Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

junio 5, 2020

Videojuegos basados en películas de los 80: ¿acierto o error?

ESET

Categoría de la Nota

El 8 de junio se estrenó en Estados Unidos Los Cazafantasmas, una película que mezcla de manera sorprendente la comedia y la ciencia ficción, y que se volvió de culto en muy poco tiempo. Tras el lanzamiento se generaron un sin número de productos relacionados: juguetes, libros, series animadas, un par de películas más y, obviamente, varios videojuegos. Sobre este punto queremos hablar hoy en #GamersESET, ya que esta fecha nos hizo recordar que muchas películas de los 80 tuvieron un pasaje por el mundo de los videojuegos, aunque no todas lograron hacerlo de forma satisfactoria. Por eso hoy les presentamos un Hit or Miss (acierto o error) de videojuegos basados en películas de los 80.

E.T. – 1982

Por Santiago Achiary

Posiblemente quienes conozcan esta historia y hayan leído “E.T.” en el título ya se han spoileado el veredicto de esta sección. Pero aquellos que no la conozcan, abróchense los cinturones porque esto se va a poner interesante.

Recién comenzaba la década del 80 y el futuro era promisorio, al menos para los amantes de la ciencia ficción y la tecnología: años antes Star Wars había tomado por sorpresa a todo el mundo y había despertado el interés por la incorporación de efectos especiales cada vez más sofisticados en las películas. Así fue como en 1982, Steven Spielberg estrenó una de sus películas más trascendentales: E.T. (no creo necesario tener que describirles una de las películas más famosas de la historia, si por algún motivo no la vieron, corran a verla después de leer este post).

En el mundo de los videojuegos ya se estaba transitando la segunda generación de consolas hogareñas, en las que se destacaban ColecoVision, Intellivision de Mattel y Atari 2600 (y posteriormente la 5200). Estos equipos habían empezado a inundar los hogares estadounidenses desde finales de la década del 70. Pero al ser una industria relativamente inmadura, se veían algunos problemas sistémicos: muchas opciones de consolas que tenían su propio catálogo de videojuegos, lo cual ocasionaba que hubieran ports-clones de muy mala calidad; poca información sobre los nuevos lanzamientos por la falta de medios especializados; falta de reconocimiento a los programadores que ocasionaron conflictos judiciales y pérdida de talento; la aparición de las computadoras/ordenadores personales en los hogares que permitían correr videojuegos y realizar más tareas que una consola; y muchas cosas más.

Pero, tal como hemos visto en innumerables veces en la historia, los actores de ese momento no estaban al tanto de todos estos factores y de la crisis que se avecinaba, y a menudo se cita el lanzamiento de E.T. para Atari 2600 como el gran culpable de la crisis de los videojuegos en 1983. A decir verdad, si repasamos la historia podemos decir que se trató de la ficha que desencadenó un efecto dominó en la industria, pero que todo el escenario estaba dado para que eso ocurriera. Entonces, ¿qué sucedió?

Tal como comentábamos al comienzo, corría el año 1982 y E.T. era una de las películas más populares de ese momento. Advertidos de esto, los directivos de Atari se embarcaron en la tarea de conseguir los derechos para realizar un videojuego para su consola. Gran idea, ¿verdad? Pues sí, pero la ejecución no acompañó: las negociaciones de los derechos se extendieron bastante y la intención de Atari era lanzar el juego para la temporada navideña con el objetivo de lograr ventas récord apalancándose en la popularidad de la película. Y la realidad es que de cierta manera lo lograron, dado que se vendieron 1.5 millones de copias. ¿Cuál era el problema? que habían estimado vender 5 millones de copias y que una gran cantidad de ese millón vendido fue devuelto por los compradores.

¿Recuerdan la parte de “las negociaciones de los derechos se extendieron bastante”? Déjenme ser un poco más específico: las negociaciones de los derechos se extendieron bastante, al punto que se cerraron tan solo a 4 semanas de la temporada navideña. Esto puso al desarrollador Howard Warshaw con un tiempo muy acotado para poder crear un juego que aprovechara al simpático extraterrestre. El problema fue que no solo no pudo aprovechar a esta popular figura, sino que el juego fue un desastre a todo nivel, desde la jugabilidad, pasando por dinámicas poco claras (por ejemplo caídas en pozos de los cuales los jugadores no sabían salir y lo calificaban como un error propio del juego) y una carencia de controles de calidad por la falta de tiempo, los cuales signaron el destino del juego y lo llevaron a ser citado varias veces como “el peor videojuego de la historia”.

Veredicto: error

Nada grafica mejor el fracaso estrepitoso de este juego que el hecho de que durante años circulara la leyenda de que Atari había enterrado en el desierto miles de copias del juego. Lo más increíble es que en 2014, ese mito se terminó de confirmar como cierto, ya que para la filmación del documental “Atari: Game Over”, se realizó una excavación en el desierto de Alamogordo, Nuevo México, en el que se encontraron miles de copias de E.T.

Los Cazafantasmas – 2009

Por Juan Martín Verrelli

Durante mucho tiempo se lanzaron títulos de Los Cazafantasmas para consolas. Una película con semejante repercusión está garantizada a tener merchandising, videojuegos y series que referencian a lo que se convertiría en un legado para muchos de los que crecimos con el deseo de tener una mochila de protones. Si bien en este largo camino de entretenimiento electrónico encontramos altos y bajos, el mayor exponente de esta epopeya sobrenatural tiene nombre y se llama Ghostbusters: The Videogame.

Este título del 2009 nace de la mano del buen Atari y de Sony, y es un tributo a la película de pies a cabeza. El juego en sí mismo no busca ser un viaje moral épico de espirales psicológicos retorcidos, sino que se centra en hacer que el jugador recuerde buenos momentos y, al ser un título bien logrado, genera una mezcla de nostalgia y novedad gracias al trabajo de los desarrolladores y guionistas del juego.

Cabe aclarar que el título fue desarrollado por distintas compañías, dependiendo de la plataforma en la que decidas jugarlo, por mi parte, el logo de Terminal Reality se hacía presente cada vez que iniciaba una sesión de fantasmas y espectros.

La historia del juego fue creada por los mismísimos cazafantasmas y cuenta con el patrocinio de los legendarios Dan Aykroyd y Harold Ramis, este último siendo recordado en la escena principal del videojuego en su “remasterización” en el 2014 (te extrañamos, Harold). La historia se centra en un nuevo miembro de los cazafantasmas y surgió de una idea que se barajó para una secuela de Los Cazafantasmas 2.

La magia que hace este juego superior a todos sus predecesores, además de la capacidad gráfica del motor hasta la fecha, es que el cast, en su gran mayoría, estuvo involucrado en la creación del juego aportando sus voces y diálogos a los personajes que alguna vez hicieron cobrar vida en la pantalla grande.

Si protagonizar la idea de Los Cazafantasmas III junto a el elenco original no es suficiente para disfrutar el juego, el título también cuenta con remembranzas de todas las películas, desde el hombre de malvaviscos, hasta diálogos (realmente entretenidos) con el mismísimo Vigo que se encuentra confinado a su pintura en nuestro garage.

En lo que respecta a mecánicas, es todo lo que se espera de un juego de Los Cazafantasmas. La mochila de protones funciona como HUD y tiene toda la información que necesitamos saber de nuestro equipo con poca intrusión en la pantalla, lo que vuelve la experiencia más amena. Los protones y la trampa de fantasmas funcionan como uno lo imagina, de manera caótica pero controlable con un poco de esfuerzo y audacia, dejando rastros de quemaduras por doquier.

Veredicto: acierto

Si bien el juego no tuvo un reconocimiento oficial (por decirlo de algún modo), ni fue el centro de atención de una convención de videojuegos, un fanático de las películas y el movimiento que inició sabrá cómo respetar este legado con la nostalgia que merece, ya sea porque está repleto de recuerdos y voces de antaño, o por el legado dejado atrás por alguien que fue arrebatado muy pronto. Y cuando esos créditos terminen de pasar, te aseguro que vas a saber perfectamente a quién llamar.

Depredador – 1987

Por Sabrina Blaha

Aún recuerdo la ansiedad que sentía de chiquita al ver la película “Depredador”. Un ser de otro planeta camuflado en el paisaje, con el poder de volverse invisible y rastrearnos según nuestro calor corporal, ¡Qué miedo!

El juego “Depredador” salió para NES en 1989, siguiendo el éxito de la entonces popular película… solo que con mucha menos gloria.

Aquí utilizaremos al Mayor Alan Schaefer (también conocido como Dutch), un personaje interpretado por Arnold Schwarzenegger. Manejando sus movimientos iremos atravesando los 30 niveles del juego para poder vencer al Depredador, pero no sin antes matar a un Depredador en cada nivel (y vestidos con un uniforme rosado) … ¡Momento! ¡¿Qué?!

Sí, si bien la película mostraba tan solo un depredador, este juego nos presenta elementos inexistentes en el guion original: Depredadores extra (quizás eran personajes secundarios y nunca los vimos (¿?)), escorpiones (a los que no podremos pegarles con nuestra arma principal… los puños), fantasmas, medusas, arañas, amebas y…¿¿¿caballitos de mar??? Ok… esto se está poniendo extraño.

A medida que atravesemos los paisajes 2d, iremos encontrando nuevas armas…o en verdad no. Para obtener armas deberemos atravesar 5 pantallas con saltos milimétricos sin caer infinitas veces al vacío (y empezar de cero), matar varios fantasmas/amebas/medusas con nuestros inservibles puños (que no podemos usar cuando estamos agachados), y llegar a una cima cabalgando un unicornio plateado. Recién ahí quizás sea posible encontrar el arma laser que nos facilite sobrevivir a cada paso. Pero ojo, que una vez que pasemos el nivel, deberemos recolectarla NUEVAMENTE.

Si esto te suena DEMASIADO rebuscado, puedes optar por recoger las granadas (o “pinos” según el juego, sí…”pinos”) que te serán tan útiles como cargarle gasolina a tu cable de conexión a internet para que funcione más rápido.  Estos dispositivos explotan con delay (sin posibilidad de hacerlo a demanda, o sea que de nada sirven contra los enemigos que se mueven) y sirven únicamente para romper de a 1 cubo de elemento a la vez, esas granadas eran de mala calidad, claramente.

Veredicto: error

Si toda esta descripción no es suficiente para dejar mi opinión clara, cabe mencionar que, a medida que avancemos por los niveles, deberemos ser cuidadosos de no atravesar alguna pared mágicamente y caer…. al completo vacío.

Es fatal por donde se mire, al punto de generarme tanta ansiedad como la película cuando era pequeña, pero ansiedad por no ver el juego nunca más.

Scarface: The world is yours – 2003

Por Martín Vindel

En 1983 se estrenó la obra maestra de Brian De Palma, Scarface (Caracortada para los amigos). Esta película, guionada por Oliver Stone y protagonizada por Al Pacino y Michelle Pfeiffer, se volvió un clásico del cine y vale la pena verla todas las veces que se pueda. Si ninguno de los nombres que mencioné anteriormente les suena, terminen de leer este post y vayan corriendo a ver la película.

Pero no estamos acá para hablar de cine, al menos no en esta oportunidad (si quieres recomendaciones de películas puedes encontrarlas aquí). Hoy voy a hablar del juego que lanzó Radical Entertainment hace más de 15 años para PS2, Xbox, Wii y PC. Este título, si bien gozó de cierta popularidad, no llegó a alcanzar la fama ni las repercusiones de la película en la que está basado, pero ¿fue por la calidad del juego en sí, o hubo otros factores? Para responder a esta pregunta primero vale la pena describir un poco el juego.

Scarface The World Is Yours nos pone en la piel del mítico Tony Montana en la escena final de la película (un lugar en el que creo que nadie querría estar) y nos da la posibilidad de cambiar el desenlace de la historia. Con la ayuda de nuestras habilidades de combate y un arsenal de guerra de última generación (¡Say hello to my little friend!) lograremos escapar del ataque a nuestra mansión, pero el precio a pagar será muy alto. Comenzaremos el juego sin dinero, sin armas, con poca vida y casi ningún aliado. A partir de allí, movidos por la sed venganza intentaremos reconstruir todo nuestro imperio criminal y liquidar uno por uno a nuestros enemigos. Repleta de referencias a la película, con personajes muy bien desarrollados y una trama bien llevada, el guion del juego hace justicia a la joya que se estrenó en la década de los 80´.

Respecto a la jugabilidad lo único que tengo para decir es que para la época era realmente excelente. El estilo de juego era muy similar al del GTA Vice City, podías recorrer la ciudad, enfrentarte a facciones, hacer alianzas, guerras de pandillas o simplemente dar una vuelta en auto por ambientes perfectamente diseñados. Un detalle que me pareció excelente del juego era el Modo Furia Ciega, al entrar en combate una barra de furia comenzaba a aumentar y al llenarse te permitía ingresar en un estado en el que Tony era invencible, tenía munición infinita y con cada enemigo asesinado recuperaba vida. Este estado duraba solo unos momentos, pero era realmente útil para enfrentar grupos grandes.

Otro punto muy alto del juego era la música, cuando manejábamos podíamos sintonizar varias estaciones de radio con canciones muy originales y que iban muy bien con la historia y el lugar, además, cabe destacar que el soundtrack estaba compuesto por más de 100 canciones. El juego se ubica en Miami, al igual que la película, y ofrece la posibilidad de viajar por escenarios muy bien diseñados y perderse por el mundo haciendo misiones secundarias y sumando poder y dinero.

El título era entretenido, dinámico, lleno de posibilidades, tenía una historia solida e interesante, y personalmente fue uno de mis juegos favoritos para PlayStation 2. Sin embargo, como adelantamos más arriba, no llegó a recibir los elogios que se merecía ni a vender tantas copias como se esperaba, dos problemas que suelen ir de la mano. Realmente no estoy de acuerdo con ninguna de las críticas que le hacen al juego sus detractores y creo que, como ocurre tantas veces, la recepción de este título dependió mucho más del contexto que del juego en sí. En este aspecto es cierto que el título repetía fórmulas que venían siendo muy utilizadas en ese entonces, y cabe mencionar que solamente un par de meses antes EA había lanzado The Godfather con un estilo muy similar solo que adaptado a otra película.

Veredicto: acierto

Más allá de la recepción de la crítica y del público creo que el juego es excelente, realmente permitía revivir la película original y ponernos en la piel de un personaje excelente y disfrutar de un entorno muy bien diseñado y con dinámicas entretenidas. Scarface The World Is Yours fue muy infravalorado por el contexto de su lanzamiento, pero eso no le quita el título de HIT.


Si tienes más de 30 años seguramente este post te ha traído varios recuerdos, y si tienes menos igualmente seguro escuchaste hablar de alguna de estas películas y sus videojuegos, sin embargo, durante los 80 se estrenaron muchísimos largometrajes que llegaron al mundo del gaming, déjanos un comentario contándonos cuál es tu favorito y por qué.

Por último, los invitamos a responder la encuesta gamer de junio y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de Andrew Martin en Pixabay 


Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

¡Gracias por visitar nuestro blog! Deja tu comentario

  Subscribe  
Notify of