Y2K: el “error del milenio” que aterrorizó al mundo

Cuando planeamos el Año Nuevo que se viene no tenemos dudas de que probablemente lo festejemos enviando cientos de mensajes a través de nuestras múltiples redes sociales, tomaremos innumerables fotos y videos con nuestros familiares y amigos; o quizás nos quedemos en casa mirando alguna película o serie a través de alguna plataforma de streaming.

Hace 22 años, en diciembre de 1999, se vivía una víspera de Año Nuevo sumamente diferente. De hecho, la paranoia sobre una inminente catástrofe tecnológica pisaba muy fuerte en el mundo ya que se creía que todo cambiaría por siempre cuando el reloj marcara las 00:00 hs del 1/01/2000. Aunque sabemos que la paranoia suele ser una sensación común en la humanidad, esta vez había algo de qué preocuparse: el famoso bug o error llamado Y2K (Year 2000 o año 2000).

Prueba de misiles del NORAD previas al Año Nuevo porque se creía que el Y2K afectaría a los sistemas más importantes del gobierno. FOTO DE MARK LEFFINGWELL /AFP/Getty Images

¿En qué consistía el problema?

Para entender este error hay que analizar la tecnología de la época donde todavía no existía ni siquiera la Web 2.0 y donde los bits sumado al almacenamiento eran sumamente costosos, por lo que se ahorraba también en procesamiento de la información. El problema era, en teoría, simple. La fecha de las computadoras se programaba de a dos dígitos, es decir, con los últimos dos del año (sistema DD/MM/YY). Por lo que 1998 era “98”, 1999 era “99” ¿Y el año 2000? Exacto: “00”.

Entonces, el error residía en que los equipos no estaban preparados para asumir el nuevo milenio dentro de su procesamiento de fechas lo que, según los expertos, traería consecuencias en los principales sistemas computarizados: los bancos, el sistema aéreo y naval, la bolsa, las compañías de electricidad y gas, etc.

¿Qué consecuencias? No estaba del todo claro, lo que sí se sabía es que la paranoia ya empezaba a circular entre los principales medios de comunicación, alertando cada vez más a los espectadores que terminaron por creer que los aviones caerían del cielo, la economía mundial se desplomaría, los cajeros automáticos dejarían de funcionar y la culpa sería de los humanos por cederle el control a las máquinas (teorías dignas de películas de ciencia ficción). De hecho, miles de personas realmente lo vieron como un apocalipsis comprando comida de más y hasta pasando las fiestas en un sótano para protegerse del supuesto final.

Estas teorías que rondaban al Y2K tenían parte de verdad porque es cierto que los equipos no estaban preparados para llegar al año 00. Pero también es real que miles de empresas, investigadores, organismos, programadores y expertos en ciberseguridad trabajaron durante años para solucionarlo antes de la fecha límite y se estima que se invirtieron entre $200 y $600 mil millones de dólares.

Tapa de la revista Time en enero de 1999.

¿Qué sucedió al final?

Gracias a todo ese trabajo muchos lo lograron solucionar; salvando sus sistemas de consecuencias todavía inciertas. Se le pidió a la mayoría de los usuarios que apagaran y/o actualizaran sus máquinas, lo que también ayudó a la hora de evitar sucesos no deseados.

Sin embargo, muchos no pudieron solucionarlo, lo que culminó en algunos hechos puntuales (aunque ninguno demasiado grave): existieron fallas en sistemas bancarios con personas que recibieron facturas por 100 años de interés; una estación de servicio petrolera en Estambul falló y dejó sin suministro a la ciudad, en Dinamarca, una computadora del hospital registró al primer bebé nacido en el 2000 con 100 años; la energía eléctrica se cortó en Hawái, y algunos satélites de Estados Unidos dejaron de funcionar. Además, un cliente de un videoclub en Nueva York recibió una boleta por 9 mil dólares producto del alquiler de una película por 100 años.

Como puedes ver, el paso al nuevo milenio sucedió sin mayores inconvenientes. No se cayó el cielo como muchos vaticinaban, existieron algunas consecuencias antes mencionadas pero (por suerte) sin grandes catástrofes. Lo que sí nos enseñó es el poder de los bugs o vulnerabilidades que quizás en ese momento se veían de otra forma pero que al día de hoy son muchas veces explotados por cibercriminales para robar información de sus víctimas. Por eso, es importante actualizar siempre las aplicaciones y los sistemas operativos de tus dispositivos.

Para el Año Nuevo que llega y los próximos que vendrán entonces es importante tener cuidado al utilizar la tecnología. No por miedo al apocalipsis sino para protegerse de otro tipo de amenazas, los ciberdelitos, las estafas y, lo que es muy común en estos tiempos, las fake news. Algunas simples medidas como evitar reenviar cadenas de mensajería instantánea, utilización de contraseñas fuertes, actualizaciones y una solución antimalware confiable en tus dispositivos serán una buena base para pasar las fiestas de manera segura.

¡Escudos arriba!: desde el cosmos hasta tu computadora, el arte de las defensas

Muchos usuarios de PC aseguran sus naves del ciberespacio con soluciones de seguridad digital, pero ¿alguna vez te has preguntado sobre la configuración incorporada que tienen sus “escudos” y cómo estos pueden satisfacer tus necesidades en diferentes condiciones?

ESET Perú se une a Aldeas Infantiles SOS

ESET Perú firma un convenio de colaboración con Aldeas Infantiles SOS Perú, ONG para impulsar la importancia de generar entornos digitales seguros para niñas, niños y adolescentes.

ESET dice presente en la conferencia de tecnología Jump!

Desde ESET participaremos de Jump!, conferencia de tecnología con perspectiva de diversidad, equidad e inclusión, con “The Dark Side of Cryptocurrency: Repercusiones sobre el fenómeno de las criptomonedas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados