Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

julio 24, 2020

Los mejores videojuegos ambientados en el espacio exterior vol. II

ESET

Categoría de la Nota

La carrera aeroespacial parece haber cobrado impulso en este último tiempo con la incorporación de nuevos países y hasta empresas privadas en el sector. Sin embargo, la exploración del espacio exterior ha cautivado a creadores de todo el mundo y ha estado vinculada a los videojuegos desde sus inicios. En el mes de julio se cumplen 62 años de la fundación de la NASA un nombre que todos conocemos, ya sea por películas, noticias o videojuegos, por eso hoy en #GamersESET decidimos aprovechar la ocasión para hacer un compilado con los mejores videojuegos ambientados en el espacio exterior.

Outer Wilds – 2019

Por Martín Vindel

Si intentamos armar una lista que enumere, al menos de forma superficial, qué es lo que nos atrae de los videojuegos, seguramente la palabra “exploración” aparecerá, en más de una oportunidad, entre los primeros ítems. La posibilidad de recorrer mundos extensos y desconocidos ha motivado a los seres humanos durante toda su historia, pero en esta época en la que los satélites nos muestran fotos de los lugares más recónditos del planeta en tan solo unos segundos, las posibilidades de descubrimiento están un poco limitadas. Esta disposición de las personas a explorar lo desconocido ha sido capturada hace años por los desarrolladores de videojuegos y en el último tiempo cada vez son más los títulos que apuntan por mundos abiertos que nos permitan estar en lugares virtuales poco accesibles y alguno de ellos únicos, como los planetas de No Man´s Sky o los escenarios de Minecraft. Esta idea de ponernos en la piel de un Marco Polo contemporáneo nos llama profundamente la atención y nos lleva a investigar el mundo que los desarrolladores crearon, aunque no sea totalmente necesario para avanzar en el juego. Pero ¿qué pasa cuando la exploración es parte fundamental de la historia? En mi opinión es el equivalente a recibir dos pizzas cuando solo pediste y pagaste una.

Y quién mejor que la gente de Annapurna Interactive, creadores de Florence, Gorogoa y What Remains of Edith Finch, para hacer dialogar con maestría una historia profunda y atrapante con una dinámica inusual. Este estudio, el cual personalmente me encanta, ha mostrado una capacidad narrativa sorprendente en todas sus entregas valiéndose de recursos novedosos y que funcionan muy bien. En este caso en particular han dejado el planeta tierra e inclusive el sistema solar, para permitirnos explorar un sistema planetario que está atrapado en un bucle temporal que se repite constantemente.

El juego nos pondrá en la piel de un extraterrestre que conduce una nave a través de los planetas que componen este sistema. El objetivo es develar cuál es la causa del bucle temporal y cómo salir de él. Para lograrlo moriremos muchas, muchas veces (no al nivel Dark Souls, pero más de lo usual) y volveremos a empezar, eso sí, contaremos con el registro de todo lo que hayamos investigado hasta antes de morir. De este modo, iremos desentramando los misterios de este pequeño universo explorando planetas muy particulares y charlando con sus igualmente singulares habitantes. Cada “partida” puede llevar entre 10 y 30 minutos, pero obviamente pueden extenderse más o menos según tu habilidad para sobrevivir. El juego se puede completar en aproximadamente 10 horas, así que hagan cálculos.

En cuanto a la calidad audiovisual estamos ante un producto con una estética sencilla, pero con mucha personalidad, no es raro encontrar alguna dificultad técnica como problemas con el frame-rate, pero nada que arruine la experiencia del juego. Los planetas están diseñados con mucho ingenio y cada uno presenta sus propias bellezas y peligros. Además, cualquier detalle en el apartado visual queda completamente subsanado por el trabajo sonoro del juego, el cual se vale de recursos muy simples para generar una sensación muy genuina de estar perdidos en el espacio. Por ejemplo, se puede escuchar claramente la alteración en la respiración del personaje cuando se está acabando el oxígeno de la nave y estamos flotando en el medio de vacío sideral. 

En síntesis, es un juego hermoso que nos presenta la posibilidad de explorar el universo con una sensibilidad única y una propuesta novedosa. No puedo más que recomendárselos enfáticamente si están buscando una aventura ambientada en el espacio exterior. 

Alien: Isolation – 2014

Por Sabrina Blaha

Seteado 15 años después de la película original, Alien: Isolation nos encuentra tomando el rol de Amanda Ripley, la hija de la protagonista del film, Ellen.

Buscando un “cierre” a lo sucedido en la nave, Amanda sigue los rastros de Nostromo, la famosa nave donde tuvo lugar la película. La caja negra de la tripulación terminó en la estación espacial Sevastopol (según nos indica un compañero de trabajo, que conoce nuestra historia), por lo tanto, es allí donde comenzaremos nuestra aventura.

Al momento de iniciar el juego, el mismo sistema nos recomienda jugarlo en “difícil”, pero esto queda a elección del jugador, todo depende de cuánto control tengan de sus nervios y de su pulso en entornos de alta tensión.

Este survival horror, desarrollado para múltiples plataformas y lanzado en 2014, logra desde un principio ponernos en clima dentro de la estación espacial, reproduciendo de forma muy oportuna los ambientes y las sensaciones de la película. Para ello se vale de grandes juegos de luz y oscuridad, diferentes tipos de iluminación fría de tubo, diseños detallistas de cada habitación y una oscura “niebla” que a veces aparece haciéndonos sentir como pequeños ratones en un gran laberinto metalizado, cuyos rincones ocultan terribles y oscuras amenazas.

El juego en sí se desarrolla en primera persona (no puedo decir que soy partidaria de esta cámara, pero a los motivos del juego ayuda a potenciar el efecto buscado), e inicialmente nos veremos “atrapados” en Sevastopol debido a que una compañera de misión resultó herida, por lo que el objetivo más urgente es encontrar insumos médicos.

Sin embargo, no pasará mucho tiempo antes que nos demos cuenta de que algo… anda mal. Ese algo se llama xenomorfo y más pronto que tarde nos dará una no tan grata sorpresa. Es así como deberemos ir recorriendo los interminables pasillos de la estación, al mejor estilo Resident Evil escapando de Némesis porque, si no lo sabían, no se puede matar a nuestro amigo espacial, sino que, con mucha suerte, podremos “molestarlo” lo suficiente como para que nos deje tranquilos por un rato; inicialmente para encontrar medicina y, luego de nuestro descubrimiento, para escapar con vida.

La tensión se hace presente con bombos y platillos durante lo que parecieran interminables (o alrededor de 20) horas de juego, en las que más de una vez nos encontraremos conteniendo la respiración para llegar al save point (una especie de teléfonos) de la sala en la que estemos, sin morir atacados por la espalda a tan solo unos pasos de guardar nuestro progreso.

Es así, como, entre minijuegos, pasos precavidos, alta tensión, escondites y mucho miedo, Alien: Isolation logra reproducir en una nostálgica y tenebrosa narrativa, el impacto que esta historia espacial supo generar.

FTL: Faster Than Light – 2012

Por Martín Vindel

Todos los que crecimos fascinados por la ciencia ficción tenemos un lugar especial en nuestro corazón para las naves espaciales. Estos vehículos intergalácticos han sido una parte central de las grandes obras de este género y han hecho fantasear a muchas personas con viajes a través del espacio. FTL te ofrece la posibilidad de viajar, pero no será tan fácil cómo pensabas. FTL es un clásico juego de mazmorras (roguelike) con algunos elementos de rol en el que deberemos administrar los recursos de nuestra nave de manera estratégica para cumplir una misión que suena más simple de lo que es, alcanzar nuestra base.

Lo que vuelve tan adictivo a este título es la cantidad de variables que deberemos tener en cuenta a la hora de dirigir nuestra nave y, como buen juego de mazmorras, un error significa volver a empezar. Deberemos cuidar a nuestra tripulación, controlar la energía de la nave, reparar desperfectos, acondicionar nuestra nave para la batalla y muchas variables más que no podremos pasar por alto. Dentro de estas opciones las posibilidades de mejora de nuestra nave son muy amplias permitiéndonos mejorar nuestras defensas o nuestras armas según nuestro estilo de juego.

Respecto al apartado gráfico el juego es más bien sencillo, no tiene texturas hiperrealistas ni imágenes imponentes, pero la realidad es que tampoco las necesita. La jugabilidad es tan amplia y está tan bien aceitada que en pocos minutos dejarán de importarte los gráficos en 2D. El sistema de mazmorras es interesante, cada salto intergaláctico nos acercará más a nuestra base, pero nunca sabremos que nos encontraremos en el medio, mercaderes para comerciar y obtener recursos, o un grupo de rebeldes que intentará destruir nuestra nave a toda costa.

