Los mejores juegos de temática hacker

Queremos arrancar este post con una salvedad muy importante: cuando se habla de hackers no necesariamente se hace referencia a ciberdelincuentes, si quieres conocer todas las acepciones del término “hacker” te invitamos a leer este post. Dicho esto, está claro por qué la temática hacker nos apasiona y por eso solemos recomendar películas, series y hasta analizar los estereotipos de hackers que allí se representan. Pero desde #GamersESET debíamos una buena recomendación sobre juegos de temática hacker, así que hoy les vamos a contar cuáles son nuestros favoritos.

Hacker Evolution – 2010

Por Sabrina Blaha

Si alguna vez fantaseaste remotamente con ser un hacker al servicio del bien, Hacker Evolution NO TE DECEPCIONARÁ.

La historia nos sitúa en el papel de un ex agente de inteligencia de seguridad informática que asume el rol de hacker cuando una serie de sucesos muy poco casuales se desencadenan en todo el mundo: la bolsa, el banco central, las conexiones por satélite y los enlaces transoceánicos de fibra óptica caen, huele a cibercrimen por todos lados.

Es entonces, que deberemos realizar todo lo que esté a nuestro alcance para resolver este enorme enigma, tal como buscar agujeros de seguridad, infiltrarnos en computadoras de diferentes partes del mundo y recolectar dinero para mejorar nuestros equipos; todo desde la pantalla de nuestro entorno virtualizado, en donde iremos escribiendo los códigos que sean necesarios para cumplir cada uno de nuestros objetivos.

Claramente la parte gráfica no es el elemento central del juego, ya que al transcurrir en su totalidad desde nuestro entorno virtual, no hay mucho más que debamos ver. Aun así, la pantalla es amigable y simple de entender. En ella encontraremos, por un lado, un mapa donde se muestra la actividad digital que está ocurriendo entre los países (visual map), luego el cuadro donde escribiremos los comandos (command console), otro pequeño espacio donde veremos el estado de nuestro avance así como también las características de nuestro equipo (system panel) y por último el recuadro de mensajes, donde nos indicarán el objetivo actual y algunas pequeñas indicaciones (messages).

Puede que el juego, en un comienzo no sea del todo intuitivo, sobre todo si nunca antes te has relacionado con herramientas o conceptos de seguridad informática. Sin embargo, con un poco de curiosidad e ingenio (que son el valor central de este título) no es difícil ponerse a tono con las tareas necesarias para poder resolver todos los acertijos y misiones que nos son encomendadas para develar el gran misterio de esta historia.

Ser un experto en seguridad informática definitivamente no debe ser una tarea sencilla, pero no hay dudas en que, si se siente remotamente similar a la experiencia de Hacker Evolution, debe ser increíblemente interesante.

Gunpoint – 2013

Por Martín Vindel

Las industrias del cine y de la televisión, dos medios masivos antiguos si pensamos en internet y las redes sociales, se han encargado de representar durante muchos años estereotipos de hackers por momentos demasiado alejados de la realidad; y no lo digo solo por su aspecto o por su estilo de vida, sino también por las propias técnicas, o mejor dicho dinámicas, de hackeo. Estamos acostumbrados a ver procesos de hackeo casi automáticos, en los que basta con apuntar un dispositivo hacia el artefacto que se desea hackear y, en cuestión de unos momentos, ¡voila! Has logrado hackear el -inserte aquí el dispositivo de máxima seguridad de su preferencia-. Bueno, resulta que en la vida real es un tanto más complicado y también más entretenido, porque, si es tan simple como apuntar y hackear, ¿dónde está el desafío?

Dando un paso al costado de esta lógica y separándose del montón aparece Gunpoint, un juego indie que entra cómodamente en el género puzle (o rompecabezas) y que nos propone ponernos en la piel de un espía que deberá valerse de todo su ingenio -mejor dicho nuestro ingenio– para cumplir encargos de espionaje industrial y así ganar más dinero. Sí, lo sé, quizás no es una motivación demasiado altruista, pero tampoco es la idea del juego interpelar nuestra fibra moral ni conmovernos con una maravillosa historia. Es un juego 100% pensado para desafiarte y entretenerte, y lo logra con creces.

El protagonista del título se llama Richard Conway, un espía con muchos recursos retóricos y una agilidad felina. Mediante divertidos e ingeniosos diálogos deberemos aceptar diversos trabajos de espionaje que irán incrementando su dificultad a medida que avanza el juego. Para cumplir nuestros objetivos contaremos con distintos elementos de espionaje y combate, pero nuestras mejores herramientas serán la observación y el ingenio. Cada nivel comienza con un edificio cortado de forma transversal y nuestro protagonista ubicado sobre la izquierda de la pantalla,  bien clásico. Desde allí deberemos evaluar las dificultades que presenta el escenario e infiltrarnos para robar la información o el objeto solicitado por nuestro mecenas.

Lo interesante aquí es que no hay una formula para pasar el nivel, tenemos diversos elementos que podremos utilizar a nuestro favor pero cómo, cuándo y para qué los utilicemos puede variar completamente. Podremos hacker el sistema eléctrico para cortar la luz y burlar un guardia o desactivar los sistemas de vigilancia en el momento justo para avanzar, las opciones son muchas.   

Los gráficos muestran un claro guiño a la estética retro, una opción que funciona a la perfección con la dinámica tipo plataforma que presenta el juego. Además la banda sonora es fenomenal, ya que propone un ritmo muy intenso en los momentos claves del juego.

Por último, cabe mencionar algunas contras del juego que, si bien no son muchas, puede llegar a ser un problema. La primera es la duración, el juego termina en el mejor momento. Algunos pensarán que esto es un acierto pero honestamente le hubieran venido bien un par de niveles adicionales. Además, el título solo está disponible en inglés y, si bien es un juego que no tiene una historia profunda, los diálogos son excelentes, muy ingeniosos y divertidos, y realmente es una pena no poder disfrutarlos en español.

En resumen, hablamos de un juego que apunta a lo clásico y que nos propone un experiencia muy interesante. Realmente es el mejor juego de hackers que he probado, ya que plantea desafíos genuinos y ofrece retos que te obligarán a pensar de manera estratégica y maximizando todos los recursos que tienes disponibles sin ofrecerte una forma “correcta” de pasar los niveles.

Watch Dogs 2 – 2016

Por Santiago Achiary

En 2014 los gamers y los entusiastas en seguridad de la información estábamos muy ilusionados con el lanzamiento de una nueva IP de Ubisoft: Watch Dogs. Las expectativas eran altas: los trailers eran espectaculares y las características que nos prometían sobre la posibilidad de hackear cualquier dispositivo nos hacían ilusionarnos con un Grand Theft Auto meets tecnología. Pero lamentablemente esas ilusiones se destrozaron en mil pedazos al momento del lanzamiento. No es que Watch Dogs fuera un mal juego, pero definitivamente no cumplía con su promesa y terminaba siendo aburrido y con un personaje principal opaco que no generaba empatía. Dos años más tarde, luego de que tanto críticos como jugadores destrozaran al juego, Ubisoft lanzó al mercado una secuela que quizás no muchos estaban esperando. Pero para su sorpresa, Ubisoft había escuchado los comentarios y se dispuso a arreglar todo lo que no había conseguido con la primera entrega.

Y a pesar de que Ubisoft suele ser muy criticada, hay que reconocer que esta vez sí hicieron los deberes. En primer lugar decidieron no insistir con Aiden Pearce como protagonista principal y entendieron que tanta oscuridad no terminaba de ser atractiva. En su lugar optaron por una historia mucho más juvenil con Marcus Holloway como protagonista formando parte del grupo Dedsec. También decidieron pasar de la gris Chicago a la colorida San Francisco, haciendo la experiencia un poco más agradable, lo cual además ayudaba a darle una lavada de cara y pasar del estereotipo de un hacker oscuro y solitario, a un grupo de jóvenes más alegres… aunque quizás también resulten demasiado caricaturescos. El tema es que el primer Watch Dogs se tomaba demasiado en serio a sí mismo, mientras que su secuela no lo hace, siendo una experiencia más agradable aunque un poco incoherente ya que Marcus y sus amigos son jóvenes idealistas que quieren salvar al mundo, pero en sus misiones utilizan pistolas y ametralladoras con las que matan a sus contrincantes.

Afortunadamente no siempre es necesario tener que dispararle a alguien para completar una misión ya que el juego está principalmente enfocado en la dinámica stealth, y un punto positivo es que podemos encarar la resolución de cada situación de muchas maneras gracias a todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición. Esto definitivamente le da mucha rejugabilidad y aunque es cierto que el diseño de las misiones no es muy variado (básicamente debemos infiltrarnos en un lugar asegurado y obtener información), las posibilidades que brindan los escenarios son realmente gratificantes. Además existen varios puzzles en los que nos debemos valer de nuestras herramientas y hay varias misiones secundarias que en gran parte consisten en carreras, lo cual es un problema porque a pesar de haber mejorado la conducción respecto del primer juego, no termina siendo muy confortable.

Otro aspecto que es destacable tiene que ver con el apartado multiplayer, ya que permite mezclarse con nuestras partidas single player. ¿Cómo es esto? sucede que puede ocurrir que otro jugador se infiltre en nuestra partida para robarnos información, y debemos identificarlo para evitar que eso suceda (sería una suerte de versión moderna de las escondidas). Otro modo interesante es el cazarrecompensas, que nos permite ingresar en la partida de otro jugador que haya creado mucho caos y aliarnos a la policía para poder detenerlo, o bien ayudar a ese jugador a evadir a las fuerzas de seguridad. Estos cruces me resultaron de lo más interesante y confío en que en el futuro varios juegos puedan mezclar estos modos de juego para que no necesariamente estén siempre separados.

Sin lugar a dudas Watch Dogs 2 ha sido un paso hacia adelante en la saga, y aunque es cierto que quizás veníamos con las expectativas bajas por la experiencia que habíamos tenido con la primera entrega, la verdad es que es un buen juego más allá del contraste con su antecesor. No es GTA V y quizás la ciudad no sea de lo más “viva” pero sí han sabido capturar su esencia y es un muy bonito escenario. Si a esto le sumamos que toca varios temas actuales como la vigilancia, las redes sociales y la privacidad, lo cual quizás nos abra un espacio a la reflexión sobre el rol que cumple la tecnología en nuestras vidas cotidianas, podemos afirmar que, como mínimo, Watch Dogs 2 es algo diferente. Confiemos en que Watch Dogs Legion siga refinando la fórmula.


Si te gustó este compilado te recomendamos que visites #GamersESET, una página en la que encontrarás análisis, encuestas, rankings, entrevistas y hasta datos históricos sobre videojuegos.

Por último, te invitamos a responder la encuesta gamer de octubre y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de tofoli.douglas en Flickr

Jean Sammet, pionera en informática

Jean Sammet fue la gran creadora de uno de los primeros lenguajes informáticos del mundo. En este mes de la mujer (y justo en el día en que Sammet cumpliría 95 años) no podíamos dejar de rendir homenaje a esta pionera de la informática.

Los mejores juegos de Cyberpunk

En la actualidad, el género cyberpunk está más presente que nunca en la industria de los videojuegos. Con historias futuristas y mundos distópicos, estos juegos nos transportan a posibles futuros cercanos, llenos de tecnología y peligros.

Resident Evil 4: ¿qué podemos esperar de la remake?

El 24 de marzo llega la remake de este clasicazo del Survival Horror, con su esencia intacta y novedades que repasaremos en este posteo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados