4 enseñanzas de ciberseguridad que nos dejó la ciencia ficción

La ciencia ficción se define como un género literario o cinematográfico cuyos contenidos tratan de las posibles consecuencias de previsibles o hipotéticos logros e inventos científicos y técnicos.

Para ser más claros, son películas, series o libros que tratan sobre las consecuencias que podría tener la tecnología en un futuro lejano (generalmente distópico donde las máquinas terminan rebelándose contra el hombre) muchas veces distópico y, otras pocas, esperanzador. Lo bueno es que de una u otra manera, siempre te deja pensando.

En el equipo de Somos ESET somos fanáticos de este género y, por supuesto, de la tecnología y sus análisis a través de la ficción.

Y, como vemos a la ciberseguridad en todo, reflexionamos qué enseñanzas sobre la seguridad de la información nos dejaron algunas de las películas más emblemáticas de este género.

Minority Report

Por Marina Lammertyn

Un mundo donde los crímenes se pueden prevenir de antemano es un mundo perfecto ¿Verdad? De esta forma, los asesinos son atrapados por la policía Pre-Crimen antes de que los mismos sucedan y así nadie sale herido. Simplemente depositamos toda nuestra seguridad en las manos de este organismo y vivimos tranquilos hasta el final de nuestros días…

Ahora, imaginemos una sola herramienta perfecta para controlar todo el universo del cibercrimen. Una herramienta que va a evitarnos caer en cualquier estafa, infectarnos con cualquier virus, prohibir a nuestros datos de ser filtrados… ¿La imaginas? ¿Piensas que ya tienes una de esas?

Bueno… pues lamento informarte que eso no existe. Y la película dirigida por Steven Spielberg y protagonizada por Tom Cruise lo muestra muy bien: ninguna herramienta es infalible por sí sola. En la película vemos como un sistema casi perfecto resulta tener varias fallas en el fondo. No te spoilearé pero solo diré que creo que el mayor error de los habitantes de esa ciudad futurística fue el de confiar toda su seguridad en una sola herramienta: en la policía Pre-crimen.

Lo mismo sucede con nuestra ciberseguridad. Quizás piensas que porque has fortalecido todas tus contraseñas estás protegido o porque sabes detectar un correo de Phishing apenas entra a tu casilla, o tal vez sabes que debes actualizar tu sistema operativo y aplicaciones, por eso tienes todo al día. Claro, todo eso es súper importante, y te felicito si lo haces. Pero, como verás, esas ya son 3 herramientas diferentes que debes aplicar a tu ciberseguridad, y entonces se hace necesario ir sumando varias capas para poder estar tranquila o tranquilo (y aun así, debes prestar atención).

Una buena solución antimalware es crucial para cuidar tu ciberseguridad, sin dudas. Pero, de nuevo, no olvides aplicar las herramientas antes mencionadas además de evitar cliquear en enlaces sospechosos, realizar backup de tus archivos en varios dispositivos y mantenerte al tanto del panorama de la ciberseguridad para evitar caer en estafas y ataques.

Matrix

Por Santiago Achiary

Encontrar paralelismos o enseñanzas sobre seguridad en la saga de Matrix es algo bastante sencillo dado que gran parte de su trama gira en torno a un grupo de humanos intentando infiltrarse en una red de máquinas. A esto se le suma a que toda la franquicia está llena de referencias a la cultura hacker (entre los varios simbolismos allí presentes) y posiblemente compita con Mr. Robot por el título de producto audiovisual que mejor representa al mundo del hacking.

Dado este cruce, las enseñanzas son varias pero creo que una de las principales nos la da el personaje del Agente Smith. El villano principal de esta historia (más allá de las máquinas) comienza siendo funcional al sistema, ocupándose de mantener el orden dentro de la Matrix. Pero luego de ser derrotado por Neo en la primera película, se convierte ni más ni menos en un virus informático: capaz de autorreproducirse mediante la infección de los diferentes humanos y programas.

Sediento de venganza y dispuesto a todo, para la tercera entrega (Matrix Revolutions) el Agente Smith se ha reproducido sin control, poniendo en jaque la existencia de las máquinas y de los humanos. Pero más allá de este comportamiento digno de los virus (informáticos y de los otros), también podemos comprender cómo funciona otro tipo de código malicioso: las botnet.

¿En qué consiste esta amenaza? En resumen, se trata de la infección de varios equipos, los cuales son controlados de manera centralizada por un cibercriminal. De esta manera, se busca aprovechar todo el potencial que esos equipos infectados tienen para realizar acciones maliciosas en conjunto como por ejemplo Ataques de Denegación de Servicio, envíos masivos de spam o participar de la distribución de malware. A medida que el Agente Smith se va replicando, el poder que ejerce sobre sus copias es digno de este tipo de malware, ya que todos funcionan como una suerte de “conciencia colectiva” centralizada y que funcionan en base a los deseos de su controlador.


Lo bueno es que no necesitas ser Neo para luchar contra los botnets. Actualizando aplicaciones y sistema operativo de tus dispositivos, evitando la descarga de archivos de fuentes desconocidas e instalando una buena solución antivirus ya puedes formar parte de la resistencia.

Yo, Robot

Por Sonia Domínguez Waisbrod

Si bien la historia se inspira en un famoso libro de relatos de robots de Isaac Asimov, Yo Robot (2004), dirigida por Alex Proyas, cuenta con su propia trama y detalles diferenciales. La película nos sitúa en un distópico año 2035, donde los robots representan 1/5 de la población mundial y han sido diseñados para asistir a los humanos en todas sus tareas. Se trata de dispositivos “humanoides” que están regidos por tres leyes fundamentales de la robótica, que les impiden hacer daño o desobedecer a los humanos.

La vida entre humanos y robots aparenta total armonía, excepto por la desconfianza de un detective de Chicago, Del Spooner (Will Smith), que persigue a Sonny (Alan Tudyk), un robot sospechoso de asesinar a su dueño y creador. Finalmente, Spooner y el robot Sonny, se alían junto con la científica robótica Susan Calvin (Bridget Moynahan) y descubren que VIKI, la supercomputadora de Inteligencia Artificial que es el núcleo operativo central que controla a todos los robots, ha desarrollado su propia lógica y tiene una interpretación distinta de las tres leyes: con intención de evitar que -a través de guerras, contaminación, etc.- la raza humana genere una autoextinción, los robots deben tomar el control.

La conclusión es clara: la tecnología puede darnos una gran ayuda, mejorar nuestras capacidades y ampliar exponencialmente nuestras posibilidades, pero siempre se necesitará del componente humano, es decir, que haya personas conscientes y capacitadas que tengan el control. Si lo entendemos en materia de ciberseguridad, comprenderemos que tanto para una empresa como para una familia es vital que cada miembro y/o empleado se eduque y colabore con las prácticas de seguridad para poder manejar las herramientas tecnológicas y controlar con éxito cualquier posible imprevisto.

Volver al futuro

Marty McFly es un chico de 17 años que tiene como uno de sus mejores amigos a un científico brillante y loco, el doctor Emmett Brown. Siempre con inventos ingeniosos, Doc (como lo llama Marty), invita al niño a mostrar su experimento más novedoso e importante en su vida: un automóvil DeLorean que en realidad es una máquina del tiempo. Por supuesto, para que todo funcione, se necesita una cantidad de 1,21 Gigawatts, o sea, una potencia eléctrica muy grande. Para lograr esta cantidad de energía, sería necesario producir algo así como una reacción nuclear. La solución que encontró Doc fue utilizar tubos de plutonio y, para conseguirlos, terminó haciendo un intercambio un tanto ilegal con terroristas…

Pero, ¿Qué nos puede enseñar esto cuando hablamos de ciberseguridad? Volver al Futuro nos invita a reflexionar sobre la importancia de realizar correctamente la copia de seguridad. Pensar en una estrategia a la hora de realizar backups es un punto fundamental para proteger nuestra información y no perder datos, fotos y/o documentos importantes. Cuando Marty va al pasado y cambia muchas cosas en esa dimensión, al regresar a casa, las cosas también cambian y él ve el impacto que tuvo (que puede ser bueno o malo). Esto confirma la necesidad de configurar correctamente la información ahora, para que en el futuro no exista la mínima posibilidad de que algo salga mal o si lo pierdes por el camino.

Otro punto es que vemos varias situaciones en las que los dos protagonistas intentan solucionar un problema y tratan de afrontar las adversidades en el último momento, cuando ya está sucediendo todo, como fue el caso del atentado libio. Eso casi hizo que los planes salieran mal ¡Por eso la planificación es muy importante!

Para evitar más spoilers, la primera película (1985) de la trilogía tiene una historia súper bien construida, con un guión que crece con el paso del tiempo. Vale la pena ver este clásico del cine y buscar un paralelo con la seguridad cibernética.

Las 10 amenazas más propagadas del mundo en noviembre 2022

Presentamos el ranking de las diez amenazas que más se propagaron alrededor del mundo durante noviembre de 2022.

¿Cuál será el Juego del Año? ¡Estos son los nominados!

Te presentamos los seis nominados para el galardón gamer más importante del 2022. Conócelos para elegir tu favorito.

El Dream Team de ESET para ganarle por goleada al malware

Presentamos el plantel con el que desde ESET protegemos día a día a empresas y usuarios de Latinoamérica, frente a los códigos maliciosos que siempre están al acecho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados