Los mejores videojuegos de Disney

Cuando hablamos de Disney seguramente se nos vengan a la mente muchos conceptos “infancia”, “alegría”, “fantasía” y “diversión”. Y es que este gigante del entretenimiento está en nuestras vidas desde siempre (de hecho el 16 de octubre se cumplen 98 años desde su fundación) y con el tiempo ha trascendido al campo audiovisual, convirtiéndose en una empresa con un merchandising increíble. Y como no podía ser de otra manera, varios de sus personajes e historias han tenido sus adaptaciones y participaciones en el universo del gaming. Por este motivo, hemos elegido los que creemos que son los mejores videojuegos de Disney.

El Rey León

Por Santiago Achiary

Cada vez que tengo que comentar sobre un título que jugué en mi infancia me siento como este meme:

Así que pueden imaginarse mi estado de ánimo mientras escribo estas líneas porque sí, cuando era niño tuve el videojuego del Rey León para la SNES. En esa época el lanzamiento de las películas de Disney era todo un suceso a nivel mundial y la historia del Rey León era atrapante (y quizás un tanto similar a Hamlet), además de contar con la canción “Hakuna Matata” que terminaba de consolidar a la película como algo imperdible para todos los niños y niñas de ese momento.

Y dentro de ese éxito, Disney entendió que un objeto promocional y de merchandising que podía traerle muchos dividendos eran los videojuegos y es por eso que la versión para consolas fue lanzada casi en simultáneo con el estreno de la película. Esto trajo como beneficio no sólo que el juego seguía la línea argumental de la película sino que además contaba con ilustraciones que respetaban todo el universo visual creado para el film. Se trata de un juego muy bonito y que realmente tiene mucha calidad.

Pero si buceo en mi memoria debería decir que la primera palabra que me saldría decir sobre el juego es: “frustración”. Recuerdo haber jugado mucho a este título en unas vacaciones en la playa (sí, la SNES viajaba con la familia) y era un ciclo de jugar, perder y volver a intentarlo, quizás hacer un avance en alguna partida pero nunca terminar de perfeccionarlo. En particular, el nivel de los monos era una de las experiencias más frustrantes que recuerdo haber tenido jugando a un juego durante mi infancia.

Con el tiempo tuve un descubrimiento que me dio una cierta paz mental: el juego era díficil a propósito. No es que yo fuera un niño incapaz de controlar a un personaje de videojuegos, sino que los creadores habían hecho que algunos movimientos no fueran del todo precisos para que el juego fuera más díficil. ¿Por qué? Porque en esa época estaba de moda el alquiler de videojuegos y Disney advirtió que si el título era muy sencillo, nadie iba a comprarlo ya que posiblemente lo terminarían en el período de un alquiler.

Más allá de este motivo, que un poco me rompe el corazón, el juego del Rey León es muy bueno y continúa el muy buen trabajo que se había hecho con Aladdin. Arrancamos con un Simba pequeño y que todavía tiene todo por aprender para terminar controlándolo de grande, con un rugido feroz y un zarpaso poderoso. Es tan bueno el trabajo que recientemente salió una versión para las consolas de generación anterior así que si lo jugaron de niños y quieren una revancha, pueden hacerlo. Eso sí: prepárense para escuchar la frase “The king has returned“…

Toy Story 2

Por Marina Lammertyn

Sin dudas Disney tuvo una época dorada de adaptación de películas a videojuegos en los 90’ y tuve la suerte de vivirla con algunas joyas como “El Rey León” y los “101 Dálmatas” en PC. Desafortunadamente me perdí de vivir la experiencia de jugar al videojuego de Toy Story 1 en mi infancia ya que se desarrolló antes de que naciera. Este juego se creó para Sega Génesis y Súper Nintendo, convirtiéndose en una revolución visual a nivel gráficos para la época (haciéndole honor a Pixar) además de contar con una gran jugabilidad por la posibilidad de ir cambiando de pruebas y escenarios en cada nivel. En este caso era Woody el protagonista al que acompañábamos en sus aventuras.  

En el año 1999 cuando se lanzó la segunda película de Toy Story (¿¡Tanto tiempo pasó ya!?) enseguida salió su versión en videojuego Toy Story 2: Buzz Lightyear al rescateal que afortunadamente sí pude jugar. Esta obra de arte fue desarrollada por los mismos creadores del primer juego (Traveller’s Tales) y en la que debíamos ayudar a Buzz a encontrar a nuestro querido Woody.

Los gráficos nuevamente resaltaban para la época sobre todo sus colores fuertes y brillantes. Para esta época ya existían la PlayStation 1, Sega DreamCast y, donde lo jugué yo, la Nintendo 64. Debo decir que, investigando sobre el juego luego de tantos años, me enteré que la versión para PS1 mostraba partes de la película, algo que no sucedía en la consola de Nintendo ya que (los jugadores de la N64 entenderán) había que ahorrar la memoria de los cartuchos lo más posible. De hecho, había que utilizar una memoria externa enchufada a los controles para poder guardar el progreso en este juego. También existía una versión para PC, pero no tan bien adaptada como para estas otras consolas.

Algo para destacar, que creo sigue siendo original hasta para los juegos de hoy, es el hecho de ser un personaje pequeño en un mundo de objetos comunes gigantes. Lo que para nosotros es una silla normal y corriente para el juego era un obstáculo que había que superar y para eso había que ingeniárselas saltando, colgándose de una soga o utilizando otros elementos como una escalera, respetando la esencia y la premisa de las películas. Además era interesante saber que se podían cumplir diferentes misiones dentro del juego que no era del todo lineal: podíamos rescatar otros juguetes, empeñarnos en conseguir monedas o buscar la ficha oculta de Pizza Planeta.

La única contra, además de la memoria en el caso de la 64, era que los controles podían ser un poco lentos a la hora de cumplir comandos, pero era algo mínimo comparado con la satisfacción de jugar un juego tan complejo como divertido que además (tema para nada menor) contaba con nuestras canciones favoritas de la peli como soundtrack sumado, obviamente, a la gran aventura de ver en acción a nuestros personajes favoritos.

Aunque Toy Story tuvo 4 peliculas por ahora solo existen juegos de las primeras 3, el último lanzado en 2010 y creado para consolas como Wii, Xbox, PS2 y Nintendo DS. Aunque no tuve la suerte de jugarlo, las reseñas internautas lo califican como un gran juego aunque nada puede ganarle a la nostalgia de jugar a los primeros dos juegos rememorando los increíbles años 90’.

Kingdom Hearts

Por Sabrina Blaha

Es gracioso pensar que hace muchísimos años, cuando se lanzó el primer juego de Kingdom Hearts, Mickey apareció tan solo 1 vez en el juego, porque claro…¿Por qué Disney querría arriesgarse a que su personaje más famoso quedara atado al posible fracaso de un juego? Un fracaso que nunca fue.

Si bien el personaje principal del juego no es un personaje de Disney, en la idea inicial, así sería: una de las primeras propuestas sugería que su protagonista fuese Mickey pero, ante la negativa de esta idea, apareció Sora. Incluso si prestan atención, la ropa de Sora tiene los mismos colores que la de Mickey: zapatos amarillos, pantalón rojo y guantes blancos. Aún así, Disney tiene un papel casi protagónico en la historia.

En una aventura totalmente emocionante en la que la amistad, la empatía, la honestidad y una gran fé en lo bueno del mundo son conceptos centrales, Kingdom Hearts nos teletransporta no sólo a lo más tierno de la esencia de los personajes que la componen, su lucha contra la oscuridad del mundo y su propia oscuridad; sino también a aquellos tiempos en los que nuestras miradas de niños pintaban de colores todo aquello en lo que se posaban.

Y así, entre sueños y deseos, iremos abriéndonos paso con Sora a través de los más queridos mundos de Disney, ayudando y entablando dulces amistades por el camino: el País de las Maravillas de Alicia, la Selva Profunda de Tarzán, el Coliseo de Hércules, el Bosque de Winnie Pooh y Ágrabah, entre muchos otros. La profundidad de su historia se complementa y se interconecta en cada título (que, encima, son varios, así que prepárense para varios fines de semana maratoneando 😛 ), por lo que puede ser difícil de seguir; pero puedo asegurarles que, aún si no son fans de Disney o si los juegos estilo hack and slash no son su “cup of tea”, hay una gran magia escondida en esta historia. La misma que despertará dentro de ustedes cuando surquen los mundos encarnando a Sora en su búsqueda por comprender qué sucedió con su hogar y con sus queridos amigos.

Aladdin

Por Julia Biagini

Como los otros títulos, el videojuego de Aladdin está basado en el clásico de Disney, lanzado en 1993 para coincidir con el lanzamiento de la película para el mercado de videos hogareños. Esta historia con personajes inolvidables como la Princesa Jasmine, el mono Abu y el Genio de la Lámpara, tuvo diferentes ports para las consolas de esa época pero las más destacadas fueron las de Super Nintendo (SNES, producido por Capcom) y la Mega Drive (Sega Genesis, producido por Virgin).

Lo interesante es que aunque ambos fueron lanzados en la década de 1990 y hechos a partir de la misma historia, las versiones son muy diferentes entre sí. Un ejemplo de esto es que en la edición de Mega Drive, Aladdin tiene una espada en sus manos constantemente, lo que permite el combate directo. Ya en Super Nintendo, no tiene armas. Al día de hoy, persiste la polémica sobre cuál de las dos versiones es mejor. Están quienes ponderan los hermosos gráficos que se veían en la versión de Sega, mientras que los amantes de la versión de SNES ponderan que la jugabilidad y movilidad del personaje era superior y más fluida.

La realidad es que ambas versiones contaban con una jugabilidad adictiva, hermosos gráficos y una banda sonora que nos lleva directo a Agrabah, el juego es divertido e implacable. Para los que ya han jugado a la versión de Mega Drive seguramente hayan disfrutado de los escenarios de la Alfombra Mágica.

En el año de su lanzamiento, Aladdin tuvo mucho éxito: ese fue el segundo juego más vendido de Capcom para Super Nintendo, y la versión de Mega Drive fue considerada el tercer juego más vendido en la consola de SEGA, con casi 4 millones de copias vendidas. Además, Electronic Gaming Monthly lo eligió como el mejor juego para la consola Genesis del año 1993.

Si todavía no ha podido disfrutar de ninguna de ambas versiones sepan que podrán disfrutarlas en el Disney Classic Games Collection en el 12 de noviembre de 2021 para PC, PlayStation 4 (PS4), PS5, Nintendo Switch, Xbox One y Xbox Series X/S.

¿Jugaste a alguno de estos juegos? ¿Qué te parecieron? Si crees que nos olvidamos de algún título, déjanos un comentario contándonos qué juego incluirías en este listado.

Los mejores juegos de Super Nintendo

Hoy en #GamersESET presentamos una de las consolas más jugadas de todos los tiempos y sus inolvidables juegos: la gloriosa Super Nintendo (SNES)

Mejores lanzamientos de videojuegos – Diciembre 2021

Se viene el cierre de año con varias novedades. Descubre los mejores títulos en este post

ESET miembro de SAFER para ayudar a proteger el sector de la investigación y la educación

ESET se une a una serie de organizaciones para garantizar la seguridad en el sector investiación y educación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados