Somos ESET

El Blog Corporativo de ESET Latinoamérica

septiembre 11, 2020

Día de los Programadores: consejos para evitar la locura de los programadores durante una pandemia

ESET

Categoría de la Nota

El día número 256 del año se celebra el Día de los Programadores, esa fecha generalmente es el 13 de septiembre, pero como  2020 es un año bisiesto, toca festejarlo el 12 de septiembre.  El año pasado hablamos sobre las fases que debe atravesar un programador para llegar a senior y anteriormente hicimos un compilado de consejos para evitar la locura de un programador. Pero este 2020 no solo vino con un día extra, sino que además trajo una pandemia a nivel mundial que presenta muchos riesgos para la salud de las personas y que obligó a muchas organizaciones a seguir trabajando de forma remota.

Este contexto presentó nuevos desafíos para todos, en especial para los programadores ya que hubo varios negocios que tuvieron que cambiar su manera de operar y volcarse principalmente a lo digital, algo que obviamente requirió del trabajo de los protagonistas de este día. Por eso, intentando adaptarnos a la situación particular que nos toca vivir este año, a continuación les actualizamos algunos de los consejos que les dimos para evitar volver locos a sus colegas del área de programación, este vez en situación de pandemia mundial.

Vale aclarar que decidimos dar los consejos con un tono humorístico para hacer más amena la lectura y no por disminuir la gravedad de la situación.

Un mail o mensaje es más que suficiente

Hay algo que los programadores llaman “la zona de programación” y aunque el nombre puede variar de persona a persona, la sensación es la misma. Hay un momento en el que uno se vincula de tal forma con el código que se genera una especie de trance en el que el programador esta cien por ciento concentrado en lo que tiene que hacer y no presta atención a nada más. Una suerte de nirvana para los programadores. En ese contexto si un mensaje o un mail llega seguramente no sea contestado a la brevedad, no importa cuántos “Hola” envíes (1 o 100). Si por casualidad tu insistencia llega a desconcentrar al programador, te invitamos a leer el próximo consejo.

Cocinar o pedir comida, esa es la cuestión

No sabemos si es algo que aplica a tod@s l@s desarrollador@s, pero hablamos con varios para armar este compilado de consejos y encontramos un patrón: al parecer a ninguno le gusta demasiado cocinar. O quizás no es que “no les gusta” sino que es otro motivo más para salir de “la zona de programación”, un estado al que cuesta mucho llegar y del que es demasiado fácil salir.

Pero una cosa no quita la otra, la falta de tiempo o ganas para cocinar no tiene nada que ver con la pasión por la comida y, como ya les comentamos en el post de consejos anterior, un buen tributo siempre es bien recibido, en particular si son snacks salados o bebidas energizantes. Este tipo de detalle puede servir para ayudar a los programadores más de lo que crees. En la actualidad es complicado hacerlo personalmente, pero hay formas de hacer llegar un presente que les alegre la tarde, más si estuviste abusando de los servicios de chat para hablar con ellos.

Una imagen vale más que mil palabras

Cuando le preguntamos a algunos programadores qué habilidad habían desarrollado durante esta pandemia, todos dijeron en tono unánime que habían mejorado exponencialmente su habilidad para realizar capturas de pantalla. Así que, si vas a solicitar la ayuda de tu programador favorito, más allá de los “hola”, “gracias”, “perdón” y “no entendí ni una palabra de lo que acabas de decir”, es importante que perfecciones tus habilidades relacionadas a la captura de pantallas. Una buena imagen les facilita mucho el trabajo remoto y les ahorra toneladas de explicaciones. Por eso, si quieres facilitarles la vida, esfuérzate por hacer buenas capturas de pantalla. Y ni que hablar si eres capaz de sumar flechas o recuadros que intenten explicar cuál es el problema o preocupación por el cual los contactas.

Bonus tip #1: ideal para quienes conviven con programadores

Si por esas casualidades te toca compartir tu vivienda con un programador (realmente lo sentimos mucho, de verdad), los dos primeros consejos se aplican especialmente a ti. Muchas de las organizaciones han tenido que modificar la cantidad de proyectos que involucran a los desarrolladores y los tiempos de ejecución, y esto agrega una carga extra de ansiedad y trabajo alrededor de ellos; así que si puedes darles un poco de tranquilidad al momento de trabajar los estarás ayudando enormemente. En definitiva, si es que no lo sabes a esta altura, también te estarás ayudando a ti, nadie quiere a un programador estresado y hambriento. En este sentido, otro consejo destacable es apartar un poco a las mascotas que parecen tener algún tipo de debilidad por molestar a los programadores: nunca falta un gato que quiere dormir sobre el teclado o un perro que quiere salir a pasear en plena “zona de programación”.

Bonus tip #2: de programador a programador

Para este apartado le cedemos la palabra a uno de los programadores de ESET, a quien tan solo llamaremos Sr. T:

“Yo sé que estás hasta las manos, y que ya tienes “Subo arreglo” en el portapapeles listo para pushear todo y seguir con lo que viene, pero tú y yo sabemos que vamos a tener que volver sobre este código la próxima semana (porque tú ya lo sabes) y no vamos a tener idea de dónde está. Hazle un favor a tu programador del futuro que está teniendo una semana difícil. Ponle el número de ticket/código de error y aclara qué cambiaste, alcanza con una caricia y un comentario bonito para evitarte la mala experiencia de hacer una búsqueda en el mail. Ayúdate a ti mismo, commitea bonito.”

Traducción para humanos no programadores: en la áreas de desarrollo llaman commits a las notas que deja un programador cuando realiza una modificación en el código para dejar constancia del cambio. En general son muy útiles, ya que si la modificación genera un problema más adelante, una nota detallada puede significar la diferencia entre encontrar el problema en pocos minutos o dedicar una cantidad innecesaria de tiempo para detectar el error. Muchas veces cuando un programador está apurado (y/o hambriento) puede dejar un commit tipo: “Subo arreglo”, cosa que sin dudas, tarde o temprano traerá problemas.


Por último, no te olvides de dedicarles un cálido saludo y unas bonitas palabras (si vienen acompañadas de un delivery de helado, mejor) en su día. Nosotros aprovechamos este espacio para saludar a todos l@s desarrollador@s de ESET y agradecerles enormemente por el esfuerzo y la dedicación que ponen en cada línea de código, sabemos que no es solo “cortar y pegar” 😉.


Notas Relacionadas

Comentarios

Leave a Reply

¡Gracias por visitar nuestro blog! Deja tu comentario

  Subscribe  
Notify of