Retro gaming: Consolas olvidadas

Cuando hablamos de consolas en general solemos recordar aquellas que fueron más exitosas y que marcaron alguna etapa de nuestras vidas. Desde la Atari 2600, pasando por la SEGA Genesis, la primera Playstation y la Nintendo 64, seguramente la mayoría de los y las gamers tiene su consola favorita. Pero la realidad es que detrás de estas consolas exitosas también existieron varias que salieron al mercado y que, por algún motivo u otro, no persistieron demasiado tiempo.

Desde errores de diseño, malas decisiones comerciales, haber intentado innovar cuando la tecnología no estaba en su punto justo o una conjunción de factores externos que conspiraron contra el éxito, la historia del gaming está repleta de casos de consolas que han pasado al olvido (y en el peor de los casos, sin pena ni gloria). En este post vamos a repasar 4 consolas que no se suelen recordar, lo cual no necesariamente significa que hayan sido malas… ni tampoco tan buenas.

SEGA Dreamcast

Por Santiago Achiary

Durante mi infancia se puede decir que era un fanboy de Nintendo: arranqué con la NES que venía con el primer Super Mario Bros y Duck Hunt, de allí pasé a mi querida SNES y finalmente tuve la Nintendo 64. A todo esto se sumaba que durante gran parte de ese tiempo leía la revista Club Nintendo así que nunca se me había ocurrido tener una consola de SEGA, aunque admito que envidiaba que por ejemplo tuvieran una versión explícita de Mortal Kombat y no la versión “edulcorada” que Nintendo sacó para la SNES.

Pero esa percepción cambió cuando hice un viaje y en un local pude probar la SEGA Dreamcast, que representaba un salto de calidad para el mundo de los videojuegos y se veía mucho más atractiva de lo que hasta ese momento me ofrecía mi Playstation. Lo cierto es que SEGA había logrado a destronar a Nintendo del podio de las consolas hogareñas para mediados de la década del 90 y en paralelo había desarrollado varios juegos para arcade muy exitosos e innovadores tales como Virtua Fighter, Crazy Taxi y Virtua Striker por citar algunos ejemplos. Pero una serie de lecturas erradas del mercado llevaron a que tomaran algunas malas decisiones que pusieron a la compañía en jaque y con Sony tomando por asalto la escena de las consolas hogareñas.

SEGA venía de un fracaso rotundo con la Saturn y hay que admitir que los ingenieros realmente se esforzaron en el armado de la Dreamcast. A diferencia de algunas consolas que han pasado al olvido por sus problemas de funcionamiento, la Dreamcast se hundió más por fallas ajenas que por las propias. Lo cierto es que fue lanzada a fines de 1998 en Japón y casi un año más tarde en Europa y los Estados Unidos, y representó el primer lanzamiento de la sexta generación de consolas que incluyó a Playstation 2, la primera Xbox y Nintendo GameCube (más sobre ella en este post). Lamentablemente también representó el canto del cisne de SEGA en el mundo de las consolas ya que el 31 de marzo de 2001 tomó la decisión de retirarse del mercado luego de 18 años y concentrarse en el desarrollo de videojuegos.

Posiblemente muchas de las nuevas generaciones de gamers no tengan tan presente a esta consola pero no solo se trató de la primera consola en contar con un modem integrado para poder jugar en internet (¡en épocas de dial up!) sino que tuvo un cátalogo de juegos que al día de hoy está más que bien: Soulcalibur, Jet Set Radio, Resident Evil Code: Veronica, Virtua Tennis, NFL Blitz 2000 (uno de mis favoritos), Crazy Taxi, el ambicioso Shenmue, Phantasy Star Online y el innovador? bizarro? Seaman.

A pesar de haber tenido un buen comienzo de ventas, la Dreamcast se fue quedando y el lanzamiento de Playstation 2 significó su golpe de gracia. Queda la duda sobre qué hubiera pasado si SEGA hubiera tenido más recursos para poder seguir dando pelea. Por lo pronto, su retirada del mercado de las consolas fue a lo grande y la Dreamcast siempre estará en mis mejores recuerdos.

Nintendo Gamecube

Por Julia Biagini

La consola de sobremesa de sexta generación de Nintendo se lanzó para competir contra Playstation 2, Dreamcast y Xbox. Tuvo un mayor éxito en Japón y llegó tarde por aquí (recién en 2001) mientras que sus competidores ya contaban con una mayor presencia (excepto la Dreamcast) gracias a una mejor distribuición. Esta es una de las razones por las que esta fue la consola menos vendida de Nintendo, con una marca de 21 millones de unidades ligeramente por detrás de los 24 millones de Xbox (la primera incursión de Microsoft en el mercado de las consolas) y muy lejos de los 155 millones de PlayStation 2.

Sucesor de la Nintendo 64 y antecesora de Wii, la GameCube tenía una CPU de IBM (Gekko) y como tarjeta gráfica una GPU Ati, desarrollada por Nintendo y ArtX, siendo una combinación de tecnología, transformación y creatividad. En un intento de ofrecer mejores resultados, se cambió el formato del cartucho (que había caracterizado a la empresa japonesa mientras que la competencia viraba hacia el CD-ROM) a los mini DVD. Ese cambio, pensado como un paso hacia adelante por parte de una empresa bastante tradicional, no fue tan calculado ya que lo que terminó sucediendo fue que la capacidad de estos discos quedó muy pequeña (solamente 1,50 GB) al poco tiempo. Esto tuvo como consecuencia el hecho de tener que dividir los juegos en varios discos, afectando la calidad del audio y el vídeo.

En cuanto a los juegos, es necesario decir que GameCube no se quedó atrás en comparación con la competencia, ya que tenía una ampla biblioteca de juegos, no solo de la franquicia de Nintendo. Por ejemplo, el muy recordado Resident Evil 4 se hizo originalmente para esta consola, mientras que los demás eran ports. Y además se destacaron títulos como Luigi’s Mansion (2001), The Legend of Zelda: The Wind Waker (2003), Donkey Kong Jungle Beat (2004) y Metroid Prime 2: Echoes (2004) que exploraron lo mejor que la consola tenía para ofrecer.

Lamentablemente su catálogo no alcanzó y para muchas personas Gamecube fue el primer “fracaso” de Nintendo a nivel consolas de sobremesa, quizás por haber sido lanzada en un momento en el que nuevos competidores ingresaron al mercado (Sony y Microsoft) cambiando el panorama y las reglas con las que se jugaban hasta ese momento.

Nokia N-gage

Por Sabrina Blaha

Hay algo muy gracioso en pararse en el presente y mirar joyas del pasado: la nostalgia y lo que en su momento fue revolucionario contra la verdad de la actualidad hacen una comparativa muy peculiar.

La cuestión es que pienso en el lanzamiento del Nokia N-gage y en su momento fue TODA una revolución….”¿Videojuegos en el celular? ¿¡Es real?! ¡It’s happening, my friends!El nuevo milenio venía con todo.

Para cuando esta pseudo maravilla se lanzó (allá por noviembre de 2003), ya había una consola de Nintendo que, en cierta manera, se le asemejaba: la Gameboy Advance. Al igual que las consolas portátiles de Nintendo, Nokia N-gage cargaba juegos desde tarjetas mmc, y contaba con grandes títulos para adquirir (¿acaso pensaron que venían cargados en el celuconsola? No, señor): Tomb Raider, Rayman 3, The King of Fighters Extreme, Sonic y Crash Nitro Kart, entre otros. Y esto es algo que en cierto punto no deja de sorprenderme: se trataba de un primer acercamiento al gaming en móviles, pero los gráficos realmente no distaban mucho de una Playstation 1.

Este pequeño híbrido lograba brindarnos esta experiencia gamer con un procesador ARM9E, uno más avanzado que incluso el que poseía la Gameboy Advance (ARM7), y además, mediante conexión Bluetooth nos permitía realizar partidas multijugador :O
Pero, aunque hasta aquí todo parezca color de rosa (porque además de permitirnos jugar, el dispositivo contaba con reproductor MP3, radio FM y GPS), la realidad nos contaba otra cosa.

El modelo no era muy ergonómico o cómodo que digamos, de hecho su extraña forma le ganó el apodo de “Taco pone”  (no se pierdan de Googlear el término, por favor) y las tarjetas de juego se cargaban (atención) DEBAJO DE LA BATERÍA. Esto significaba que para cambiar de juego básicamente había que desarmar todo el equipo.

Esto le costó al Nokia N-gage un corto ciclo de vida y un pase rápido al olvido (siendo completamente discontinuado en el año 2005). Pero, a pesar de todo, es imposible decir que en su momento fue una gran primer joya híbrida del gaming.

Virtual Boy

Por Marina Lammertyn

Esta sí que debe ser una de las consolas más olvidadas dentro del ranking de las consolas olvidadas. En 1995 Nintendo decidió apostar fuerte por algo que podría haber sido revolucionario: la realidad virtual. Lamentablemente, no lo fue, y al día de hoy el gaming sigue esperando que la revolución del VR llegue finalmente. ¿Por qué no funcionó este intento de Nintendo? En parte el mundo no estaba preparado eso y en gran parte la consola no estaba preparada para el mundo. El Virtual Boy consistía en un casco con lentes que, según los usuarios, era bastante pesado e incómodo y que no podía llevarse puesto por mucho tiempo (de hecho, es algo que aun hoy sigue pasando con la mayoría de los juegos de VR).

Pero no solo la incomodidad llevó al fracaso de esta consola sino que además los gráficos eran monocromáticos (rojo y negro) y en 2D, lo cual no aportaba algo nuevo y tampoco se movían los personajes por telekinesis o el movimiento del cuerpo sino que se necesitaba de controles tradicionales como cualquier otra consola. Las reseñas de esa época en revistas de videojuegos ya iban avisando a los jugadores que era una consola que no valía tanto la pena.

Por otra parte los juegos no aportaban nada nuevo, tan solo un poco de sensación de “profundidad” sin llegar a ser tridimensional aunque a costa de generar bastantes mareos. Por ejemplo, la mayoría eran títulos en 2D tradicional con algunas adaptaciones para darles más profundidad, como fue el caso de Mario Clash o Virtual Boy Wario LandOtros, como Teleroboxer, simulaban un entorno tridimensional con perspectiva en primera persona, pero casi sin movimiento. En total, se lanzaron 22 títulos para Virtual Boy, de los cuales solamente 14 llegaron a occidente. 

La consola duró un año a la venta y se vendieron nada más que 800.000 ejemplares, lo que vende una Nintendo Switch en un mes cualquiera. Sin dudas, Nintendo apostó por algo diferente y novedoso, lo cual es muy valorable. Pero a veces cuesta caro adelantarse a una época y una mirada muy futurista puede llevarte al fracaso directo.

¿Tuviste alguna de estas consolas? ¿Cuál otra sumarías a este listado? Queremos leer tu opinión en los comentarios y/o en nuestras redes sociales. Recuerda que continua vigente nuestra encuesta gamer de septiembre y que estaremos sorteando 3 meses gratis de Xbox Game Pass Ultimate entre quienes la completen.

Conectados, entrá en acción: Día de la Niñez

Te contamos sobre nuestro programa de voluntariados en ESET: Conectados-Entra en acción.

4 documentales gamer que no te puedes perder

Te recomendamos 4 documentales imperdibles sobre el mundo de los videojuegos.

¿Utilizas cracks en tus juegos? Cuidado, pueden ocultar malware

Qué son los cracks y por qué debes tener cuidado con ellos a la hora de jugar. En #GamersESET te lo contamos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados