Los mejores juegos de terror para la noche de Halloween

Todas las personas que jugamos alguna vez un buen videojuego sabemos de la capacidad que tienen para movilizar todo nuestro espectro de emociones, desde la alegría, pasando por el llanto y hasta llegar al más vivo terror.  Y en esta época del año los y las gamers solemos aprovechar la Noche de Brujas y los descuentos en las tiendas de videojuegos, para disfrutar de una de las emociones más fuertes, el miedo. Por eso en #GamersESET armamos un compilado con los mejores juegos de terror para jugar en la noche de Halloween.

The Dark Pictures Anthology: Man of Medan – 2019

Por Santiago Achiary

Halloween es ese momento en el que mucha gente se propone activamente mirar películas de terror (aunque algunos lo hacemos también el resto del año) en busca de algunos sustos y emociones fuertes. Por suerte para los gamers Supermassive Games tuvo la gran idea de adaptar el lenguaje de las películas de terror al mundo de los videojuegos y en 2015 nos trajeron el gran Until Dawn (del cual por supuesto ya hemos hablado en Somos ESET). En 2019, comenzaron con una saga llamada The Dark Pictures Anthology, que promete explorar los diferentes subgéneros que el terror tiene para ofrecernos, y lanzaron el primer tomo: Man of Medan.

Este juego nos presenta a 5 personajes principales que rentan un bote para buscar un avión bombardero encallado en el fondo del mar, pero en un momento son secuestrados por piratas y obligados a sobrevivir en un barco fantasma de la Segunda Guerra Mundial. Si han jugado Until Dawn, ya deben estar familiarizados con la dinámica propuesta por Supermassive Games, en la que básicamente cualquiera de nuestros personajes principales puede morir en cualquier momento (precisamente, como en la mayoría de las películas de terror). Man of Medan es una película de terror interactiva en la que todas las decisiones que tomamos desencadenan eventos y acciones determinados, lo cual plantea un árbol de opciones muy variado. En lo personal aprecio mucho los títulos que no siguen una trama lineal y que le dan el poder al jugador para decidir qué camino tomar y ser responsable de las consecuencias de sus actos. Un sandbox en general nos da mucha libertad de movimiento pero en líneas generales las líneas argumentales suelen ser bastante pautadas, Man of Medan por su parte nos confina a un escenario cerrado en el que las opciones a nivel historia son muy variadas.

Y Man of Medan pone mucho el acento en esto. Nuestras decisiones nos permiten desarrollar diferentes tipos de vínculos con los otros personajes del juego, ocasionando que surjan diferentes opciones de acuerdo al tipo de relación que tengamos con un personaje determinado en un momento específico de la trama. Esto hace que el juego tenga una gran capacidad de rejugabilidad a pesar de que una partida promedio dura entre 3 y 4 horas aproximadamente. Esto además hace que aparezcan diferentes desafíos como por ejemplo hacer que sobrevivan todos los personajes, que mueran todos o que solamente sobrevivan las mujeres, haciendo que el juego sea muy rico. En cuanto al apartado técnico, la verdad es que los gráficos son muy buenos, con expresiones de los personajes muy logradas y con escenarios e iluminación muy buenos, que obviamente son clave para hacer que la experiencia sea de lo más inmersiva (y terrorífica por supuesto). A esto se le suma un sonido impecable, que mezcla efectos de sonido y música, y que juegan un rol muy importante para los jumpscares que el juego tiene para ofrecernos.

Y si piensan disfrutar de este Halloween acompañados (por favor háganlo con las medidas sanitarias correspondientes en caso de ser necesario) Man of Medan ofrece dos opciones de multijugador. En el plano local, es posible que un jugador elija a un personaje específico (recuerden que hay hasta 5) al momento de arrancar la historia y que lo controle cuando es protagonista de la historia, lo cual obviamente propone un modo colaborativo interesante porque cada uno irá decidiendo el futuro de la partida de acuerdo a su criterio. El modo online por su parte propone que dos jugadores arranquen la historia y que por momento compartan la pantalla y por momentos no, haciendo que la variedad de decisiones sea muy grande y hasta se presenten escenarios como que debamos elegir si salvar o no a nuestro compañero, en un modo confrontativo totalmente involuntario y diferente a lo que propone por ejemplo A way out.

Si les gustan las películas de terror y los videojuegos, Man of Medan es una buena opción para ustedes. Se trata de una experiencia entretenida (no sé si “divertida” es la mejor manera de describir a sobrevivir a un barco fantasma mientras nos persiguen piratas) que tiene mucha rejugabilidad y con modalidades multiplayer que le dan una vuelta de tuerca a la experiencia del juego. Más allá de que tiene algunas cosas para pulir (como una gran dependencia de los quick time events y algunos personajes un poco sosos) es una experiencia bastante diferente dentro del panorama de los videojuegos y vale la pena darle una chance.

Call of Cthulhu – 2018

Por Juan Martín Verrelli

Te encuentras solo, en una habitación oscura salvo por la luz blanquecina de una pantalla que parpadea como llamando la atención. Al inspeccionarla, vez que un juego te está invitando a que seas parte de la experiencia que ofrece. El problema, es que ya habías escuchado el nombre antes y sabes que detrás de la identidad que el juego ofrece, se encuentran indecibles horrores cósmicos que lograron arraigarse como fundamentos en la psiquis humana detrás de la más antigua capa del miedo. Tus ojos se afilan, preparándose para la sucesión de decisiones que vayas a tomar ¿Qué haces?

Call of Cthulhu es un título lanzado en el 2018 basado en el muy famoso juego de rol de mesa del mismo nombre de Chaosium, donde el concepto Lovecraftiano de aventura se encuentra en su punto más icónico. En los pies de un investigador privado, nuestro trabajo es seguir el caso de la muerte de una familia que eventualmente irá despegando al protagonista de las leyes de la realidad en la que vive.

Las mecánicas que el juego emplea para desarrollarse, son básicamente tomadas del juego de rol e adaptadas al mundo virtual. Nuestro protagonista, bajo el nombre de Edward Price, es un lienzo en blanco que tomará personalidad e intereses dependiendo de nuestras decisiones en cuanto a los puntos de habilidad que puede asignarse. ¿Lo ves como un investigador duro con años de experiencia en peleas de bar? Mayor cantidad de puntos de experiencia en pelea. ¿Es un investigador retraído que se dedica a seguir a sus clientes y a sacar conclusiones con pocos detalles? Mayor cantidad de puntos en investigación y descubrir. 

De esta manera, el juego utiliza las características del protagonista y un poco de aleatoriedad (que representa una tirada de dados) para decidir el resultado de las decisiones que tomes y generar una experiencia distinta dependiendo de cómo decidas encarar el juego. Por ejemplo, un investigador con muchos puntos de fuerza tiene mayor posibilidad de forzar una puerta para encontrar un secreto, mientras que uno con mayor inteligencia necesitará conseguir la información de maneras menos tradicionales. Y por supuesto, todo esto envuelto en la mitología Lovecraftiana donde se presentan mecánicas clásicas de los horrores cósmicos.

Si no estás familiarizado con la literatura en la que se basa la historia, el juego se encarga de que entiendas lo que deberías saber; por lo que no es para nada excluyente si nunca leíste algún cuento de los mitos. El juego incluso representa el daño que genera la presencia de estas aberraciones con una mecánica de cordura, que a mi parecer le da bastante sabor a la experiencia de horror, ya que logra que tu curiosidad juegue en contra de la sanidad mental del protagonista.

El ambiente generado por Cyanide Studios con muchos escenarios muy bien detallados y una música excelente, logran indudablemente una de las mejores tomas virtuales a las innumerables adaptaciones de la Llamada de Cthulhu. Si nunca jugaste el juego de rol en sí, o sencillamente te gusta disfrutar de historias de detectives, realmente recomiendo darle una vuelta a CoC, que tal vez pueda parecer corto (no tanto como otros, igual) pero la mecánica de RPG que te permite tomar distintas decisiones dependiendo de las individualidades de tu personaje, y el hecho de que hay varios desenlaces dependiendo de tus acciones, lo hacen bastante merecedor de varias re-visitas y un buen juego para tener en la librería. Sé que los Dioses Exteriores van a estar agradecidos.

Yomawari: Night Alone – 2015

Por Sabrina Blaha

Yomawari es una aventura de survival horror, creada y desarrollada por Nippon Ichi Software y publicada (en Japón, inicialmente) en 2015. Disponible para PS Vita, Windows y Nintendo Switch, este juego es ideal para jugar con las ventanas cerradas y de noche.

La historia nos sitúa en un pequeño pueblito japonés, una tarde en la que nuestra protagonista saca a pasear a su perro Poro (allí ya podremos presenciar los primeros indicios de actividad paranormal que nos pondrán a tono) y, luego de ser introducidos con las mecánicas del juego, algo terrible le sucede a nuestro cachorro.

Es así como, arrastrando nuestra correa, algo bastante tétrico y que tiene un efecto inmediato en la atmósfera, regresamos a casa, tan solo para encontrarnos con nuestra hermana mayor que, creyendo que Poro simplemente escapó, sale a buscarlo. De más está decir que nuestra hermana… nunca regresa, y es así como comienza nuestra aventura.

Yomawari: Night Alone está compuesto por un mapa de mundo abierto (de vista isométrica), repleto de elementos escondidos, que solo son visibles cuando los apuntamos con nuestra linterna, misterios y, por sobre todas las cosas, de espíritus míticos japoneses que nos pondrán los pelos de punta.

Muchos de estos espíritus, nos perseguirán hasta matarnos si no logramos escaparnos antes y otros simplemente existirán sin arruinar nuestro “paseo”.

Muchas veces no podremos ver inmediatamente al espíritu a menos que, nuevamente, lo iluminemos con la linterna. Sin embargo, la aceleración de los latidos de nuestro corazón (en verdad del personaje, pero también el nuestro, ¿Por qué no?) nos indicarán que algo malo está cerca o acercándose.

No hay paso que demos en este juego, que no deba ser cuidadoso, ya que ir demasiado rápido podrá, no solo acabar con nuestra stamina (la cual necesitamos desesperadamente para huir) sino también con nuestra vida si un mal espíritu nos atrapa.

Si estamos escapando de los espíritus, lo ideal es buscar escondites, ya que ellos nos permitirán inmediatamente no solo recobrar la compostura, sino también evitar ser “comidos”. Al escondernos, todo desaparece, volviéndose negro, excepto nosotros y nuestro escondite, y nuestra audición es la que nos ayudará funcionando cual “sonar” (tal y como sucede cuando no vemos y estamos en peligro, en la vida real, cuando los sentidos se agudizan y la adrenalina sube), indicándonos mediante sectores luminosos dónde se encuentra nuestro enemigo; y por ende, saber cuándo nos conviene salir de nuestro escondite.

El juego en sí no se maneja mediante mecánicas complejas, sino más bien se trata de estrategia y de encontrar los ítems correctos para seguir avanzando.

Muchas veces, sabremos desde un inicio qué debemos hacer, y muchas otras tan solo nos tocará deambular buscando la respuesta indicada para poder avanzar, transmitiendo perfectamente la sensación de ser un “niño perdido” en plena noche en búsqueda de nuestros seres queridos.

Será fácil detectar qué objetos se encuentran disponibles para interactuar, ya que al ver en su dirección, aparecerá sobre la cabeza de nuestro personaje un signo de interrogación, que se transformará inmediatamente en uno de exclamación cuando nos situemos al lado del objeto.

Algo destacable de Yomawari (sobre todo considerando las veces que moriremos si no somos cuidadosos al escapar de determinados enemigos), es que al morir, no nos despojarán de nuestros ítems, y reapareceremos en uno de los tantos puntos de guardado (pequeños templos en los que deberemos dejar una ofrenda para salvar); y que, al mismo tiempo nos permitirán teletransportarnos entre diferentes puntos del mapa.

Yomawari: Night Alone, hace un perfecto uso de la luz tenue, de cómo se ve un halo de luz a la noche, del ruido de las luces y máquinas expendedoras de la calle, del sonido ambiente cuando no hay nadie a la vista (o nadie que veamos); llenando el paisaje de detalles que serán el centro de la increíblemente desestabilizante atmósfera.

Definitivamente no es un juego de terror que se desarrolla alrededor de los típicos “jump scares”, sino más bien gracias a su ambientación. Muy parecido a lo que pasa con Silent Hill, que genera un miedo más…psicológico; pero algo más suave.

En este título cada paso está repleto de incertidumbre… y eso, en la noche, puede a veces significar lo peor.

Amnesia The Dark Descent – 2010

Por Martín Vindel

Si eres de esas personas a las que les gustan las emociones fuertes vas por buen camino, sino es así mejor que vayas mirando hacia otro juego del post, y no estoy exagerando. La sensación que provoca este título es muy difícil de describir en si misma, pero quizás se puede describir por su opuesto: es exactamente lo contrario a lo que genera Stardew Valley. Desde el primer momento quieres dejar de jugar y constantemente te genera una tensión que no está nada buena, pero a la vez es excelente, ustedes me entienden.

El juego nos pone en la piel de Daniel, un joven que despierta en el Castillo de Brennenburg, un espeluznante edificio ubicado en Prusia, recordando solo su nombre, su origen londinense y que algo lo persigue; no por nada se llama Amnesia. Al despertar encuentra una nota escrita por el mismo que lo insta a bajar a la parte inferior del castillo y matar a su enemigo. Daniel poco a poco va reconstruyendo su memoria y el juego desarrolla a cada instante una trama cada vez más oscura y retorcida, pero desarrollada con lógica y buen ritmo.

Sin embargo, no es la trama lo que más miedo da en el juego, si no su jugabilidad. La sensación que tiene Daniel de estar siendo perseguido está más que justificada, distintos tipos de seres intentan capturarlo y acabar con su vida, entre ellos La Sombra. Y ustedes dirán: “cualquier gamer con algo de experiencia se ha enfrentado en algún juego con distintos seres terroríficos, nada que una buena shotgun no pueda solucionar”, y en parte es cierto, de hecho en #GamersESET hicimos un compilado con los monstruos más temibles y no incluimos a ninguno de este juego. Sin embargo, hay una pequeña gran diferencia, aquí no tendremos otro mecanismo de defensa más que correr y escondernos. Y, oh sorpresa, no es nada fácil.

La mejor forma de pasar desapercibidos es escondernos en lugares oscuros, pero el problema radica en que nuestro protagonista, como cualquier persona en esa circunstancia, comienza a perder la cordura y tener alucinaciones si está mucho tiempo en la oscuridad, lo que hace que los monstruos te capturen más fácilmente, pero si nos exponemos mucho a la luz pueden vernos. O sea… Hay que administrar muy bien los tiempos que pasas en un sector o en el otro.

Y si la jugabilidad y la historia no les parecen argumentos suficientes para el terror, la ambientación los terminará de convencer. La gente de Frictional Games, desarrolladores de este título, parece ser fanática de H.P. Lovecraft y lo deja entrever en los nombre de los personajes, las tramas de sus juegos y obviamente en la ambientación. Es cierto que hoy, a casi 10 años del estreno, los gráficos pueden parecer algo arcaicos, pero les aseguro que no afecta para nada la tensión que genera el juego. El manejo de la luz y las sombras es magnífico, y junto los ambientes del castillo y los monstruos lograrán terminar de sumergirte en un mundo que te dará más de un escalofrío y, porque no, también taquicardia.

En resumen, si estás buscando emociones fuertes y duraderas (les aseguro que varios años después de haberlo jugado, recuerdo algunos momentos que todavía me generan cierta ansiedad) este es el juego que debes probar en la noche de Halloween. Y si no me crees te invito a buscar reacciones de gente jugando al título en YouTube.  


Si te gustó este compilado te recomendamos que visites #GamersESET, una página en la que encontrarás análisis, encuestas, rankings, entrevistas y hasta datos históricos sobre videojuegos.

Por último, te invitamos a responder la encuesta gamer de octubre y participar por u$s 50 para tu Steam Wallet.

Imagen de Steahttps://flic.kr/p/29e4WDimXO en Flickr

Las 10 amenazas más propagadas del mundo en junio 2022

Conoce el ranking de las diez amenazas que más se propagaron alrededor del mundo en junio de 2022.

Mejores lanzamientos gamer: julio 2022

Te invitamos a repasar la selección de los mejores lanzamiento en el mundo del gaming para el mes de julio.

Creeper: el primer virus informático de la historia

Creeper, el primer gusano informático de la historia, estuvo más lejos de ser un software malicioso y funcionó más bien como un desafío para que los informáticos de la época sigan avanzando en sus desarrollos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados