Juegos muy largos para quedarte en tu casa Vol. III

Lo sabemos: cualquier excusa es buena para hablar y recomendar juegos. Pero… ¿existe algún mejor pretexto que empezar a palpitar el Día del Gamer, que tendrá lugar el mes que viene? Seguramente no. Por eso, y dada la buena recepción que tuvieron las dos primeras entregas de esta saga (Vol. I y Vol. II), desde #GamersESET traemos una nueva selección de juegos largos, ideales para no salir de casa. En este caso (música de suspenso…), el esperado Volumen III.  

Dark Souls (2011, 2014 y 2016)

Por Sonia Domínguez Waisbrod

Ya nos hemos referido a la dificultad a la que FromSoftware nos tiene acostumbrados a través de todas sus entregas, una más exigente que la otra. La conclusión sigue siendo la misma: cualquiera sea la aventura del estudio conducido por Hidetaka Miyazaki en la que te embarques, es probable que debas prepararte para morir MUCHÍSIMAS veces para comprender la dinámica, aprender de esos errores y finalmente ganar el juego.

Pero hoy nos centraremos en la trilogía más conocida de la casa: Dark Souls. Se trata de una de las sagas de videojuegos más aclamadas por millones de jugadores de todo el mundo. Tanto la saga Souls como el resto de sus hermanos (Bloodborne, Demon’s Souls, Sekiro, Elden Ring) poseen el toque inconfundible del estudio japonés: se trata de aventuras épicas que representarán un brutal desafío para quien juegue por primera vez (y, para ser honestos: también seguirá siendo difícil la segunda, la tercera y la cuarta).

Lo verdaderamente distintivo de Dark Souls es que revolucionó absolutamente el género de los RPG de acción. Sus mecánicas fueron innovadoras y marcaron el puntapié para que otros estudios comiencen a desarrollar videojuegos en esa línea. El jugador no sólo debe ocuparse de conocer al detalle cada herramienta, arma y armadura que utiliza para poder emplearla correctamente, sino que para poder pelear debe PENSAR antes de cada movimiento ya que no hay forma de ganarle a los enemigos y pasar el juego de manera improvisada o azarosa.

De esta forma, la experiencia y el conocimiento que esta nos provee sobre los patrones de ataque de los enemigos y jefes cobran un papel vital con esta saga. Impulsando al jugador a afinar su comprensión tanto como sus reflejos. Algo que, sin dudas, lleva mucho tiempo y muchos intentos. Por supuesto, la historia, los gráficos y la banda sonora están pensados al milímetro, componiendo una épica de alta calidad, disfrutable por donde se la mire.

Lógicamente cada uno de los juegos de esta saga, Dark Souls 1 (2011), Dark Souls 2 (2014) y Dark Souls 3 (2016), tiene su particularidad y la opinión de la crítica y los jugadores está MUY dividida respecto a cuál es el más complicado. Desde #GamersESET creemos que, cualquiera sea el orden en el cual que prefieras descubrirlos, el primero que pruebes será el más difícil, ya que verdaderamente requieren comprender su jugabilidad específica.

El promedio, según opiniones de los usuarios, es de 100 horas en terminar cada uno por primera vez. Sin embargo, te garantizamos que mientras más juegues y pases, más te engancha, ya que una vez que comiences a jugarlos, lejos de acostumbrarte, te verás inmerso en una experiencia única que no vas a querer soltar hasta que termines la saga completa y descubras cada pensadísimo detalle con los que esta desafiante historia nos cautiva.

Fallout 4 (2015)

Por Christian Ali Bravo

La guerra no cambia nunca, es un hecho. Pero sí cambia todo lo demás… Porque un día te encuentras en tu casa, disfrutando de un día normal con tu familia, hasta que por un holocausto nuclear vuelves a abrir los ojos… y, gentileza de la magia criogénica, pasaron 200 años. Casi el mismo tiempo que podríamos dedicar al Fallout 4.

Un mundo con matices futuristas, apocalípticos, pero también con detalles old school, será el escenario donde nuestro personaje deberá llevar a cabo una búsqueda implacable para recuperar a su hijo. Para nosotros, será la perdición…

El ¿posible? reencuentro con Shawn parecería ser la trama central, aunque con el paso de las horas, nos iremos dando cuenta que solo es la punta de un ovillo que nos sumergirá en una telaraña infinita de misiones y objetivos ¿secundarios?, de nuevas amistades, de alianzas, de enemigos… En resumen, de decisiones que tendrán un impacto directo en nuestro final (si hasta la vestimenta o arma elegida podrán influir en el vínculo con  los demás personajes).