Sin dudas la originalidad del juego está a la vista y tiene merecidas las excelentes críticas que recibió por parte de lectores y especialistas. El equipo de Subset Games sin dudas ha hecho buen uso de la campaña de financiación colectiva tan exitosa que llevaron adelante, y han dado los usuarios un juego indie que demuestra, una vez más, que no hacen falta presupuestos astronómicos para hacernos viajar por el espacio exterior.

Mass Effect

Por Santiago Achiary

Ante la consigna de escribir sobre cuáles son los mejores juegos ambientados en el espacio exterior, mi cerebro no tardó más de un segundo en enviarle la orden a mi voz a que dijera “Mass Effect”, casi como un acto reflejo. Y es de esos impulsos con los que uno puede estar satisfecho porque realmente es muy difícil equivocarse con esta elección.

¿Por qué la respuesta posiblemente fuera correcta? Porque Mass Effect es de esos videojuegos que logran condensar diferentes elementos presentes en otros títulos y hacer que funcionen de manera orgánica. Mientras que la primera entrega de 2007 era promisoria pero fallaba principalmente en la jugabilidad, para la secuela BioWare hizo los deberes y logró integrar un modo de combate satisfactorio con una gran cantidad de matices y aspectos que hacen que sea un juego realmente grande, y más si consideramos que fue lanzado hace 10 años. En Mass Effect 3 todas esas innovaciones fueron pulidas y hechas más amigables para darle un cierre a la historia del Comandante Shepard. Créanme, la 2da y 3era entrega se sostienen al día de hoy si están dispuestos a obviar algunos detalles y si le tienen contemplación a juegos que fueron desarrollados hace más de una década.

Realmente si pensamos en la cantidad de dinámicas que tienen juegos con casi una década, nos vamos a sorprender: posibilidades de utilizar distintas líneas de diálogos para entablar relaciones con una cantidad enorme de personajes que nos encontramos en el espacio; la capacidad de elegir qué acciones tomar en diferentes puntos de la historia; elementos RPG que nos permiten desarrollar habilidades de nuestro equipo, las armas y la nave en la que viajamos; un sistema de looting basado en la exploración de planetas; misiones secundarias variadas, interesantes y con distinto tipo de dinámicas; los diferentes conflictos políticos y el relacionamiento que eso desencadena entre las diferentes razas que habitan el espacio; y todo eso intercalado con acción en tercera persona con un fuerte componente táctico y combate en tiempo real.

¿Podemos encontrar la mayoría de esos elementos en otros juegos? Claro que sí ¿Podemos encontrar varias de esas dinámicas en muchos juegos de RPG? Por supuesto. Pero Mass Effect se animó a conjugarlos con profundidad y con una temeridad envidiable, porque como hemos visto en incontables oportunidades, no siempre sumar una gran cantidad de dinámicas lleva a un buen puerto. En lo personal, además, me agrada que se haya apostado por desarrollar un RPG ambientado en el espacio y haberse corrido del más usual escenario medieval al que el género nos tiene acostumbrados.

Obviamente que no voy a cerrar esta sección sin hacer mención a Andromeda, un juego que en su lanzamiento nos decepcionó por la gran cantidad de problemas técnicos que presentaba. Habiendo pasado el tiempo y conociendo las presiones por las que tuvo que pasar el equipo desarrollador para llegar con una fecha de lanzamiento, se entiende un poco más porqué nos encontramos con un producto no finalizado. Algunos meses después, el juego recibió sus parches y lo cierto es que es una buena experiencia, aunque por supuesto que no está a la altura de lo emocionante y revolucionaria que fue la trilogía original. Solo esperemos que con el tiempo las heridas sanen y que esta no sea la última imagen que nos quede de esta saga espacial tan trascendental que ha marcado la historia del gaming.


Al momento de analizar los juegos que entraban en esta categoría nos encontramos con muchas opciones muy diferentes y fue muy difícil seleccionar solo 4. Por eso nos gustaría conocer tu opinión, ¿cuál crees que es el mejor juego ambientado en el espacio exterior y por qué?

Por último, los invitamos a responder la encuesta gamer de julio y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de Ryan Somma en Flickr


Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

¡Gracias por visitar nuestro blog! Deja tu comentario

  Subscribe  
Notify of