de portada: ©1994/1995 Big West/Macross Plus Project


Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

¡Gracias por visitar nuestro blog! Deja tu comentario

  Subscribe  
Notify of