Esta recreación de una Massachusetts de postguerra invita a levantar cada objeto, a forzar cada cerradura, a recolectar cada pedazo de diario (real), y a abrir cada portezuela, porque todo, claro, tiene un fin o una función. Desde mejorar el equipamiento o las armas, hasta establecer asentamientos con personas que dependerán de nuestras acciones para mantenerse con vida. No es broma: todo lo que puedes encontrar puede servir de materia prima para la creación de un objeto nuevo.

Por ello, un párrafo aparte se merece el inventario: encontrar un ítem puntual puede llevarnos un tiempo desproporcionado. Organizarlo, directamente es una tarea destinada a personas muy detallistas, con mucha paciencia o que tienen un don particular 😉.

Pero gracias a dicho inventario es posible explotar la faceta “Minecraft” del juego y utilizar el ingenio y los elementos disponibles para construir; o bien optar por una jugabilidad al mejor estilo “SimCity” o “The Sims”, para organizar y hacer prosperar a la comunidad.

Mención S.P.E.C.I.A.L (nunca mejor dicho) merece el sistema progresivo que va a amalgamar y dar sentido a todo lo que sucede dentro de Fallout, y que terminará de desligarnos del reloj y de cualquier otro plan que no sea desarrollar cada habilidad. El acrónimo para Strength, Perception, Endurance, Charisma, Intelligence, Agility y Luck (Fortaleza, Percepción, Resistencia, Carisma, Inteligencia, Agilidad y Suerte, en castellano) será la clave que determinará el transcurso y el desenlace de la historia.

Los progresos logrados en cada una de las cualidades se verán reflejados de manera directa en el desempeño del personaje. Es decir, más fuerza te permitirá cargar más elementos, aunque el carisma será un arma aún más poderosa para persuadir a diversos personajes según tu conveniencia.

Y como sabemos, para ir a la guerra, se necesitan las mejores armas…

Metal Gear Solid V (2015)

Por Christian Ali Bravo

Después de tres (¿o fueron mil?) años de espera, el 2015 nos regaló otra joya… O para hablar con mayor propiedad, otro gran motivo para cancelar cualquier tipo de compromiso y encerrarnos sin culpa en nuestra casa: el Last Dance de Hideo Kojima con la saga Metal Gear.

Si se me permite hacer una analogía gastronómica: la mesa del Metal Gear Solid V está servida como un gran banquete, y es necesario ir plato por plato con tranquilidad y paciencia, para no caer en un atracón que nos pueda hacer mal a la salud. Llevándolo a términos narrativos, la trama no se desarrolla de manera lineal, sino que está dividida en misiones, cada una de las cuales requiere de toda nuestra dedicación para elaborar la mejor táctica para abordarlas.

Con esto me refiero a que cada misión demanda un enfoque distinto, y la selección de la estrategia incluirá, por supuesto, las armas a utilizar y qué compañero nos acompañará. Allí, D-Horse, DD, Quiet y D-Walker pondrán habilidades a nuestra disposición, que serán útiles según el plan ideado. Pero cuidado: ser descubierto podrá ser algo agotador, aunque también un desafío para poner en juego nuevas variables hasta lograr la ansiada infiltración.

Si a esto sumamos la adicción que puede generar la recolección de materiales o el reclutamiento de soldados para nuestra Base Madre (ya hablaremos de esto), entenderemos por qué es necesario liberar nuestra agenda antes de sentarnos a jugar. Ni hablar de la búsqueda ¿interminable? de las cintas de cassette diseminadas por África y Afganistán. Aplausos de pie para la gran selección de éxitos ochentosos que nos sorprenden en varias de ellas 😊.

Ahora sí: la Base Madre, hogar, dulce hogar de nuestros soldados y donde nos podremos sorprender con detalles en los que vale la pena detenerse. Nuestra presencia allí será un win-win: subirá la moral del equipo y hará crecer sus estadísticas, lo cual nos dotará de mejores expectativas para salir victoriosos de las misiones. El iDroid será un aliado primordial, porque nos permitirá, entre otras cosas, gestionar al personal, solicitar apoyo y hasta seleccionar música.

Inevitablemente, también debemos hablar de dinero: lógicamente, el completar misiones y cumplir con los objetivos planteados, nos dará réditos económicos, los cuales debemos manejar e invertir casi con la misma dedicación con las que armamos las tácticas.

Para cerrar, sería injusto no traer a la mesa una palabra clave, y muy vinculada a lo larga que puede ser esta travesía: LIBERTAD. Tanto para desandar los caminos de los dos grandes mundos en donde transcurre la historia (los mencionados Afganistán y África), como también, y no menos importante, para hacer que la misma avance a nuestro gusto. Las misiones se pueden completar en el orden que se nos ocurra, de manera que un mismo objetivo se puede lograr tomando miles de caminos diferentes.

Pero mejor, no entrar en spoilers innecesarios… Solo uno: no querrás salir de tu casa, porque el final no te dejará indiferente.

The Legend of Zelda: Breath of the wild (2017)

Por Sonia Domínguez Waisbrod

Hay una generación de Gamers a los cuales se nos enciende el corazón cada vez que Nintendo anuncia una nueva entrega de “The Legend Of Zelda”.

Por una parte, la historia de Zelda nos trae la nostalgia de tiempos más simples: creciendo jugando a “A Link To The Past”, recorriendo Hyrule con nuestra Nintendo 64 y su “Ocarina of Time”, o también transformándonos en el Lobo Mítico que le daría fuerzas a Link para salvar Hyrule en “Twilight Princess”.

Por otro lado, las características bandas sonoras que siempre acompañaron las entregas de nuestro héroe Link mueven fibras emotivas que, al pasar los años, solo parecen acrecentarse y rodear aún más de misticismo este gran mundo mágico.

En 2017 Nintendo (siempre de la mano del talentoso Eiji Aonuma, máximo responsable de la saga) sorprendió a su audiencia con la pieza más completa jamás creada de la saga: The Legend Of Zelda, Breathe Of The Wild.

En este juego despertamos como Link luego de 100 años de inconsciencia, en un mundo post-apocalyptico (Hyrule) y sin memorias de lo sucedido. Quienes hemos jugado a algunas de las entregas de la saga estamos más que familiarizados con la eterna batalla entre Zelda y su némesis Ganon. Sin embargo, lo más novedoso (¡y lo que te atrapará por horas!) del juego no es la historia, sino el mundo en el cual nos introduce.

Con una escala sin precedentes, el mapa del juego y su modalidad 100% free roam, el sistema de salud y resistencia y la posibilidad de realizar cualquier misión de la historia desde el primer momento del juego otorgan al usuario una experiencia de libertad total dentro del mundo de nuestra infancia (ahora más grande y más completo que nunca).

A diferencia de otros Zeldas, Breathe Of The Wild nos regala una experiencia sin largos tutoriales como en otras entregas, dándonos casi todas las herramientas y armas desde el inicio del juego, y confiando en nosotros la decisión de cuándo realizar ciertas misiones o enfrentar a ciertos jefes.

Eso sí, esta libertad tiene doble filo: durante las primeras horas del juego, son MUCHAS las áreas donde de un solo ataque nos derribarán por completo, obligando a los usuarios a subir niveles con nuestro personaje, aumentar nuestra salud y resistencia y explorar el mapa antes de embarcarnos en las aventuras más difíciles de la propuesta.

La estética del juego y su resolución de alta definición (solamente la tercera entrega de Zelda tiene su juego en HD) hacen de la experiencia algo mágico e inmersivo, regalándonos amaneceres entre montañas y lagos, atardeceres en los grandes campos de Hyrule, y escalofriantes noches que nos remontan a aquellas llenas de enemigos en el “Zelda Ocarina Of Time”.

Además, la banda sonora, los efectos de sonido y el diseño “animé” terminan de redondear la obra maestra. Por lo cual, si estás buscando un juego que valga la pena para dedicarle una buena cantidad de tiempo: ¡Breathe Of The Wild es la reinvención de un clásico a los estándares exigentes de los mejores juegos de estos tiempos que necesitás!

Los juegos más esperados del segundo semestre 2022

Repasamos los lanzamientos más importantes del segundo semestre de 2022

Encuesta gamer Agosto 2022: ¿el conocimiento es sinónimo de seguridad?

Desde #GamersESET nos gustaría conocer tu opinión sobre los conocimientos tecnológicos y su vinculación respecto de la ciberseguridad y los videojuegos.

Las 10 amenazas más propagadas del mundo en julio 2022

Conoce el ranking de las diez amenazas que más se propagaron alrededor del mundo en julio de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Posts recomendados